BITS | Days Gone, una exclusiva más de PlayStation que mejora en PC

16/05/2021 - 12:01 am

Gráficamente el juego luce mejor que nunca, aunque dependerá de la tarjeta gráfica que estés utilizando, además tiene soporte para monitores ultrawide y puede tener una tasa de refresco de hasta 60 cuadros por segundo. Sobrevivir es la clave en Days Gone, si bien, un juego donde estarás rodeado de zombies ya es un desafío, imagina que te quedas sin gasolina en tu moto en medio de la nada y estás rodeado de zombies, con pocas municiones.

Ciudad de México, 16 de mayo (SinEmbargo).- Hace más de dos años Days Gone llegó como una de las grandes exclusivas al PlayStation 4 y PlayStation 4 Pro, las limitadas capacidades de ambas consolas a nivel técnico nos daban una experiencia ambivalente, si bien, era el inicio de un cierre generacional y cada juego llevaba al límite a ambas consolas, hoy en día, el PlayStation 5 nos ofrece un rendimiento mucho mejor. Sin embargo, el juego en PC cambia por completo la dinámica, rápido, con mucha movilidad y con diferentes controles, aspectos que hacen que la experiencia en PC se sienta mucho más fluida, aunque, el juego sigue siendo exactamente el mismo, una entrega que, en su momento, fue medianamente buena.

Un mundo abierto, zombies y grandes opciones de personalización a nivel de jugabilidad, esa es la fórmula que tomó Days Gone para crear un nuevo juego en una temática tan explotada y experimentada como se ha podido, la idea no era mala. El gameplay es uno de los puntos más fuertes del juego, pero conforme transcurre el tiempo, podemos caer en cuenta que el juego carece de una identidad propia, existen grandes elementos tomados de otros juegos (específicamente de entregas de Sony) pero a su vez, el juego cae en el error más común de este tipo de entregas, la repetición. Y es que un mundo abierto plagado de zombies, con elementos limitados suena divertido y lo es, en un principio, el problema llega cuando caemos en las mismas misiones una y otra vez.

Un juego donde estarás rodeado de zombies ya es un desafío, imagina que te quedas sin gasolina en tu moto en medio de la nada. Foto: Days Gone,

Nuestro protagonista, Deacon comienza su aventura al separarse de su esposa malherida en medio de un mundo que está a punto del colapso y con zombies por todos lados, tiene que tomar la decisión de subir a un helicóptero y escapar con su esposa o quedarse y ayudar a su hermano con la pierna herida a escapar de una horda de zombies que se avecina. Aquí comienza nuestra historia, escogemos ayudar a nuestro hermano y prometemos a nuestra esposa que nos encontraremos con ella. Sin embargo, la travesía ha sido más larga de lo normal, por lo que estamos asentados en un campamento dentro de un mundo que ya ha pasado su peor momento. La lucha entre humanos y zombies continúa mientras intentamos volver a casa. Desde un inicio, en lo personal la historia me recordó muchísimo a Soy leyenda y la ambientación por obvias razones me recordó al mundo que experimentamos en The Last of Us.

En cuanto al gameplay, el juego nuevamente toma elementos de The Last of Us y aunque no sabemos si es una simple coincidencia, el parecido es enorme, así como un elemento muy característico de Horizon: Zero Dawn; no es queja, al contrario, son elementos que van muy bien con el juego y funcionan a la perfección tanto en exploración como al momento del combate, los movimientos son fluidos y dinámicos para cambiar un arma, equiparnos algún objeto o crear algún vendaje/bomba, así como curarnos; cada uno de estos elementos hacen del juego una experiencia sumamente diferente a otras entregas con la misma temática. A esto, añadimos que podemos subir distintas habilidades enfocadas en nuestro combate cuerpo a cuerpo, con armas o simplemente en nuestra salud y stamina, todo esto dependerá completamente de nosotros y de las habilidades que queramos subir o en qué rama queramos enfocarnos.

Sobrevivir es la clave en Days Gone, si bien, un juego donde estarás rodeado de zombies ya es un desafío, imagina que te quedas sin gasolina en tu moto en medio de la nada y estás rodeado de zombies, con pocas municiones. Este es el tipo de potencial que por momentos crea un destello de grandeza en el juego, pero que se ve opacado por las misiones repetitivas y a veces no tan divertidas que tenemos. La historia no es lineal y podemos explorar el mundo como nos plazca, esto en momentos no es tan divertido como uno esperaría que fuera.

Los espacios llenos de zombies, vías del tren, tienda, campamentos y demás transmiten muy bien la esencia que quiere el juego. Foto: Days Gone,

Gráficamente el juego luce mejor que nunca, aunque dependerá de la tarjeta gráfica que estés utilizando, además tiene soporte para monitores ultrawide y puede tener una tasa de refresco de hasta 60 cuadros por segundo o bien, si tu computadora lo soporta, puede tener esta tasa de refresco desbloqueada, dándonos una experiencia mucho más fluida y muy superior al de una consola. La ambientación es increíble y le da un toque único al juego dentro de escenarios en su mayoría boscosos. Los espacios llenos de zombies, vías del tren, tienda, campamentos y demás transmiten muy bien la esencia que quiere el juego, sin embargo, pudo ser más explotado en cuando a los lugares que se pudieron diseñar, tanto subterráneos como en la superficie, pudo haber escenarios más tenebrosos que aprovecharan al máximo el tipo de zombies que tenemos, las hordas son una experiencia única y sobrevivir o morir ante ellas definirán por completo la experiencia.

Days Gone no es un mal juego pero deja mucho que desear en comparación a entregas exclusivas anteriores, el juego es ambicioso, es una gran idea en todos los aspectos, cuenta con un gameplay excepcional, pero mientras más profundizas más necesitas una experiencia ambiciosa y que represente un desafío total, algo que al final es inexistente. Sin embargo, es una gran opción para disfrutar en PC, en especial para quienes no cuentan con una consola de Sony o bien, experimentaron el juego en la generación pasada de consolas.