La mitad de las población mexicana encuestada expresó que se informa sobre el tema en Facebook; el 19.1 a través de Whatsapp y el 20.3 por medio de internet en páginas, periódicos, revistas y YouTube. Las ciudades más seguras, fueron San Pedro Garza García, Mérida, Puerto Vallarta.

Ciudad de México, 16 de abril (SinEmbargo).- La percepción de inseguridad de la población mexicana durante el primer trimestre de 2020 fue mayor medio punto porcentual con respecto al último trimestre de 2019, con el 73.4 por ciento de habitantes que vivió mayor violencia en la zona donde vive.

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio cuenta que a tasa anual la percepción de inseguridad fue menor 1.2 por ciento. “Este porcentaje no representa un cambio estadísticamente significativo con respecto de diciembre de 2019, en donde se registró un porcentaje de 72.9 por ciento. Sin embargo, representa un nivel estadísticamente menor con respecto de marzo de 2019, en donde se registró un porcentaje de 74.6 por ciento”, informó el instituto.

Por género, la percepción de inseguridad siguió siendo mayor en el caso de las mujeres con 78.6 por ciento, mientras que para los hombres fue de 67.2 por ciento.

Las ciudades con mayor sensación de inseguridad fueron Ecatepec de Morelos, Uruapan, Coatzacoalcos, Fresnillo, Iztapalapa y Villahermosa. Por otro lado, las ciudades con menor percepción de inseguridad fueron: San Pedro Garza García, Mérida, Puerto Vallarta, Saltillo, San Nicolás de los Garza y Los Cabos.

El 25.4 por ciento de la población, a nivel nacional, consideró al Gobierno de su ciudad es “muy o algo efectivo” para resolver los problemas más importantes. Los porcentajes más altos los obtuvo Piedras Negras (59.9), Saltillo (59.3) y Apodaca (58.8) y las peor calificadas fueron Ecatepec de Morelos (8.3), Tijuana (11.5) y Juárez (12.1 por ciento).

“La sensación de inseguridad por temor al delito y las expectativas que tiene la población sobre la seguridad pública se generan por la influencia de diversos factores, como la atestiguación de conductas delictivas o antisociales que ocurren en el entorno donde se desenvuelve la población. Asimismo, el temor al delito puede hacer cambiar las rutinas o hábitos de la población, así como la percepción que se tiene sobre el desempeño de la policía”, explicó el Inegi.

Los lugares más inseguros para la población fueron los cajeros automáticos, el  transporte público, las sucursales bancarias, las calles que más transita y los mercados. Sobre los delitos específicos, la observación del robo de hidrocarburo, conocida como huachicoleo, aumentó el 0.4 por ciento trimestral. “A partir de marzo de 2020 se estima el porcentaje de personas que fue testigo o escuchó sobre tomas irregulares de energía eléctrica o ‘diablitos’ en los alrededores de su vivienda”, informó el Inegi.

Los primeros tres meses de 2020 el 64.8 por ciento de la población manifestó que modificó sus hábitos respecto a “llevar cosas de valor como joyas, dinero o tarjetas de crédito” por temor a sufrir algún delito. El 54.9 por ciento reconoció haber cambiado el hábito de permitir que sus hijos menores salgan de su vivienda. El 54 por ciento dejó de caminar por los alrededores de su vivienda, pasadas
las ocho de la noche.

Sobre el futuro, el 32 por ciento de la población encuestada, mayor de 18 años, pronosticó que la inseguridad empeorará y el 34.5 que seguirá igual; sin embargo, el 69.1 por ciento calificó el desempeño de la guardia nacional como muy o algo efectivo con un crecimiento de 1.2 puntos porcentuales a nivel trimestral.

La población mexicana expresó los medios a través de los que se entera de los temas de inseguridad. La mitad de las personas encuestadas expresó que se informa sobre el tema en Facebook; el 19.1 a través de Whatsapp y el 20.3 por medio de internet en páginas, periódicos, revistas y YouTube.