La calificadora alertó que podría volver a rebajar la nota de la petrolera si no ajusta sus planes de gasto de capital. Debido a las condiciones del mercado, causadas por la pandemia de COVID-19 y la disminución de los precios de los productos básicos, la empresa analiza reducir significativamente sus gastos.

Con información de Europa Press

Ciudad de México, 16 de febrero (SinEmbargo).- La agencia calificadora Standard & Poor’s Global bajó la nota como emisora a largo plazo de ExxonMobil hasta “AA”, un peldaño menos de donde se localizaba, debido a las implicaciones para sus cuentas de la caída de los precios del petróleo. La empresa petrolera anunció reducciones significativas de capital y gastos operativos a corto plazo.

S&P decidió situar en “negativa” la perspectiva de la nota debido a que no espera que la empresa mejore sus cuentas ni que los precios de las materias primas crezcan en un plazo de entre 12 y 24 meses.

“Las métricas de flujo de caja y apalancamiento de ExxonMobil cayeron muy por debajo de nuestras expectativas en 2019 y con los menores precios del petróleo y el gas natural, los bajos márgenes de refino y la débil demanda de químicos anticipada para los dos próximos años, anticipamos que las métricas permanecen débiles”, ha asegurado la firma.

S&P ha alertado de que podría volver a rebajar la nota de la petrolera si no ajusta sus planes de gasto de capital (capex) para ajustarse a los menores precios del crudo, si no logra mejorar la eficiencia o si no incrementa los márgenes de químicos y productos de reno. Asimismo, también será negativo no seguir vendiendo activos o seguir recomprando acciones por encima del flujo de caja.

REDUCE CAPITAL Y GASTOS

Debido a las condiciones del mercado, causadas por la pandemia de COVID-19 y la disminución de los precios de los productos básicos, ExxonMobil analiza  reducir significativamente sus gastos. “Estamos evaluando todos los pasos apropiados para reducir significativamente los gastos de capital y operativos en el corto plazo”, planteó Darren Woods, presidente y director ejecutivo de  la petrolera.

Woods afirmó que la empresa se ha enfrentado a numerosas recesiones del mercad y, por ello, tiene experiencia operando en un entorno sostenido de bajo precio. “Seguimos enfocados en ser un operador seguro y de bajo costo y en crear valor a largo plazo para los accionistas”, dijo Woods.

La compañía ha monitoreado la pandemia y ha ajustado los arreglos de trabajo para garantizar un ambiente de trabajo saludable y apoyar a las comunidades donde operamos. Woods destacó que la compañía mantendrá su compromiso continuo con la seguridad y el desempeño ambiental.

“Confiamos en que manejaremos estos tiempos difíciles al tomar medidas deliberadas para mantener a nuestra gente segura, nuestro medio ambiente protegido y nuestra compañía fuerte”, afirmó Woods.