Durante uno de sus programas, el pastor evangelista pidió a sus feligreses que tocaran las pantallas de sus televisores mientras él oraba para recibir la curación espiritual del COVID-19.

Estad Unidos, 16 marzo (RT).- El conocido telepredicador estadounidense Kenneth Copeland ha vuelto a acapara la atención mediática con otra de sus acciones controvertidas. Esta vez asegura haber curado del coronavirus sus seguidores a través de la televisión.

Durante uno de sus programas en el canal Victory, el pastor evangelista, de 83 años, famoso por su opulento estilo de vida, pidió a sus feligreses que tocaran las pantallas de sus televisores mientras él oraba para recibir la curación espiritual del COVID-19.

Durante la oración, el predicador extendió su mano hacia la cámara pidiendo a los espectadores que se acercaran.

“Gracias, Señor Jesús. Él recibió tu sanación. Ahora dilo: la tomo. La tengo. Es mía. Te lo agradezco y te alabo”, continuó Copeland. “Según la palabra de Dios, estoy curado. Y no considero mi propio cuerpo. No considero síntomas en mi cuerpo. Solo lo que Dios ha prometido”.

“No soy un enfermo tratando de curarme. ¡Estoy curado, y el Diablo está tratando de darme la gripe! … O cualquier otra cosa que esté intentando. Curado y bien, en el dulce nombre de Jesús. Amén. Aleluya”, concluyó Copeland su oración

Como era de esperar, los internautas no tardaron en reaccionar ante este anticiéntifico método de curar el mortal COVID19.

“La humanidad está condenada”, “este hombre y otros como él necesitan ir a la cárcel”, “lo sacaron de una mala película de terror”, fueron algunos de los comentarios de los usuarios de Twitter que criticaron al polémico telepredicador.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.