Galileo

Canadá acaparó… contratos. Ya se rezagó en vacunación. Pues sí: como México, no produce vacuna

16/03/2021 - 6:52 pm

Canadá, uno de los primeros países que abiertamente buscaron contratos enormes con las farmacéuticas, se encuentra en una disyuntiva. A pesar de su buena relación con Estados Unidos, el país no ha recibido las vacunas prometidas, y sin capacidad de producción, Canadá se ha visto rezagado en su campaña de vacunación al igual que México, donde faltan recursos para poder tener su propio fármaco.

TORONTO, 16 de marzo (AP) — Canadá era considerado un país de éxito en la lucha contra el coronavirus, mucho más que Estados Unidos en cuanto a contagios y muertes debido a la manera como manejó la cuarentena.

Pero este país se ha retrasado en cuanto a la vacunación porque carece de capacidad para fabricar la vacuna y, al igual que muchos otros países, depende de la cadena mundial de suministro.

A falta de un producto nacional, el Gobierno del Primer Ministro Justin Trudeau apostó a siete vacunas fabricadas en otras partes y celebró por adelantado acuerdos de compras suficientes para obtener 10 dosis para cada uno de los 38 millones de habitantes. Los reguladores han aprobado las vacunas de Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson. Ahora esta previsión parece estar a punto de dar resultados.

Aunque la economía canadiense está estrechamente interconectada con Estados Unidos, Washington no ha permitido exportar las cientos de millones de dosis fabricadas en el país, y Canadá se ha visto obligado a recurrir a Europa y Asia.

El Primer Ministro canadiense Justin Trudeau habla con una mujer que va a recibir la vacuna contra el coronavirus. Foto: Paul Chiasson/The Canadian Press vía AP

“Nuestro mejor amigo y vecino, Estados Unidos, tiene una planta de vacunas de Pfizer en Kalamazoo, Michigan. Yo puedo lanzar una pelota desde Kalamazoo hasta Ontario, pero no recibimos la vacuna de Pfizer de ellos”, dijo el doctor Isaac Bogoch, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Toronto.

Estas dificultades han obligado a Canadá a prolongar el lapso entre la primera dosis y la segunda hasta cuatro meses para que la primera llegue a todos. Se espera que todos hayan recibido al menos la primera dosis para fines de junio.

¿SUSPENDER O NO LA VACUNA? EL DILEMA QUE ENFRENTAN LOS GOBIERNOS DEL MUNDO

Los gobiernos del mundo enfrentaban el martes un difícil dilema: permitir el uso de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca o suspenderlo ante reportes de que causan coágulos sanguíneos, a pesar de que el regulador europeo insistió en que no hay indicio alguno de que los problemas de salud hayan sido causados por las inoculaciones.

La situación ha dividido a los países del mundo, obligando a los líderes a evaluar los riesgos de suspender el uso de dicha vacuna en momentos en que muchas naciones, especialmente en Europa, están sufriendo dificultades logísticas en su campaña de vacunación y enfrentándose a sectores de la población reacias a inyectarse.

Suecia es el país más reciente en optar por la cautela, pese a la advertencia de la directora de la Agencia de Medicamentos Europea de que “está firmemente convencida” de que los beneficios de la vacuna de AstraZeneca superan por mucho a los riesgos.

El epidemiólogo jefe de la Agencia de Salud Pública de Suecia, (FHOM), Anders Tegnell. Foto: Frederik Sandberg, EFE/EPA

La funcionaria, Emer Cooke, señaló el martes que miles de personas sufren de trombosis cada año por una gran variedad de causas y que en los ensayos de la vacuna de AstraZeneca no hubo pruebas de que hayan causado coágulos sanguíneos. Aun así, enfatizó, la agencia emprenderá “un análisis sumamente riguroso” y entregará sus recomendaciones el jueves.

Europa tiene varias vacunas de las que puede escoger, pero la decisión sigue siendo complicada en el continente donde el virus está resurgiendo y las campañas de vacunación han sufrido tropiezos.

La decisión es aun más difícil en otros países que dependen casi exclusivamente de la vacuna de AstraZeneca, que es más económica y fácil de aplicar que otras. Esa vacuna es una parte esencial de la iniciativa Covax de la Organización Mundial de la Salud para hacer llegar las inoculaciones países pobres.

Un ejemplo es Tailandia, el primer país fuera de Europa que suspendió temporalmente el uso de la vacuna de AstraZeneca y que el martes se retractó cuando el Primer Ministro recibió la suya.

“Hay gente que tiene sus inquietudes”, expresó el Primer Ministro, Prayuth Chan-ocha tras recibir la inyección, “pero debemos tener fe en los médicos, en los profesionales de la salud”.

Otros países asiáticos también decidieron seguir adelante con la inyección de AstraZeneca, aunque Indonesia suspendió su uso diciendo que esperará al reporte de la OMS.

“Hay gente que tiene sus inquietudes”, expresó el Primer Ministro, Prayuth Chan-ocha tras recibir la inyección, “pero debemos tener fe en los médicos, en los profesionales de la salud”. Foto: Sven Hoppe/dpa vía AP

Tanto la Agencia de Medicamentos Europea como AstraZeneca y la OMS han insistido en que no hay evidencia alguna de que la vacuna cause trombos. En total 37 personas han reportado haber sufrido coágulos, entre 17 millones de personas que han recibido la inyección en la Unión Europea y Gran Bretaña, afirmó la compañía.

-Con información de Por Rob Gillies, Raf Casert y Frank Jordans, de AP

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas