“Miren, pues yo me ajusto al protocolo de salud, pero es muy buena la pregunta porque si hace falta, entonces yo me hago la prueba del coronavirus. Hago lo que me indiquen los médicos, los responsables”, aseguró en su conferencia de prensa matutina.

Ciudad de México, 16 de marzo (SinEmbargo).– Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, dijo esta mañana que si hace falta, se realizaría la prueba del coronavirus, esto luego de que fuera cuestionado sobre la realización de sus actos multitudinarios este fin de semana pese a que los gobiernos locales y el federal han cancelado eventos masivos para evitar concentraciones que faciliten la propagación del COVID-19.

“Miren, pues yo me ajusto al protocolo de salud, pero es muy buena la pregunta porque si hace falta, entonces yo me hago la prueba del coronavirus. Hago lo que me indiquen los médicos, los responsables”, aseguró en su conferencia de prensa matutina.

El mandatario reiteró que tomó la decisión de dejar ese asunto de salud pública “en manos de técnicos, de científicos, porque si se deja en manos de políticos y de politiqueros, que es lo peor, entonces se altera todo”.

“Esa es otra epidemia que tiene que ver con los intereses creados, con quienes no nos ven con buenos ojos y aprovechan todo para echarnos la culpa”, consideró frente a los medios de comunicación.

Desde el Salón Tesorería de Palacio Nacional, López Obrador afirmó que va a seguir las recomendaciones de los especialistas sobre esta enfermedad, por lo que “si hace falta y así lo recomiendan los médicos, me hago la prueba”.

“Lo que quiero pedir es que no se politice este asunto. Les expuse el caso de anoche y es evidente que hay un interés político y esto no ayuda. A mí me gustaría que todos los que me buscaron ayer en el aeropuerto lo dijeran hoy. Porque me acosaron”, señaló.

Hugo López-Gatell Ramírez, S​​ubsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, sostuvo que “afortunadamente [el Presidente] goza de buena salud. Aunque pase de los 60 años, no quiere decir que es una persona de especial riesgo. Casi sería mejor que padeciera coronavirus porque él, en lo individual, se va a recuperar espontáneamente y va a quedar inmune”.

“La fuerza del Presidente es moral, no de contagio. El Presidente no es una fuente de contagio”, agregó.

Por otra parte, el Jefe del Ejecutivo federal desmintió que José Kuri Harfush, miembro del consejo de administración de Inbursa, no murió por coronavirus, como se estuvo difundiendo ayer por la noche en algunos medios.

“Afortunadamente el señor no ha fallecido y espero que no le pase nada. Espero que salgamos adelante ante cualquier adversidad, pero este ambiente no ayuda”, comentó.

Hasta el momento, el Gobierno federal ha confirmado 53 casos de COVID-19 en el país. Tres pacientes se han recuperado de la neumonía, mientras que actualmente existen 176 casos sospechosos que están siendo vigilados por autoridades sanitarias, además de que 482 han sido descartados.

Hugo López-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud. Foto: Gobierno de México

Hugo López-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud. Foto: Gobierno de México

De los 53 casos confirmados, el 60 por ciento corresponde a hombres y el 4o por ciento a mujeres, además de que solamente el 17 por ciento de pacientes han sido hospitalizados, explicó el doctor Ricardo Cortés Alcalá, director general de promoción de la salud, en conferencia de prensa anoche.

Agregó que el 68 por ciento de los pacientes han sido atendidos en hospitales de la Secretaría de Salud, mientras que todos los pacientes se encuentran estables hasta el día de hoy.