El director ejecutivo de Emergencias Sanitarias refirió que se han reportado más de cuatro mil casos de COVID-19 y 50 decesos por día en Manaos. Además de los dos mil pacientes hospitalizados con coronavirus, unas 400 personas se encuentran “en espera” de ser internadas en alguna institución médica.

Ciudad de México, 16 de enero (RT).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este viernes sobre el rápido crecimiento de los contagios por COVID-19 registrado en los últimos días en los países de Sudamérica y de América Central.

El director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, dijo en conferencia de prensa que el organismo ha visto “un rápido aumento exponencial de casos en varios países de América”.

“Si vas al Cono Sur de América, en Argentina, en Chile, en Paraguay, en Uruguay, en Brasil, estamos viendo dificultades allí”, dijo el funcionario del organismo.

Ryan hizo especial énfasis en el “fenómeno de rápida aceleración de casos” que se ha visto en el centro y sur de América Latina.

CRISIS EN AMAZONAS

El funcionario de la OMS también habló sobre la crisis sanitaria en el estado brasileño de Amazonas, en particular, en su capital, Manaos, en donde la saturación hospitalaria y la escasez de oxígeno para atender a los pacientes críticos con COVID-19 obligó al Gobierno local a pedir ayuda a cinco estados para coordinar el traslado y la atención de 235 personas con coronavirus en estado crítico.

“La situación en Amazonas, y en particular, en Manaos, se ha deteriorado significativamente durante las últimas dos semanas”, dijo Ryan.

El director ejecutivo de Emergencias Sanitarias refirió que se han reportado más de cuatro mil casos de COVID-19 y 50 decesos por día en Manaos. Además de los dos mil pacientes hospitalizados con coronavirus, unas 400 personas se encuentran “en espera” de ser internadas en alguna institución médica.

Pese a destacar la situación de emergencia en Amazonas, Ryan apuntó que los estados brasileños de Rondonia y Amapá registran tasas de positividad de coronavirus muy altas, de 54 por ciento y 46 por ciento, respectivamente.

Ryan explicó que pese a que las vacunas podrían ser la “luz al final del túnel”, los países deben continuar implementando las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias para reducir la propagación de contagios, incluyendo las medidas de aislamiento social.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.