Durante su conferencia de prensa matutina, el Presidente leyó la carta que envió ayer como respuesta del desplegado firmado por 30 personalidades. En ella, recalcó que la extradición del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, es una evidencia clara de que las cosas están cambiando durante este Gobierno.

Ciudad de México, 16 de julio (SinEmbargo).- Como parte de la respuesta hacia los intelectuales que enviaron un desplegado “a favor de la democracia”, el Presidente Andrés Manuel López Obrador comentó que éstos “sólo quieren regresar a la podredumbre” que se vivió en sexenios anteriores.

Durante su conferencia de prensa matutina, el Presidente leyó la carta que envió ayer como respuesta del desplegado firmado por 30 personalidades. En ella, recalcó que la extradición del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, es una evidencia clara de que las cosas están cambiando durante este Gobierno.

“Ahora resulta que los escritores y periodistas añoran el regreso a esa podredumbre, están en su derecho porque vivimos en democracia, el pueblo de manera libre va a decidir qué quiere hacia adelante, cómo quiere labrar el destino de su familia y de las nuevas generaciones”, dijo desde Zapopan, Jalisco.

Destacó que no sólo está en proceso el caso de Lozoya Austin, también la extradición de Tomás Zerón de Lucio, extitular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), y señalado por presunta tortura en el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

“La llegada del señor Lozoya va a ayudar mucho, lo mismo de este señor Zerón, imagínense un jefe de Policía dirigiendo una tortura, ¿en qué país vivíamos?, imagínense que el Secretario de Seguridad Pública del Gobierno de Felipe Calderón tenía acuerdos, una de las bandas de la delincuencia, el Secretario de Seguridad Pública, y así estaba podrido el régimen, ahora resulta que los escritores y periodistas añoran el regreso a esa podredumbre, están en su derecho porque vivimos en democracia, ¿quién va a decidir? El pueblo, el pueblo de manera libre va a decidir qué quiere hacia adelante, cómo quiere labrar su destino, el de las nuevas generaciones”, expuso.

En la lectura de su carta expuso que le da “pena ajena” el argumento con el que se abanderaron los intelectuales que integran la misiva y comentó que con este tipo de acciones sólo se quitan la máscara aquellos que en un principio se dijeron liberales.

“Lo único que pueda reprocharse a tan famosos personajes es su falta de honestidad política e intelectual”, dijo López Obrador, quien aseveró que “casi todos ellos defendieron o guardaron silencio cómplice ante los fraudes electorales de la historia reciente del país”.

“Da pena ajena su argumento de que buscan construir una alianza con miras hacia las elecciones del 2021 para obtener la mayoría y ‘asegurar que la Cámara de Diputados recobre su papel como contrapeso constitucional al Poder Ejecutivo’ ¿Qué acaso no se han enterado que está por llenar desde España Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, quien al parecer presentará pruebas y explicará como se lograba el ‘contrapeso’ que pretenden ‘recobrar’ los abajo firmantes?”, leyó.

“En fin, en 2021 el pueblo decidirá libremente sobre su destino y, de verdad, no creo que la mayoría apoye el regreso al país de la corrupción, de los potentados, de los intelectuales orgánicos, delos privilegios, de la hipocrecía, de la marginación, del clasismo y racismo […] Los conservadores que finjían ser liberales se están quitando la máscara”, finalizó.

A pesar de que comentó que es “es absolutamente legítimo que exista una oposición”, el mandatario defendió su derecho a réplica, aunque añadió probablemente no respondería a cada una ya que es “el Presidente más atacado en los últimos 100 años”.

Recalcó que este tipo de asuntos, que involucran los comisios electorales del año siguiente, están al “límite de lo político electoral” y no quiere entrar “a la arena político electoral por respeto a la investidura presidencial”.

“Lo tengo que hacer porque soy pues señalado y tengo que utilizar mi derecho de réplica, además es bueno el debate democrático […] Imagínense, sin presumir, soy el Presidente más atacado en los últimos 100 años, diario son ataques, es un timbre de orgullo porque quiere decir que vamos avanzando”, subrayó.

El pasado 15 de julio, un grupo de 30 personalidades del mundo académico, analistas, intelectuales y políticos mexicanos denunció, en el desplegado “Contra la deriva autoritaria y por la defensa de la democracia”, la “asfixia del pluralismo” que la mayoría legislativa del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) dejó en las cámaras. Además, acusaron al Presidente Andrés Manuel López Obrador de concentrar el poder y con ello generar el desgaste de las instituciones como el Instituto Nacional Electoral (INE), ante lo que proponen un “bloque” de contrapeso al mandatario mexicano.

“Han transcurrido casi 20 meses del Gobierno encabezado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador. El triunfo del Presidente fue inequívoco”, inició el texto en el que 30 personas explicaron que “sin que la mayoría de los mexicanos votáramos por ellos y violando la Constitución, Morena y sus aliados lograron que una minoría de votos se convirtiera en una mayoría de escaños en el Congreso”.

Entre las personas firmantes de la propuesta en contra de la “deriva autoritaria” hay políticas, analistas, académicas y hasta artistas e intelectuales mexicanos, como Héctor Aguilar Camín, Roger Bartra, Agustín Basave, Humberto Beck, Jorge G. Castañeda, Julio Frenk, Enrique Krauze, Antonio Lazcano Araujo, Soledad Loaeza, Ángles Mastretta, Beatríz Pagés, Ricardo Pascoes, Jesús Reyes Heroles, Enrique Serna, Macario Schettino, Rafael Rojas, Consuelo Sáizar, Javier Sicilia, Fernanda Solórzano, Guillermo Sheridan, Isabel Turrent, Francisco Valdés Ugalde, José Woldenberg y Gabriel Zaid.

-Con información de EFE