Las declaraciones del Presidente Municipal de Mazatlán causaron extrañeza al historiador, ya que el documento señalado se encuentra protegido en el Archivo Histórico del Estado de Sinaloa, al ser parte del acervo del Registro Civil, como todas las actas de nacimiento y de defunción.

MAZATLÁN, 16 de junio (Noroeste).- El cronista de la ciudad, Enrique Vega Ayala, aclaró que el acta de defunción de la cantante Ángela Peralta, de 1883, nunca se ha ubicado en el Archivo Municipal de Mazatlán.

Por lo tanto, descarta que el documento haya sido robado de este sitio, como lo reveló el pasado viernes el Alcalde Luis Guillermo Benítez Torres.

“Esa acta no está, pero además nunca estuvo en el Archivo de Mazatlán”, precisó.

Las declaraciones del Presidente Municipal le causaron extrañeza al historiador, ya que el documento señalado se encuentra protegido en el Archivo Histórico del Estado de Sinaloa, al ser parte del acervo del Registro Civil, como todas las actas de nacimiento y de defunción.

“El acta de Ángela Peralta forma parte del libro de 1883 de defunciones, y el original está en Culiacán. Ese está custodiado en elArchivo Histórico del Estado de Sinaloa y forma parte de su acervo, ahí está en ese repositorio. Por ley, allá van a dar los libros del Registro Civil que se consideran ya históricos”.

 El “Químico” Benítez aseguró que la primera acta de nacimiento de la historia del puerto fue saqueada, lo mismo que el acta de defunción de la célebre intérprete de ópera, quien falleció en la ciudad víctima de la fiebre amarilla.

Aunque fue una información ambigua, apuntó Vega Ayala, ese documento debiera encontrarse de igual forma en el Registro Civil, en la capital del estado.

“Era en un descuido increíble, documentos de 1800 tirados en el piso, cuando llovía se metía el agua, un deterioro increíble, se robaron la primera acta de nacimiento de Mazatlán, la arrancaron del libro; se robaron el acta de defunción de Ángela Peralta, mucha papelería, aparte de un robo, es un crimen”, externó el Alcalde en la comunidad de Tecomate de Siqueros, durante una gira que hizo por la zona rural.

Por su experiencia como usuario, pero también como encargado del Archivo durante los trienios de Martín Gavica Garduño (1993-1995) y Alejandro Camacho Mendoza (1996-1998), el cronista duda que hubiera existido un saqueo tan generalizado como lo plantea Benítez Torres; si bien es cierto, reconoce, es urgente la restauración de muchos documentos que se han deteriorado con el paso de los años y por las condiciones climáticas.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE NOROESTE. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.