La madre de la víctima asegura que la muerte de su hijo ocurrió el pasado mes de marzo cuando Jerome, de 31 años, se encontraba de vacaciones con su hermana en territorio dominicano y la noche previa a su retorno se quejó de que no podía respirar, “cayó de rodillas y comenzó a vomitar sangre”.

SANTO DOMINGO, 16 Jul. (EuropaPress) – El Departamento de Estado de Estados Unidos confirmó la muerte de otro ciudadano estadounidense mientras se encontraba de vacaciones en República Dominicana, convirtiéndose en la víctima número 13 que muere en circunstancias similares en menos de un año.

Según informó la cadena ABC News el hombre, identificado como Tracy Jerome Jester Jr, habría fallecido debido a “problemas respiratorios”.

La madre de la víctima Melody Moore, asegura que el suceso tuvo lugar el pasado mes de marzo cuando Jerome, de 31 años, se encontraba de vacaciones con su hermana en territorio dominicano y la noche previa a su retorno se quejó de que no podía respirar, “cayó de rodillas y comenzó a vomitar sangre”.

Según el relato de Moore, lo único extraño fue que Jerome le dijo que había tomado un refresco que “no sabía nada bien”, pero que fuera de eso, todo parecía ir de “maravilla”.

Este caso se parece al de otros turistas estadounidenses que también perdieron la vida por insuficiencias respiratorias.

Un dato a destacar de estas misteriosas muertes es que todas las víctimas han sido originarios de Estados Unidos, y como causas de fallecimiento se han señalado siempre fallos cardíacos o edemas pulmonares.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Salud de República Dominicana, Carlos Suero, rechazó los informes sobre las muertes de turistas estadounidenses en varios hoteles del país caribeño, calificándolos de “noticias falsas” destinadas a socavar la industria del turismo.

“Con todos los turistas que recibimos cada año, nos aseguramos de cumplir con los estándares internacionales para todo”, indicó el portavoz.