Los productos hechos en China y comercializados en Estados Unidos han sustituido a los elaborados en México. De acuerdo con un estudio del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, en el año 2000 los productos de origen mexicano prevalecían en el mercado estadounidense en un 137 por ciento, pero en 2017 se contrajeron hasta 63.4 por ciento.

El estudio explica que China relegó a un segundo y hasta tercer término tanto a Canadá como a México en el mercado de Estados Unidos.

Ciudad de México, 16 de enero (EconomíaHoy/SinEmbargo).– La sustitución de los productos industriales elaborados en México y comercializados en América del Norte fueron desplazados por lo Hecho en China, pues en el 2000, los productos de contenido mexicano prevalecían hasta en un 137 por ciento en relación a los importados de China por Estados Unidos y para 2017, se contrajeron hasta 63.4 por ciento, de acuerdo con datos del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

El informe elaborado por el IDIC detalla que hasta el tercer trimestre de 2017 las importaciones totales de bienes de Estados Unidos se elevaron 6.7 por ciento.

En el mismo periodo sus compras a China lo hicieron 8.5 por ciento y a México 6.1 por ciento. Sin embargo, en el 2000 la proporción de productos de origen mexicano respecto a los importados de China por Estados Unidos fue de 137 por ciento, mientras que para el 2017 fue de solo 63.4 por ciento, un retroceso respecto al 64.9 por ciento prevaleciente en 2016.

“Se ha perdido la sincronía que existía tanto en el ciclo industrial como en el de las manufacturas, principalmente entre México y Estados Unidos, derivado de la política económica de Donald Trump: con la salida de empresas manufactureras de la región, se rompieron los encadenamientos productivos en América del Norte y se trasladaron hacia el Pacífico Asiático, de donde ambas naciones importan la mayoría de los insumos intermedios para su industria”, subrayó José Luis de la Cruz, director del IDIC.

Además, en los sectores que generaban la sincronía de los ciclos industriales de ambas naciones (grupos de bienes que contabilizan 74 por ciento de las exportaciones de México a Estados Unidos) se observa que la pérdida de mercado respecto a China fue mayor al total.

La proporción en maquinaria y equipo eléctrico y electrónico disminuyó de 48.7 por ciento a 43.5 por ciento, la maquinaria y equipo mecánico, equipo de cómputo bajó de 52.5 por ciento a 49.2 por ciento, muebles tuvieron un retroceso de 39.1 por ciento a 33.4 por ciento, los plásticos y sus derivados una minusvalía de 33.2 a 31.6 por ciento.

El estudio explica que el ingreso de China a la OMC, el trato de Nación más Favorecida que Estados Unidos le otorgó, la utilización de sus ventajas comparativas (como el bajo costo laboral) y el desarrollo de ventajas competitivas (gracias a la política industrial desarrollada por su modelo económico de Capitalismo de Estado), permitieron que China relegara a un segundo y tercer término tanto a Canadá como a México en el mercado de Estados Unidos.

La matriz exportadora de las manufacturas mexicanas es muy similar a la China, salvo en algunos casos, como el automotriz y el aeronáutico, “México carece de una política industrial y comercial activa que garantice una libre competencia entre ambas naciones. Gracias a ello, y a la exitosa estrategia de China, sería factible que la sustitución siga avanzando”, advirtió.

En el 2000 la proporción de productos de origen mexicano respecto a los importados de China por EU fue de 137 por ciento. Foto: EconomíaHoy

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE EconomíaHoy. Ver ORIGINAL AQUÍ. Prohibida su reproducción