Desde Ciudad del Carmen, Campeche, el Presidente Andrés Manuel López Obrador expuso que se  invertirá donde hay petróleo y cuesta menos extraerlo, porque, “por razones inexplicables, a veces la inversión pública se orienta donde no hay petróleo o es escasa la rentabilidad, donde no hay negocio para la Nación”, aclaró.

Desde el Puerto Industrial “Laguna Azul”, ubicado en la Terminal 1 de Pemex, planteó que se está haciendo un esfuerzo importante al aplicar un plan de austeridad republicana y con los ahorros se va a realizar el plan de rescate.

Ciudad de México, 15 de diciembre (SinEmbargo).– Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, consideró que “se rayaban” con Petróleos Mexicanos (Pemex), “era una exageración” la corrupción que ahora tiene a la empresa en crisis.

Durante la presentación del Plan Nacional para la Producción de Hidrocarburos, aseguró que por la corrupción se está hundiendo el país. Con lo que dejaron, agregó, y con un recto proceder, vamos rescatar a nuestro querido México y a la industria petrolera nacional.

El tabasqueño afirmó este sábado en Ciudad del Carmen, Campeche, que no hace falta puntualizar más sobre los errores y el fracaso de la política petrolera del Gobierno anterior. Ahora, añadió, hay que ver hacia adelante.

Implica un reto y un desafío para todos duplicar la producción a finales del sexenio, con un plan bastante realista que puede alcanzar los resultados, añadió en el marco de la presentación del programa con el que el Gobierno federal pretende rescatar Pemex.

“Es muy importante la participación de las empresas que trabajan en la industria petrolera porque no podríamos llevar a cabo este plan sin las empresas que han estado trabajando muchos años en la exploración y la refinación del petróleo”, destacó.

Es un momento decisivo en la historia del país y de la industria petrolera. “No exagero, es algo como lo que se hizo en 1938, es un nuevo rescate de Petróleos Mexicanos”, aseveró el mandatario la mañana de este sábado.

Vamos a invertir, expuso, donde sabemos que hay petróleo y que nos cuesta menos extraerlo, porque, “por razones inexplicables, a veces la inversión pública se orienta donde no hay petróleo o es escasa la rentabilidad, donde no hay negocio para la Nación”, aclaró.

Desde el Puerto Industrial “Laguna Azul”, ubicado en la Terminal 1 de Pemex, López Obrador planteó que se está haciendo un esfuerzo importante al aplicar un plan de austeridad republicana y con los ahorros se va a realizar el plan de rescate.

Es una situación de emergencia, es una vergüenza que estemos comprando petróleo crudo para nuestras refinerías, dijo. El plan, admitió, puede llevarnos tres años o seis años, “pero vamos a dejar a los nuevos gobiernos un proyecto a futuro”.

AMLO pidió a los trabajadores y a los dirigentes sindicales que le ayuden para que también haya democracia en el Sindicato Nacional de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (SNTPRM). Los trabajadores van a votar libremente por sus líderes, insistió el Presidente.

Y finalizó con un compromiso que hizo de campaña: “Pemex sí va a mudar a Ciudad del Carmen”; aquí, dijo, va a estar la dirección general de Pemex. “¿Dónde está la Dirección de Exploración y Producción?”, preguntó AMLO. Y los asistentes le respondieron que en la Torre de Pemex. “¿Qué hace allá?”; cuestionó. “Aquí es donde se necesita”, culminó ante el aplauso de los asistentes.

Por su parte, Octavio Romero Oropeza, director de Petróleos Mexicanos (Pemex), dijo que la petrolera se convertirá de nuevo en la palanca de desarrollo de México, a pesar de que hoy tiene su peor producción de crudo en la historia, al presentar el Plan Nacional para la Producción de Hidrocarburos de la empresa en los próximos seis años.

La situación, reconoció el titular de Pemex, “es alarmante”. El día de hoy se explota la misma cantidad de crudo que hace 40 años, con el agregado que actualmente se importa más que nunca, añadió. La caída de la producción comenzó en 2005 y no se ha detenido, debido a que la inversión se detuvo drásticamente a partir de 2014.

Como consecuencia de la falta de inversión, no hubo incorporación de nuevas reservas, señaló el funcionario. Además, durante los últimos 12 años el 41 por ciento de la inversión se destinó a aguas profundas, donde se tendrá la primera gota de petróleo en 2025.

Los gobiernos anteriores, agregó, de manera sistemática drenaron el dinero de la empresa y le apostaron a la Reforma Energética, creyendo que los particulares harían fuertes inversiones. Esperaban 3 millones de barriles diarios en 2018, pero apenas se llega a un millón, precisó.

En las rondas de licitación se entregaron 110 contratos a 74 empresas; es decir, se les asignó un sexta parte del total a explorar en el país, explicó Romero Oropeza. Se esperaban 160 mil millones de dólares, pero la inversión realizada sólo alcanzo 750 millones de dólares hasta este año, afirmó.

En el evento, subrayó que la única vía es el rescate de Petróleos Mexicanos con la intervención del Gobierno federal, por lo que se comprometió a estabilizar la producción en 2019 para que al final de año se vea el repunte. Lo lograremos, dijo, con el apoyo de las compañeras y compañeros que laboran en Pemex y que son su principal activo, destacó el funcionario.

En tanto, Alejandro Moreno Cárdenas, Gobernador de Campeche y presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), destacó que Ciudad del Carmen y la entidad serán impulsadas para que crezca la industria petrolera a través de un trabajo conjunto.