Fundar: Las minas se adueñaron ya del 13.5% del suelo en México, y generan apenas 0.9% del PIB

16/03/2016 - 12:59 pm

Las concesiones tienen un plazo a 50 años, con derecho a renovar otros 50. El requisito principal es que la minera esté constituida en México, sin importar si su capital es extranjero. Chihuahua, Sinaloa, Sonora, Durango y Zacatecas son los cinco estados con mayor actividad minera del país.

Mazatlán, 16 de marzo (SinEmbargo).– El 13.5 por ciento del territorio nacional está concesionado a las empresas de extracción minera, de acuerdo con un estudio de Fundar, Centro de Análisis presentado en el foro “Construcción Ciudadana para el Buen Gobierno del Agua”, que se lleva a cabo en Mazatlán, Sinaloa.

“Un estudio que nosotros hemos hecho muestra que es el 13.5 por ciento, lo cual es bastante. Porque no sólo es la cantidad, sino la calidad, qué tierras están siendo entregadas”, dijo el investigador de Fundar, Francisco Cravioto Lagos.

Las concesiones tienen un plazo a 50 años, con derecho a renovar otros 50. Con el principal requisito de que la minera esté constituida en México, no importando si su capital es extranjero. Chihuahua, Sinaloa, Sonora, Durango y Zacatecas son los cinco estados con mayor actividad minera del país.

El investigador de Fundar Francisco Cravioto Lagos detalló que ha habido una ligera caída de un máximo histórico de 27 mil concesiones a un aproximado de 25 mil. Debido a la baja demanda internacional por los minerales industriales. Especialmente, China.

Cravioto explicó que en México existe un discurso por parte de la Cámara Minera de México (Camimex) de inflar el porcentaje que representa la minería para la economía nacional. Lo que se limita a 130 mil empleos directos a nivel nacional.

“Esto no está solucionando en ningún sentido el gran problema de desempleo que hay en el país. La minería extractiva es el 0.9 por ciento del PIB y no el 4 por ciento, porque en esas cifras lo que ellos [la industria minera] están agregando son las actividades de transformación de metales, transformación de no metales, y extracción de sal”.

Al centro el investigador Francisco Cravioto Lagos, durante su participación en el foro “Construcción Ciudadana para el Buen Gobierno del Agua”. Foto: Juan Luis García, SinEmbargo
Al centro el investigador Francisco Cravioto Lagos, durante su participación en el foro “Construcción Ciudadana para el Buen Gobierno del Agua”. Foto: Juan Luis García, SinEmbargo

El investigador dijo que la actividad minera es raramente contrastada con los costos que genera al daño y las comunidades. Esto no se ve redituado tampoco en el tema fiscal, de acuerdo con datos del tanque de pensamiento.

“Antes de la Reforma Hacendaria [en el 2012] se recaudaron en México 3 mil 125 millones de pesos de derechos mineros en todo el país. Y se cobraba a raíz de las hectáreas de concesión. Una hectárea de concesión minera a dos años de haber sido concretada la concesión saben cuánto pagaba cada semestre, 5 pesos. Con el paso de los años, hasta llegar a 12 años, este monto llegaba a 124 pesos”, dijo Cravioto.

Hoy, las leyes fiscales exigen cobrar el 7.5 por ciento de las utilidades, hay un derecho especial a las explotaciones de oro, plata y platino, y un derecho a concesiones ociosas.

Un trabajo de Fundar, junto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Dirección General de Regulación Minera, muestra que la recaudación total es de 7 mil millones de pesos en términos de impuestos, aprovechamientos y derechos.

“Ahí incluye todo lo que se les cobra de ISR, todo lo que se les cobra de IVA, los nuevos derechos de la Reforma Hacendaria y los antiguos. Esto es para darnos una idea”, dijo durante su ponencia Cravioto.