La versión indicó que el incidente ocurrió el pasado jueves, en una vivienda en la localidad de Rockville, hasta donde llegó la Policía tras ser alertada sobre una persona que había sido herida en el cuello.

Washington, 16 feb (EFE).- Sophia Negroponte, hija del ex director nacional de Inteligencia de EU John Negroponte, fue detenida en el estado de Maryland bajo cargos de asesinato en primer grado, después de que presuntamente agrediera con un cuchillo a un joven de 24 años, reveló este domingo la prensa local.

La joven, de 27 años y que es una de los cinco niños que el ex funcionario adoptó en Honduras cuando fue diplomático en ese país en los años 80, permanece en el centro de detención del condado de Montgomery, detalló el diario The Washington Post.

John Negroponte fue Embajador de EU en Honduras y México, así como subsecretario de Estado y el primer director Nacional de Inteligencia, designado en 2005 por el entonces Presidente George W. Bush.

La versión indicó que el incidente ocurrió el pasado jueves, en una vivienda en la localidad de Rockville, hasta donde llegó la Policía tras ser alertada sobre una persona que había sido herida en el cuello.

Negroponte y Yousuf Rasmussen veían televisión junto a una tercera persona que no fue identificada y a quien se le denominó como testigo. Ambos, detalla la información, habían estado bebiendo.

De repente empezaron a discutir e incluso forcejearon en el piso y se calmaron, explicó el testigo a la policía, y afirmó que luego volvieron a enfrascarse en un alegato.

El testigo, según el diario, dijo que Rasmussen empezó a buscar su mochila para tomar su teléfono móvil y que vio a Negroponte sacar un cuchillo cubierto con una funda de un cajón en la cocina y arremeter contra el joven de una manera que describió como “agresiva”.

La acusada admitió parte de la declaración del testigo y aseguró que habían discutido por un “tema tonto”, se calmaron y luego tuvieron un nuevo altercado, de acuerdo con la versión periodística.

Los detectives indicaron en su informe que la chica, quien tenía cortadas en la mano derecha, solo recordaba haberle quitado un cuchillo del cuello a Rasmussen y acostarse encima de él mientras gritaba para que no se muriera.

“Ella tiene nuestro total apoyo”, dijo en una breve entrevista Diana Negroponte, madre de la acusada, quien indicó que la chica “estaba tratando de vivir sola y asistir a la universidad”.

“La amamos profundamente”, puntualizó.