Desde Palacio Nacional, el Presidente de México informó que Carlos Romero Deschamps, quien hasta 2019 fue líder del poderoso sindicato de Petróleos Mexicanos (Pemex), renunció también a ser trabajador activo de la compañía estatal y percibir un salario por ello.

Ciudad de México, 16 de marzo (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que el Gobierno que dirige le pidió a Carlos Romero Deschamps, dirigente petrolero, que renuncie como empleado de Petróleos Mexicanos (Pemex), luego de que se diera a conocer que aún cobraba allí.

SinEmbargo dio a conocer hace un mes que el líder señalado por corrupción cobró 1.2 millones de pesos de salarios como supuesto empleado de una refinería. Mientras que la revista Contralínea reveló que acumuló vacaciones y pensaba estarse así, de licencia, para volver en 2024 cuando este Gobierno hubiera terminado.

Hoy el Presidente aseguró que ya renunció. Y fue porque se lo pidieron. “Quiero informarle al pueblo de México que a partir del día de hoy el señor Romero Deschamps ya presenta su renuncia; es decir, deja de ser trabajador activo de Pemex. Eso lo hace por voluntad propia y también por un exhorto que le hicimos de que aunque fuese legal, si así estuviese acordado en las condiciones laborales, considerábamos que era inmoral”, afirmó.

El anuncio lo hizo después de recordar que Miguel Badillo, director de Contralínea, le planteó algo que no sabía: “que el anterior dirigente sindical de Pemex, Romero Deschamps, estaba de vacaciones, que argumentaba que durante el tiempo que fue dirigente no tomó vacaciones y que de acuerdo al contrato colectivo, tenía ese derecho de utilizar todas sus vacaciones anteriores, acumularlas y que esto le permitía estar de vacaciones hasta el 2024”.

En su tradicional conferencia matutina, mejor conocida como “mañanera”, el mandatario manifestó que esa información le “extrañó porque no tenía conocimiento, pero así era en efecto. […] Entonces iba a estar hasta el 24, pero además como trabajador activo”.

“Badillo planteó, eso sí no podría sostenerlo, que buscaban mantenerlo en activo porque terminando nuestro Gobierno iba a regresar a la dirección del sindicato. Ese era el plan político. Eso sí yo no lo puedo afirmar”, insistió frente a la prensa.

–¿Considera que a partir de esta salida puede venir una nueva era democrática y de mayor limpieza en el sindicato? –le cuestionó un reportero sobre la renuncia de Romero Deschamps.

–Sí, porque ya se hizo la Reforma Laboral y los trabajadores tienen que elegir libremente a sus representantes. Se tiene que acabar lo que antes se conocía coloquialmente como “charrismo sindical” –respondió AMLO.

López Obrador también explicó que “cuando se revisó el contrato colectivo, a diferencia de lo que se hacía anteriormente de que había muchos comisionados, es decir, trabajadores de Pemex que hacían labores sindicales; no sólo estaban comisionados, sino que tenían derecho a viáticos”.

“Todo esto en el contrato colectivo, así venía de tiempo atrás. Todo el periodo neoliberal. Muy poco se sabía de eso. No se informaba de eso. Entonces se hizo un ajuste a lo mínimo de esas cantidades dirigidas al sindicato. Vamos a informar sobre eso porque en su momento lo dije, cuando se llevó a cabo la negociación del contrato colectivo”, agregó.

El Jefe del Ejecutivo federal señaló que se deben seguir revisando los contratos para proteger a los trabajadores y quitar “privilegios a los de arriba”. También contó que “cuando se hizo la última revisión, llegaron a ofrecernos de que para no perder privilegios los dirigentes, nos autorizaban que incrementáramos la edad de jubilación de los trabajadores de Pemex. Fíjense qué dirigentes. Y la respuesta fue ‘no porque no somos iguales'”.

ROMERO DESCHMAPS DEJA EL STPRM, PERO NO LA NÓMINA DE PEMEX

Romero Deschamps, acusado de corrupción, abandonó su cargo como líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) en 2019 tras 26 años, pero se mantenía como trabajador de Pemex, una de las petroleras más endeudadas del mundo.

De acuerdo con el periodista Efrén Flores, de SinEmbargo, pese a que Carlos Romero Deschamps abandonó la dirección del sindicato petrolero, continuó teniendo ingresos a expensas de Pemex, ya que entre enero y diciembre del año pasado cobró un millón 208 mil 843 pesos netos como jefe de departamento u homólogo en la Refinería Miguel Hidalgo, según la última declaración patrimonial que presentó en enero de 2021 ante la Secretaría de la Función Pública (SFP).

La plataforma Nómina Transparente de la SFP arrojó que el “sueldo neto estimado” de Romero Deschamps asciende a 28 mil 636.50 pesos mensuales. Sin embargo, considerando las compensaciones, bonos, aguinaldos y otras prestaciones y beneficios que percibió por cargo público, su salario mensual proporcional fue de 100 mil 737 pesos.

Además de la “remuneración anual neta” por cargo público, en 2020 el exsecretario general del STPRM se embolsó 162 mil 18 pesos por actividades financieras correspondientes a rendimientos o ganancias obtenidas a través de fondos de inversión, así como 210 mil pesos netos “por enajenación de bienes”, que corresponden a la venta de un vehículo particular.

Carlos Romero Deschamps en una sesión del Senado.

Carlos Romero Deschamps en una sesión del Senado. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro

La información disponible indica que Romero Deschamps tiene como función principal un cargo administrativo sin que haya registro o clasificación de su empleo, cargo o comisión. Incluso, en el apartado de puesto en la plataforma Nómina Transparente aparece la leyenda “clasificación pendiente”.

Carlos Romero Deschamps, de 77 años, renunció en octubre de 2019 tras 26 años como líder del poderoso sindicato de Pemex acorralado por numerosas acusaciones de corrupción en su contra.

Con el arribo del izquierdista Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia el 1 de diciembre del 2018, el cerco se estrechó contra el líder petrolero, que ya no disponía de escaño en el Senado que le garantizara la inmunidad.

Cuestionado sobre posibles investigaciones en contra de Romero Deschamps, el Presidente mexicano se limitó este martes a decir que cualquier pesquisa corresponde a la Fiscalía General de la República (FGR) y a los “ciudadanos que tienen interpuestas denuncias”.

–Con información de EFE y de Efrén Flores, de SinEmbargo