Author image

Martín Moreno-Durán

15/12/2021 - 12:05 am

AMLO: 58% de aprobación

A la mitad del camino, AMLO registra resultados muy negativos para la mayoría de la población, pues se ha centrado, principalmente, en financiar a sus bases sociales-electorales con fines de beneficio en las urnas.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador.
“A la mitad del camino, AMLO registra resultados muy negativos para la mayoría de la población, pues se ha centrado, principalmente, en financiar a sus bases sociales-electorales con fines de beneficio en las urnas”. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro

+ Perdió 22 puntos

+ Nada qué presumir

López Obrador llega justo a la mitad de su Gobierno con una aprobación ciudadana del 58 por ciento (Fuente: diario Reforma. 1/Diciembre/2021), mucho más baja que su odiado Salinas de Gortari, que en el mismo periodo apabullaba con un 77 por ciento de respaldo popular. Debajo de Zedillo, que registraba 60 por ciento. Empatado con Fox y sólo seis puntos arriba de Felipe Calderón, a quien el tabasqueño no pudo derrotar en 2006. De Peña Nieto (39 por ciento) mejor ni hablar: todos lo rebasan.

¿Por qué tomamos como referencia las encuestas de Reforma? Por una razón de peso periodístico: porque han sido las más certeras desde 2012. Sus márgenes de error se han ubicado entre lo aceptable: entre 3 y 5 puntos promedio.

Tres botones de muestra comprueban lo certeras que han sido las encuestas de Reforma:

En 2015, mientras la mayoría de las encuestas retrataban que la elección para gobernador en Nuevo León estaba “a tercios”, con las mismas posibilidades en porcentaje para el PRI, PAN y el candidato independiente Jaime Rodríguez, Reforma aseguraba que El Bronco ganaría con 52 por ciento de la votación. Rodríguez ganó la gubernatura con 49 por ciento de los votos, dejando al segundo lugar a 25 puntos de distancia.

En la presidencial de 2012, cuando algunas encuestas (Buendía & Laredo, por ejemplo) le daban el triunfo a Enrique Peña Nieto hasta por… ¡33 puntos de diferencia sobre López Obrador!, o bien está el caso de GEA-ISA que le otorgaba al mexiquense una victoria hasta por 20 puntos, Reforma apuntaba a una victoria de EPN sobre AMLO por sólo 3 puntos de diferencia promedio. Peña ganó, finalmente, por 7.5 puntos sobre AMLO.

En junio de 2018, Reforma adelantó que AMLO ganaría la Presidencia con el 51 por ciento de la votación. El tabasqueño obtuvo el 53 por ciento. Su pronóstico fue muy atinado.

Así, desde hace casi diez años, las encuestas de Reforma han sido las más certeras. Y no lo interpreta el columnista. No. Allí están las cifras para quien las quiera comprobar. Esas no mienten.

Y la encuesta de Reforma del pasado uno de diciembre, al cumplirse la mitad del Gobierno de López Obrador, indica que el tabasqueño trae 58 por ciento de respaldo ciudadano. Nada de qué presumir: por debajo de Salinas y Zedillo, empatado con Fox, cercano a Calderón y sólo superando a Peña.

Nada de qué presumir por parte de AMLO. Nada de “aprobación histórica” ni delirios fanáticos por el estilo. Su nivel de respaldo ciudadano a la mitad del Gobierno está en promedio de los últimos cinco presidentes (con excepción de EPN), y no se le puede considerar récord ni mucho menos histórico. En todo caso, una aprobación aceptable. Y ya.

En febrero de 2019, AMLO alcanzaba “picos” de 80 por ciento de aprobación ciudadana.

En diciembre de 2021 – casi tres años después- anda en 58 por ciento. Es decir: 22 puntos menos de aprobación, que de acuerdo a los especialistas en mediciones electorales, son alrededor de 10 millones de votos perdidos, desplome en votación que se reflejó en la elección intermedia de junio pasado, sobre todo, con la debacle de Morena en la Ciudad de México.

En prácticamente todas las encuestas, el Gobierno de López Obrador sale reprobado: en economía, en seguridad, en salud, en empleo, en crecimiento, en pandemia. Basta ver una medición:

En la pasada encuesta de Reforma, 61 por ciento señala que el país no está preparado para enfrentar una nueva ola de COVID-19.

Y es que los ciudadanos perciben el fracaso del régimen de López Obrador en prácticamente todos los órdenes de Gobierno, y por eso la aprobación ciudadana de AMLO se ubica en 58 por ciento, que si bien es aceptable, tampoco es la más alta de la historia a la mitad del camino ni mucho menos es cifra récord, como nos quieren vender las voces y plumas a su servicio. Puede considerarse, en todo caso, un nivel de respaldo bueno a secas.

Los ciudadanos ya no se chupan el dedo. Allí están las cifras irrebatibles que muestran el fracaso, hasta ahora, del Gobierno de AMLO:

  • Inflación fuera de control que en realidad no es del 7.3 por ciento de aumento, como señala Banxico. Para los consumidores, el incremento de precios generalizado fluctúa entre el 30 y 50 por ciento. A la mitad del sexenio de AMLO, la inflación doblega a la economía popular y ha pulverizado los micro aumentos al salario mínimo. A diciembre, el deterioro del poder adquisitivo ha sido del 2.1 por ciento, el mayor desde octubre de 2017, de acuerdo a cifras de la Secretaría del Trabajo.
  • 10.8 millones de desempleados en este régimen.
  • Más de un millón de empresas quebradas por abandono del Gobierno durante la pandemia.
  • 15 millones de mexicanos se quedaron sin derecho a la salud pública.
  • 6.3 millones de mexicanos pasaron, durante el régimen obradorista, de la clase media a la pobreza.
  • Salida de capitales por 15 mil millones de dólares en enero-noviembre de este año (Banxico).
  • 104 mil ejecutados desde diciembre de 2018.
  • Más de 600 mil muertos efectivos por la pandemia, según cifras de la propia Secretaría de Salud.
  • Escasez de medicinas.

Un desastre, pues.

*****

Lo hemos escrito en esta columna: de nada sirve un Presidente popular si a cambio ofrece un país empobrecido, inseguro, insalubre, militarizado y con perspectivas desalentadoras. A la mitad del camino, AMLO registra resultados muy negativos para la mayoría de la población, pues se ha centrado, principalmente, en financiar a sus bases sociales-electorales con fines de beneficio en las urnas.

Por eso anda en 58 por ciento de aprobación ciudadana.

Nada qué presumir.

Y seguirá cayendo.

TW @_martinmoreno

FB / Martin Moreno

[email protected]

Martín Moreno-Durán
Periodista. Escritor. Conductor radiofónico. Autor de los libros: Por la mano del padre. Paulette, lo que no se dijo. Abuso del poder en México. Los demonios del sindicalismo mexicano. El Derrumbe Retrato de un México fallido. El Caso Wallace. 1/Julio/2018: Cambio Radical o Dictadura Perfecta, y de la novela Días de ira.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas