GRANDES TEMAS

31 maneras de presionar a los ciudadanos de Edomex para que voten PRI, según observadores

16/04/2017 - 12:05 am

La estructura del PRI se activa por completo cada que se avecina un proceso electoral. En el Estado de México, en específico, el modo en que opera el partido Tricolor está reconocido por la gente de los barrios, por los gobiernos municipales, por las organizaciones distritales, las instituciones encargadas de vigilar las elecciones y, en esta ocasión, el Gobierno federal, en manos de un mexiquense, también ha sido un activo participante.

Pero el partido, profesionalizado en esta práctica, ha encontrado los métodos, legales e ilegales, para repartir dádivas sin que las autoridades electorales muevan un dedo. Y aunque otros partidos le copian algunas prácticas, el Revolucionario Institucional cuenta en este caso con el respaldo que le da el tener la mayoría de las presidencias municipales en el Edomex, la eterna gubernatura mexiquense.

Ciudad de México, 16 de abril (SinEmbargo).- A pesar de que la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade) anuncie el número de investigaciones que inicia por delitos de compra del voto y en algunas otras ocasiones anuncie órdenes de aprehensión, la compra de votos es cada vez más evidente en los tiempos de pre campaña, campaña y en el día de la jornada electoral.

En el Estado de México, esta práctica quizá no se usa para ganar más votos, sino para mantener los que se tienen. En cada proceso electoral, el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) sale victorioso con un amplio margen frente a sus competidores. Esos triunfos la gente los festeja en las calles haciendo sonar matracas.

Y el festejo ese día luego de los resultados es porque se logra el objetivo que se plantean cada que se avecina un proceso electoral. La gente que pertenece al Comité Seccional del PRI culmina un periodo de trabajo duro, de calle y de manejo de dinero y todo tipo de artículos.

En Edomex, han denunciado, la compra de votos es cada vez más evidente. Foto: Twitter @eruviel_avila

Los modos en que se busca la coacción del voto son conocidos, hay unos que son más discretos que otros, pero la práctica ilegal queda a la vista de todos.

Esta elección podría ser la primera en la que el PRI, que siempre ha gobernado el Estado de México, tenga un verdadero temor de no salir victorioso. De acuerdo con activistas, esta podría ser la razón por la que los secretarios de estado decidieron también participar en la elección, a pesar de cometer un delito.

Para Osmar León Aquino, dirigente de la organización México Suma, lo complicado de esta elección es que sobre el Estado de México cae un yugo que viene desde Presidencia, pasa por la gubernatura, sigue con la mayoría de las presidencias municipales y culmina con una red ciudadana cimentada y bien cuidada, que puede incluso fungir como grupo de choque. Todos esos niveles, hoy, pertenecen al PRI.

Las vías para comprar el voto se han diversificado.

Un estudio realizado por la organización Alianza Cívica encontró actos como los siguientes:

  1. Pagos desde 100 hasta 200 mil pesos. La mayoría son de 500 pesos.
  2. Se amenaza con poner en riesgo el empleo.
  3. También se da dinero por asistencia a eventos.
  4. Presión a comerciantes y transportistas. Se les dice que no se renovarán permisos o que no incrementarán las cuotas de pasaje.
  5. Intimidación el día de la elección afuera de las casillas
  6. Presión para votar. El día de la elección se va a buscar a las personas a sus casas y se les traslada a sus casillas. Mucho de esto se hace con la ayuda de transportistas (también cooptados) y se utiliza la información que se pide siembre a cambio de cuando se entrega algo: una copia de la credencial de elector.
Activistas han denunciado que ésta podría ser la primera elección que el PRI tenga temor de perder Edomex, por ello hasta funcionarios del Gabinete federal se han sumado a la entrega de apoyos y programas en la entidad. Foto: Twitter @arriolamikel

La Fepade, luego de cada proceso electoral anuncia el número de casos que investiga por las denuncias de compra y coacción del voto y el condicionamiento de la entrega de apoyos de programas sociales. Es el Estado de México el que lidera la lista. De entre las cosas que lidera, esta es una más.

La Fepade destaca, entre las tácticas que investiga, las siguientes:

  1. Alteraciones en el Registro Federal de Electores.
  2. Se recogen credenciales para votar de otros ciudadanos.
  3. Condicionamiento de prestaciones de servicios públicos.
  4. Participación de servidores públicos en actos de entrega de ayudas, pero esto luego lo justifican como “tareas de cada Secretaría”.

El resto de los partidos, aunque también han hecho uso de algunas acciones, han denunciado que son las redes populares, siempre relacionadas con el PRI, las que se activan.

La entrega de regalos en Edomex se ha intensificado desde inicios de este año. Foto: Twitter @isis_avila

Son muchas las cosas que la base de calle, integrados en el Comité Seccional, reparte en las colonias. Y la única condición es entregar, siempre, una copia de la credencial de elector:

  1. Materiales de construcción.
  2. Paquetes de herramientas.
  3. Pollo.
  4. Fertilizantes.
  5. Estufas portátiles.
  6. Playeras.
  7. Despensas.
  8. Computadoras.
  9. Tabletas electrónicas.
  10. Becas.
  11. Tarjetas de crédito. Muchas de ellas son de Banorte, banco del que Carlos Hank González, nieto del ilustre profesor mexiquense, es director.
  12. Gorras.
  13. 500 pesos por colocar una manta afuera de sus casas.
  14. Créditos de vivienda.
  15. Memorias USB.
  16. Bastones.
  17. Sillas de ruedas.
  18. Vales para estudios clínicos.
  19. Tinacos.
  20. Pintura para la fachada de las casas.
  21. Afiliación al seguro social a todo el que sea mayor de edad y tenga credencial para votar.

En marzo de 2017, la Fepade anunció que en el actual proceso electoral la entidad donde más casos hay de denuncias por compra de votos y condicionamiento de programas sociales es el Estado de México.

Del 1 de septiembre de 2016 al 24 de marzo de 2017 abrió 117 carpetas y 10 averiguaciones previas y también presentó información de que en 55 eventos masivos se entregaron programas sociales.

La pobreza es uno de los elementos que ha permitido que los partidos políticos pidan el voto, incluso a cambio de una gorra. Esa es la entidad con mayor número de habitantes en pobreza, con 8 millones 269 mil habitantes que viven en esa condición, según cifras de 2014 del Consejo de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

De parte de funcionarios, la práctica es la entrega masiva de programas sociales, incluso violando la reglas de operación y la focalización que tienen éstos, ya que son la herramienta federal de combate a la pobreza. En algunos eventos o inauguraciones de obras, la afiliación a Prospera era casi automática.

En el periodo de pre campaña, por ejemplo, Rosario Robles, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), entregó casas a 30 familias mazahuas como parte del Programa Vivienda Digna.

José Narro, titular de la Secretaría de Salud (SSa), acudió a un evento en que hizo una afiliación masiva de estudiantes al Seguro Popular.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong entregó mil 500 créditos personales y 229 créditos hipotecarios a elementos de la Policía Federal.

Héctor Pablo Ramírez Leyva, director de Liconsa, entregó 10 mil tarjetas del programa Mujeres que Logran en Grande (Programa de Sedesol pero que tiene en el nombre el slogan del gobierno de Eruviel Ávila).

José Antonio Meade, Secretario de Hacienda, llevó cartas que avalan que los mayores de 65 años, con mayor cantidad de dinero en su afore, ya pueden retirarlo.

Todo se hizo en el Estado de México, en el periodo de pre campaña. La Fepade ante esto ha dicho que se trata de tareas normales de las secretarías.

El actual Gobernador también se sumó. Eruviel Ávila junto con su hija Isis Ávila, ha entregado tarjetas La Efectiva con 2 mil 750 y 3 mil pesos y lap tops, a cambio de la credencial de elector.

ESTRUCTURA DE CALLE Y PROGRAMAS FEDERALES

León Aquino explicó que en la entidad, la compra del voto, aunque no debe verse como normal, es lo más común y recurrente y si hay un partido político que se ha especializado y profesionalizado en el fraude y la compra del voto, es el PRI.

“Son unos maestrazos en la compra del voto y en jugar con los vacíos legales, para, a través de los programas sociales y de los gobiernos estatal y federal a hacer proselitismo a favor de su partido. Es indiscutible la cantidad de recursos que el PRI ha repartido en estos últimos meses; es impresionante, ya son cientos de millones de pesos”, comentó en entrevista con SinEmbargo.

Agregó que la cadena de priismo, que sale desde Presidencia y llega a los municipios, empieza desde el primer contacto que es en el Comité Seccional, que está vinculado a los dirigentes priistas que gobiernan los municipios. Desde ahí empieza la coacción del voto, ya que todas las personas que están en los programas sociales, de cualquier nivel, tienen un vínculo con los comités seccionales priistas.

Así forman una votación cautiva: aíslan al resto de las personas que votan por otros partidos, porque la condición para ser beneficiario de los programas y de los apoyos es estar vinculado, desde la calle, de la manzana, con el Comité Seccional priista.

Puso como ejemplo, que en Ecatepec, las personas “coordinadoras” que van por las calles con las listas de Prospera, están condicionando a las personas de la Colonia Ciudad Cuauhtémoc a no asistir a mítines de otros candidatos, porque de ser así, serían expulsados del programa de Prospera.

Todo opera a través del Comité Seccional, que es quien hace la recopilación de las credenciales de elector, se filtran a los programas municipales y estatales y una vez que tienen ese control, aplican los programas federales de una forma muy meticulosa, que les permite tener grupos cautivos grandes, fuertes.

“Para el PRI, este eslabón, el último, es muy importante. No es sólo el programa municipal sino justamente el trato directo con los votantes, son personas que se coordinan directamente con el PRI”, agregó León Aquino.

Sobre el hecho de que no haya algún castigo, aseguró que es parte de la táctica, donde se intenta normalizar el hecho de la compra del voto para que sea algo que no se castigue.

LOS TEMORES DE LA JORNADA ELECTORAL

Para el director de México Suma, el próximo domingo 4 de junio no pinta para ser un día tranquilo. Desde su perspectiva, no sólo estará la gran operación que el gobierno federal, estatal y municipal harán en la calle para apoyar al PRI, sino que está la posibilidad de que se haga uso de la fuerza pública.

“Tienen control de transportistas, comerciantes y desafortunadamente, tienen grupos de porros y de golpeadores que van a estar cazando a ciudadanos, a promotores de voto y de representantes de casilla que no sean de su partido. No descarto que el gobierno federal, estatal y municipal, comprometidos o vinculados al PRI, hagan una casería o inhiban la votación del resto de los partidos, porque ya hemos visto también que una de sus mañas es cultivar pánico, generar miedo”.

Recordó lo sucedido luego del gasolinazo, cuando en la entidad se registraron actos de saqueo, “con esa forma de operar en la que se generan terror y miedos, se inhibe la participación ciudadana. Eso es algo que el PRI sabe hacer muy bien y preocupa que eso haga la jornada electoral”, sostuvo.

Otras medidas que contempla como posibles son la de buscar detener o encarcelar por tiempos cortos a gente de la oposición durante la jornada electoral, utilizar a las policías y a los ministerios públicos para culpar a los dirigentes de otros partidos políticos de actos indebidos o realizar operativos policíacos en las colonias, cuidando la operación política del PRI.

“Eso puede suceder de nueva cuenta. no solo brotes de violencia sino abusos de autoridad para todos aquellos que estén en contra del priismo”, concluyó.