Por una falta de talento o desarrollo técnico ciertas escenas con CGI quedan tan cutres que el espectador no llega a sentirse dentro de la historia de la película.

Por Adrián de Miguel

Madrid, 15 de diciembre (EuropaPress).- Desde que el CGI (siglas de Computer Generated Imagery, es decir, imagen generada por ordenador) irrumpieron en el mundo del cine, las posibilidades se han vuelto casi infinitas en el celuloide. Capaz de llevarnos hasta la Tierra Media, Pandora o los confines del universo, los efectos digitales han ampliado hasta el infinito las fronteras del cine. Pero… ¿qué pasa cuando la tecnología CGI no consigue sus objetivos?

Hay veces que, por una falta de talento o desarrollo técnico (que no de presupuesto) ciertas escenas con añadidos digitales quedan tan cutres que el espectador no llega a sentirse metido en la historia. Algo que para una gran superproducción puede significar la diferencia entre pasar a la historia o entrar a formar parte de ella.

Desde Matrix a King Kong. De Space Jam a La Momia pasando por Soy Leyenda o Hulk, hoy hacemos un repaso de los 10 momentos con CGI más lamentable de la historia del cine. Todos ellos vistos en grandes superproducciones hollywoodienses.

BATALLA CONTRA EL AGENTE SMITH – MATRIX RELOADED

La trilogía de las hermanas Wachowski se caracteriza por la innovación en lo que a efectos digitales se refiere. Algo que parece olvidado por los responsables de la escena de Matrix Reloaded en la que Neo se enfrenta a un ejército de Agentes Smith. Ni el perfil de los actores, ni la calidad del CGI, ni los movimientos de los personajes se ven como algo realista en una escena que, de haber sido rodada de otro modo, podría haberse convertido en un referente del cine contemporáneo.

ATAQUE DE LOS CIERVOS – THE RING 2

Ya de por sí los ciervos son un animal que, a priori, no da ningún miedo. Al fin y al cabo, pensar en un ciervo es casi sinónimo de pensar en Bambi. Pero si a esto se le suma un CGI de los más chapucero, sale una escena como la vista en The Ring 2, en la que ni la supuesta cara de terror de Naomi Watts resulta realista.

EL SURFEO DE JAMES BOND – 007: MUERE OTRO DÍA

Un rayo de la muerte persigue a Pierce Brosnan, pero él está convencido de que Muere Otro Día. Así que para escapar de su fatal destino se hace con una pequeña chapa y un paracaídas para huir de… ¿un tsunami? Más bien parece que Brosnan intenta escapar de una corriente de píxeles sin sentido que lejos de dar dramatismo a la escena, hacen que el actor se vea como un monigote sin vida frente a un mundo terriblemente irreal. Para eso habría sido mejor dejar la pantalla verde.

SAMUEL L. JACKSON MUERE – DEEP BLUE SEA

Teniendo en cuenta la inmensa cantidad de películas en las que aparece Samuel L. Jackson de una u otra forma, no resulta extraño que muera en algunas de ellas. Pero sin duda la escena en la que el actor es devorado por el escualo gigante de Deep Blue Sea es, además de una de las muertes más inesperadas del cine, una de las escenas más cutres de todos los tiempos. Eso sí, el monólogo final de Samuel que no falte.

EL REY ESCORPIÓN – THE MUMMY RETURNS

Por lo general, la saga de La Momia protagonizada por Brendan Frasier se siente a día de hoy como uno de los mejores intentos hollywoodienses de reavivar el cine de aventuras. Sin embargo, en el momento en el que El Rey Escorpión resucita en The Mummy Returns es una de las escenas peor creadas de todos los tiempos. Cuando la puerta se abre y aparece eso… uno de los mitos más grandes del antiguo Egipto cae por su propio peso. Y para colmo tiene lo que (supuestamente) es la cara de Dwayne Johnson.

MICHAEL JORDAN ES LA PELOTA – SPACE JAM

Space Jam es recordada por muchas generaciones con gran cariño. Su magistral mezcla de personajes de dibujos animados con personajes reales hizo las delicias de muchos niños y adultos. Por desgracia no se puede decir lo mismo del momento en el que Michael Jordan se transforma en CGI para ser utilizado como pelota por el malvado equipo contrincante de los Toones. Una escena que, si bien es cómica, fácilmente podría haber sido eliminada del guión.

EL PRIMER HULK – HULK

En 2003, Hulk llegaba a la pantalla de la mano de Ang Lee e interpretado por Eric Bana. Por desgracia, distaba mucho del Gigante Esmeralda visto en Vengadores. Ni las texturas, ni los movimiento, ni absolutamente nada parecía realista en una cinta que, por suerte, ya queda muy atrás.

LAS CRIATURAS DE SOY LEYENDA

Parece mentira que para una película “de zombies” para la que cortaron durante más de dos meses las calles de Broadway no fueran capaces de contratar a un grupo de extras que, adecuadamente maquillados, habrían dado la sensación de auténtica amenaza para Will Smith. Sin embargo, unos efectos digitales casposos convirtieron una buena historia, en una película lamentable.

ESTAMPIDA DE BRONTOSAURIOS – KING KONG

Si bien el magistral trabajo de Andy Serkins con el motion capture dotó al gorila más famoso de todos los tiempos de nueva vida, no se puede decir lo mismo de los Brontosaurios de Isla Calavera. No hay ningún momento de la secuencia en el que no se vea claramente que Jack Black, Adrien Brody y compañía están en realidad corriendo frente a una pantalla verde.

LOS MOVIMIENTOS DE LUCHA – CATWOMAN

La mayor parte del (poco) atractivo que tenía la película en solitario de Catwoman se basaba en el esculpido cuerpo de Halle Berry enfundado en cuero. Sin embargo, los efectos digitales de los movimientos felinos de la antiheroína eran tan pobres, que hacen que la película pierda la escasa dignidad que le quedaba.