La refinería de Beaumont será capaz de refinar 619 mil barriles diarios de petróleo. Frente a esto Dos Bocas, Tabasco, tendrá una capacidad de procesamiento de 340 mil barriles diarios.

La nueva refinería en el estado de Texas utilizará petróleo extraído por fracking en la Cuenca Pérmica de Delaware. Será la sexta refinería más grande del mundo por capacidad.

Por Ana Gabriela Jiménez Cubría

Ciudad de México, 16 de junio (Economía Hoy).- La refinería más grande de Estados Unidos estará abierta y funcionando en algún momento de 2023. Estará ubicada en Beaumont, Texas y será capaz de refinar 619 mil barriles diarios de petróleo.

Se trata de uno de los más grandes proyectos de expansión de la gigante estadounidense Exxon Mobil, que planeaba inaugurar la expandida planta en 2022, pero ha tenido que retrasar un año sus planes, según un reporte de Bloomberg, dada la baja demanda de combustibles que persiste en el mundo, particularmente de turbosina, al paralizarse el transporte aéreo ante la pandemia de coronavirus.

La refinería de Beaumont incrementará su capacidad en 65 por ciento y superará con ello a la de Port Arthur, Texas, propiedad de Saudi Aramco, que puede refinar 607 mil barriles diarios.

Con ello, la refinería expandida de Exxon se convertirá en la sexta mayor del mundo por capacidad en una lista que encabezan la refinería de Jamnagar en La India (que procesa 1.24 millones de barriles diarios), seguida por la de Punto Fijo en Venezuela, la de Ulsan en Corea del Sur, la de Ruwais de Emiratos Árabes Unidos, las también surcoreanas plantas de Yeosu y Ulsan, y la de la isla de Jurong en Singapur.

Por establecer una comparación, la refinería de Dos Bocas, Tabasco, que es uno de los proyectos estrella de Andrés Manuel López Obrador, tendrá una capacidad de procesamiento de 340 mil barriles diarios de petróleo, poco más de la mitad de la capacidad que tendrá Beaumont.

La expansión de Beaumont se planeó para utilizar la cada vez mayor producción de la Cuenca Pérmica ubicada en Delaware, de manera que se procesarán 250 mil barriles diarios de petróleo ligero extraído mediante fracking. No obstante, el panorama se ha ensombrecido y la baja demanda ha forzado a Exxon a reducir la operación en Beaumont.

Exxon ha anunciado que reducirá sus gastos operativos en 15 por ciento y aumentará su deuda en 12 mil millones de dólares para mejorar su liquidez este año. La empresa enfrenta pérdidas que se calculan en alrededor de 70 mil millones de dólares en 2020, derivadas del desplome de los precios del petróleo, que reflejan una paralización de la demanda.

Pero esto de ninguna manera elimina los planes para la expansión de la refinería, cuyos trabajos reiniciarán en enero de 2021.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍA HOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.