El sistema de verificación fue alcanzado por corruptelas desde hace mucho tiempo, lo cual ha provocado que cada vez más autos puedan transitar, coinciden organismos civiles. “Si tuviéramos un sistema de verificación vehicular libre de corrupción no diríamos nada, pero está claro que los hologramas se pueden conseguir con ‘mordidas'”, acusó El Poder del Consumidor.

Ciudad de México, 16 de marzo (SinEmbargo).– La situación de contaminación en el aire que vive la Ciudad de México es definida como una “emergencia capitalina” por el experto Daniel Zamudio, coordinador de Transporte Eficiente de la organización El Poder del Consumidor; el principal causante de las emisiones que estamos respirando es el colapso vial, dijo a SinEmbargo.

La causa raíz de la contaminación del aire, en palabras del experto, es el alto número de vehículos que están circulando hoy en día en la Zona Metropolitana, pues ya son 5.5 millones los que recorren la capital diariamente, y 250 mil autos cada año se integran a la estadística.

El especialista enfatizó en que “las malas decisiones recientes de la autoridad capitalina y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)” han provocado este colapso, ya que han permitido hacer cambios en el Hoy No Circula con lo que los autos pueden obtener holograma Cero con sólo pasar la verificación, sin importar su antigüedad. “Eso está desencadenando que entren más coches en circulación, pues se revisaron más de 600 mil vehículos en los últimos ocho meses”, por lo que ese fallo es “absurdo”.

Por si faltara otro punto negativo, Zamudio señaló que el sistema de verificación ha sido alcanzado por corruptelas desde hace mucho tiempo, lo cual ha provocado que cada vez más autos puedan transitar: “si tuviéramos un sistema de verificación vehicular libre de corrupción no diríamos nada, pero está claro que los hologramas se pueden conseguir con mordidas”, dijo.

“Lo absurdo es que esto se ha dado desde hace años, no es posible que las autoridades no hayan podido implementar un sistema con tecnología de punta en el que no se tenga que seguir comprando, corrompiendo este tipo de normas”, agregó.

Lo más grave de la situación, expuso, es que el 60 por ciento de la contaminación atmosférica en el Valle de México es causada precisamente por los automotores, por ello, calificó como “un fracaso rotundo” el programa Hoy No Circula, que opera en en nuestra ciudad desde finales del año 1989, “no sólo por esta última decisión, si no desde los primeros cambios que hubo (en 2003 fue restringida la circulación al 7.6 por ciento de los automóviles en la CdMx cada día de la semana, cuando la propuesta original era del 20 por ciento)”.

Durante el periodo de julio de 2015 a la fecha “pudimos vivir un congestionamiento ya fatal en las principales arterias, hemos registrado velocidades inferiores a los 8 kilómetros por hora en horas pico. La ciudad se convirtió en el estacionamiento más grande del país, los tiempos de viaje son de más de 5 horas”, puntualizó.

Promo

MANCERA HA DADO POCOS PASOS

Desde la llegada de Miguel Ángel Mancera Espinosa al poder, en 2012, “en la CdMx se han dado pocos pasos y muy despacio para mejorar el transporte público y la movilidad aquí en el Valle de México, hay línea del Metrobús, unos cuantos kilómetros de ciclovías, pero no se está fortaleciendo a la velocidad que necesita la ciudad, o sea, esta situación del colapso vial, del deterioro en la calidad de vida, es lo que está mermando la vida cotidiana de todos los capitalinos”, declaró.

“Estamos atrasados nosotros 20 años en comparación con ciudades europeas, en donde la gente se mueve a través de bicicletas y a pie a sus trabajos, a sus destinos. La Ciudad de México se ha hecho y se ha construido para el auto y no para el peatón”, abundó.

De acuerdo con el documento Zona Metropolitana y Valle de México hacia el colapso vial, del Poder del Consumidor (EPC), se estima que para el año 2020 el parque vehicular en la mega-urbe llegará a 7.5 millones de coches y a 9.5 millones para el 2030. Cabe señalar que en 1990, la capital no llegaba ni a los 2 millones de vehículos y para el 2008 ya rebasaba los 5 millones.

Ante este panorama, Zamudio urgió a las autoridades de todos los niveles a establecer planes a corto, mediano y largo plazo:

“A largo plazo, regular y prohibir ya los asentamientos irregulares en la periferia, la mancha urbana se está expandiendo demasiado, lo cual implica viajes más largos y la gente compra autos por la misma situación. Por otro lado, tiene que haber de manera transversal un impulso fuertísimo y acelerar la implementación de más líneas del Metrobús y más líneas del Mexibús deben estar conectadas a nivel metropolitano”.

