Derivado del enfrentamiento, al menos 20 personas resultaron heridas. De acuerdo con los primeros reportes, estudiantes encapuchados de la Normal Rural de Mactumactzá marchaban sobre el libramiento norte a Tuxtla Gutiérrez, pero fueron contenidos por elementos policiacos.

Ciudad de México, 16 de febrero (SinEmbargo).- La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, condenó los hechos ocurridos la mañana de este domingo en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en donde elementos de la policía estatal se enfrentaron con normalistas para retirar un bloqueo, y exigió al Gobierno del estado que tome las acciones necesarias para castigar a los responsables.

Derivado del enfrentamiento, al menos 20 personas resultaron heridas. De acuerdo con los primeros reportes, estudiantes encapuchados de la Normal Rural de Mactumactzá marchaban sobre el libramiento norte a Tuxtla Gutiérrez, pero fueron contenidos por elementos policiacos.

A raíz de estos actos, la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) señaló que lo ocurrido debe ser investigado de forma exhaustiva, por lo que exigió al Gobierno de Rutilio Escandón que tome las medidas necesarias para castigar a los responsables de esta agresión.

Mediante una publicación a través de su cuenta de Twitter, Sánchez Cordero también expresó su respaldo a los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa

“Lo sucedido hoy en Chiapas demanda una investigación exhaustiva. Desde la  @SEGOB_mx exigimos al @ChiapasGobierno que tome todas las medidas necesarias para aclarar los hechos y castigar a los responsables. Los padres de los normalistas de Ayotzinapa cuentan con mi respaldo”, publicó.

Alejandro Encinas, Subsecretario de Derechos humanos, población y migración, exigió al Gobierno chiapaneco que brinde atención médica a tres de los jóvenes que resultaron con lesiones derivado de esta situación, además de que urgió a las autoridades para que lleven a cabo una investigación para castigar a los responsables de ordenar dicha agresión.

“Exijo @ChiapasGobierno la atención médica inmediata y especializada a los jóvenes agredidos por la policía estatal. José Antonio Flores, Javier López Bernal, Alex Álvarez. Urge la investigación y castigo a los responsables de dar la orden de reprimir a la caravana de #Ayotzinapa”, publicó en sus redes sociales.

Por su parte, el Gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, aseguró que su administración condena y castigará cualquier acto de provocación y violencia.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario estatal expresó su solidaridad con los padres de los normalistas de Ayotzinapa.

“En Chiapas prevalece la justicia, respetamos los derechos humanos y todo tipo de libertades. Cualquier acto de provocación y violencia se condena y se investiga. Nos sumamos con los padres y maestros de Ayotzinapa en la búsqueda de sus hijos, bienvenidos a Chiapas”, apuntó.

En tanto, Héctor Astudillo, Gobernador de Guerrero, reprobó las agresiones en contra de la caravana conformada por los padres de los normalistas y aseguró que se puso en contacto con representantes del movimiento para conocer el estado de salud de las personas lesionadas.

En su posicionamiento, el Edil expresó su solidaridad y ofreció su respaldo a los estudiantes y sus familiares.

Familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y un grupo de normalistas fueron desalojados este domingo por la policía en el estado suroriental mexicano de Chiapas, en un enfrentamiento que dejó a cinco personas heridas, dos de ellas de gravedad.

Los familiares y normalistas llegaron esta mañana a la Escuela Normal Rural Mactumactzá de Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas, como parte de la gira que están haciendo por todos los centros educativos de México donde son formados los futuros maestros.

Policías antimotines disolvieron el grupo, que estaba animando a sumarse a una manifestación para exigir justicia por la desaparición en 2014 de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero.

Las fuerzas de seguridad utilizaron gases lacrimógenos contra los familiares de los normalistas desaparecidos e hirieron de gravedad a un estudiante de la escuela de Ayotzinapa y a otro de la de Mactumactzá, quienes recibieron impactos de balas de goma.

El portavoz de los padres de los 43, Felipe de la Cruz, dijo a Efe que denunciarán estos hechos violentos y arremetió contra el Gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), partido del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

“La postura es que exijamos la destitución de los funcionarios, principalmente el Gobernador y el Fiscal que ordenó el desalojo, porque de nada sirve tener un Gobierno supuestamente de izquierda que ataque al pueblo únicamente por manifestarse”, expresó.

BLOQUEO EN AUTOPISTA DEL SOL

Los estudiantes que bloqueaban la Autopista del Sol al sur de la capital se retiraron a las 2 de la tarde.

En el lugar, el Subsecretario de Asuntos Políticos del Gobierno estatal, Martín Maldonado, informó que los dos estudiantes heridos en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, habían sido traslados a una clínica privada.

Indicó que las autoridades del estado continuarán dando seguimiento al estado de salud de los normalistas heridos.

A su retiro, los estudiantes de la normal de Ayotzinapa se llevaron un camión de la empresa Soriana que fue retenido en el bloqueo.

El abogado de los padres de los 43 normalistas, Vidulfo Rosales, quien se encuentra en Chiapas, confirmó el traslado de los estudiantes a una clínica privada, y detalló que la situación de uno de los estudiantes es crítica, tiene fractura en el cráneo y un coágulo de sangre en el cerebro.

– Con información de EFE y El Sur