Aunque el Guadalajara se puso arriba en el marcador desde los primeros minutos, los nipones supieron responder y le dieron la vuelta.

Guadalajara ha fracasado en el Mundial de Clubes. Eliminado en la primera ronda frente al Kashima Antlers de Japón. Foto: Especial

Ciudad de México, 15 de diciembre (ASMéxico/SinEmbargo).–Un buen primer tiempo que no se ha reflejado con más goles. Un polémico penal en contra. Un mal complemento que termina por derrumbar la ilusión rojiblanca. Papelón de Chivas. Eliminado en la primera ronda del Mundial de Clubes de Emiratos Árabes Unidos, tras caer por 3-2 frente al japonés Kashima Antlers.

Mejor arranque, imposible. Apenas se han jugado pocos segundos cuando viene el primer latigazo de Chivas. Isaac Brizuela toma el balón en medio campo y desde ahí comienza la carrera. Con un autopase se quita a dos rivales. Mete el acelerador. Descuelga por el costado izquierdo. Levanta la mirada.

El centro del “Conejo” es preciso. Techa a la defensa. Ángel Zaldívar se eleva y gana por arriba. El cabezazo es cruza, toma al guardameta a contrapié. Alcanza a tocar la redonda, pero no evita que termine en las redes. Gol de vestidor. El Rebaño Sagrado se pone en ventaja apenas a los dos minutos y 32 segundos de acción, en el Estadio Hazza Bin Zayed, de Al Ain.

Guadalajara es dueño absoluto de la primera parte. Kashima apenas puede responder tibiamente con un disparo del brasileño Leandro, que el arquero Raúl Gudiño atrapa con seguridad de manos, al ‘13. El cuadro japonés logra equilibrar durante algunos minutos, pero el cuadro rojiblanco mantiene la pelota en los pies y acelera en busca del segundo en la recta final.

Las oportunidades aparecen, una tras otra. Primero, Hedgardo Marín gana por arriba un tiro de esquina, pero el cabezazo se va por encima, al ‘33. Seis minutos más tarde, el guardameta Kwon Suntae le roba el segundo tanto a Chivas, al desviar con grandes reflejos un zurdazo cruzado de Ángel Zaldívar, dentro del área.

Isaac Brizuela, el hombre más peligroso del Rebaño Sagrado se atreve al disparo casi en la línea de fondo, sin ángulo y aunque el portero desvía, el árbitro no marca el tiro de esquina al ‘42. Ya en tiempo agregado, Orbelín Pineda controla en la orilla del área, saca un derechazo y revienta el travesaño. Chivas genera, pero no concreta para sentenciar el partido. Eso en el futbol suele ser un pecado mortal.

Lo paga muy pronto el equipo tapatío, apenas en el arranque de la segunda parte. La descolgada empieza con un despeje del portero. Toma a Chivas muy mal parado. La bola llega hasta Shoma Doi, por izquierda. Jair Pereira no alcanza a tapar el centro raso. Hedgardo Marín se queda atrás en la carrera y permite que Ryota Nagaki simplemente empuje el 1-1 para el cuadro japonés, al ‘48.

Más tarde, aparece la polémica, cuando el silbante marca una falta de Michael Pérez sobre Doi, dentro del área. El señalamiento parece rigorista, hay protestas de los rojiblancos, pero el penal está decretado, no se revisa en el VAR y el brasileño Serginho cobra de buena manera, engañando a Gudiño para el 2-1. Chivas se cae y le remontan al minuto 68.

Cerca del final, de nuevo queda mal parada la defensa de Chivas. Koki Anzai recorta a Josecarlos Van Rankin y toca hacia atrás. Jair Pereira no sale a tapar el disparo, consiente al rival y no desaprovecha Hiroki Abe, quien dispara con potencia para vencer a Gudiño. El 3-1, al ‘84, aniquila anímicamente al Rebaño Sagrado.

Con desesperación, Chivas se lanza al frente. El arquero saca de la línea un cabezazo de José de Jesús Godínez, al ‘90. Dos minutos después, Jair Pereira recibe una falta en el área que el árbitro no ve. Se revisa en el VAR y se marca. Alan Pulido cobra, le ataja el guardameta y en el contrarremate, el 9 rojiblanco empuja el 3-2 definitivo. Ya no le alcanza el tiempo para más.

Guadalajara ha fracasado en el Mundial de Clubes. Eliminado en la primera ronda frente al Kashima Antlers de Japón. Y el sueño de enfrentar al Real Madrid será solamente eso…

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ASMÉXICO. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.