Ayer, los sistemas de transporte colectivo Metro y Metrobús ofrecieron servicio gratuito en todas sus líneas, lo mismo que la red M1, antes Red de Transporte de Pasajeros (RTP), y Transportes Eléctricos (STE) como respuesta a la Contingencia Ambiental por ozono que se mantiene en la capital, no obstante, la ONG acusó que dicha medida no es suficiente para bajar los altos niveles de contaminación suspendidos en el aire, ya que sólo funcionan como un “parche” que no atiende de fondo la verdadera problemática que representa el parque vehicular.

Si a nivel local las autoridades “no se ponen las pilas, a nivel federal tendría que haber ya una sensibilidad y dar una orden porque el Valle de México se está sumergiendo ya en un colapso en estos temas”, subrayó.

Zamudio hizo un llamado al Presidente Enrique Peña Nieto y a Mancera para que implementen acciones con el fin de reducir el problema, ya que “principalmente las personas están muriendo por respirar aire contaminado, ya no hay aire limpio aquí en la ciudad y además de eso, la competitividad como ciudad está en juego”. Y agregó que esta situación afecta económicamente, incluso a nivel nacional:

“Simplemente estos problemas de contaminación y colapso vial provocan una pérdida del 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), ya estamos hablando de emergencia en el Valle de México y lo vemos también en Monterrey, Guadalajara, Puebla, Toluca, estamos hablando de entre el 4 y 5 por ciento del PIB que se está perdiendo porque las ciudades se están colapsando”, aseveró.

Poder señaló que de acuerdo con estudios del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), las deficiencias en la movilidad metropolitana provocan una pérdida de 3.3 millones de horas hombre al día, esto equivale a un valor del tiempo de 33 mil millones de pesos perdidos por el congestionamiento.

Promo (1)

EN PELIGRO, SALUD DE LOS CAPITALINOS

De acuerdo con el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Cenapra), cada año mueren más de mil personas en accidentes viales en la CdMx y cerca de mil 800 en el Edomex. Alrededor del 51 por ciento de las víctimas involucradas en accidentes viales son peatones. En todo el país, entre los 5 y los 35 años de edad, los accidentes viales son la primera causa de muerte.

Datos de 2008 de la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), revelan que ocurren 4 mil muertes al año en la zona metropolitana por enfermedades respiratorias asociadas a la mala calidad del aire y son precisamente los autos particulares el principal responsable, ya que estos generan 60 por ciento de contaminación por partículas suspendidas.

“La contaminación es una agresión muy fuerte hacia el organismo, hay partículas que le llaman PM2.5 micras, las cuales son tan pequeñas que no existe ninguna membrana en las vías respiratorias que las bloquee, o sea, las partículas entran directamente a los pulmones y por eso que están tan latentes las enfermedades respiratorias”, dijo Zamudio.

Cada año mueren en el mundo 12.6 millones de personas a causa de la insalubridad del medio ambiente, como es la polución del aire, el agua y el suelo, la exposición a los productos químicos, el cambio climático y la radiación ultravioleta, que contribuyen a más de 100 enfermedades o traumatismos, alertó este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿LA SOLUCIÓN?

Autoridades locales y federales, académicos, organizaciones civiles y sociedad en general deben trabajar en conjunto para mitigar el problema: “no hay de otra, se tienen que restringir ya zonas para la entrada de vehículos, como en el centro histórico. No es una agresión al automovilista, simplemente es usar de manera racional el auto, no se podrá castigar al automóvil, si por el otro lado, no hay un transporte público de calidad: tienen que haber trabajos de forma paralela”, exhortó.

Zamudio invitó a los ciudadanos que usan de manera habitual el automóvil a que “por lo menos uno o dos días a la semana usen el transporte público –sabemos que el transporte público también está colapsado, que varias líneas están saturadas–, pero será de mucha ayuda que por lo menos unos cuantos cientos o miles de personas dejen su auto”.

Según EPC, debe de existir un equilibrio en el espacio; es decir, lograr una convivencia armónica entre peatones, ciclistas, transporte público y automóvil privado. Algunas de las acciones estratégicas para reducir el uso del automóvil privado son:

1. Controlar, tarificar y restringir la oferta de estacionamientos (parquímetros).

2. Establecer impuestos verdes para automóviles y dichos ingresos etiquetarlos para inversiones en transporte público y movilidad no motorizada.

3. Implementar políticas de reducción de la demanda del automóvil como cargos por congestión, carriles de alta ocupación, programas escolares y corporativos de transporte colectivo (Pumabús, Ciudad Universitaria) y estacionamientos park and ride, de manera que cualquier automovilista tenga la alternativa de estacionar su auto en Centros de Transferencia Modal (paraderos), bajar de su vehículo e ingresar a un sistema de transporte público seguro, rápido, cómodo y eficiente.

4. O bien, elegir un sistema de transporte público no motorizado con la oferta de ciclovías seguras, homogéneas, alumbrado público, accesibilidad universal, áreas verdes y con la calidad adecuada y necesaria.