En un comunicado conjunto con la agencia de seguridad nacional de Estados Unidos y la autoridad canadiense de ciberseguridad -el Canadian Communication Security Establishment-, el NCSC indicó que los ataques contra científicos nacionales forman parte de una campaña global del grupo conocido como APT29, que busca usurpar los secretos de la búsqueda de la vacuna.

Londres, 16 de julio (EFE/RT).- Presuntos piratas informáticos vinculados con agencias de inteligencia rusas tienen como objetivo de sus ataques a científicos británicos que trabajan en el desarrollo de una posible vacuna contra la COVID-19, alertó este jueves el Centro de ciberseguridad nacional del Reino Unido (NCSC).

En un comunicado conjunto con la agencia de seguridad nacional de Estados Unidos y la autoridad canadiense de ciberseguridad -el Canadian Communication Security Establishment-, el NCSC indicó que los ataques contra científicos nacionales forman parte de una campaña global del grupo conocido como APT29, que busca usurpar los secretos de la búsqueda de la vacuna.

“Condenamos estos ataques despreciables contra aquellos que desempeñan un trabajo vital para combatir la pandemia del coronavirus”, señaló hoy Paul Chichester, el director de operaciones del centro británico en la nota.

Chichester agregó que el NCSC, junto con sus aliados, se encuentra “comprometido a proteger los activos más críticos” e indicó que la “prioridad en este momento es proteger al sector sanitario”.

Por su parte, el Ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, pidió en un comunicado divulgado por el Foreign Office el final de estos ciberataques “irresponsables” por parte de los servicios de inteligencia rusos, “que han estado recogiendo información sobre desarrollo e investigación de la vacuna contra la COVID-19”.

“Es completamente inaceptable que los Servicios de Inteligencia Rusos tengan como objetivo a aquellos que trabajan para combatir la pandemia de coronavirus”, apuntó Raab.

El titular británico de Exteriores agregó que “mientras otros persiguen sus intereses egoístas con una conducta descuidada, el Reino Unido y sus aliados continúan desempeñando el duro trabajo de encontrar una vacuna y proteger la salud global”.

“El Reino Unido continuará luchando contra aquellos que realizan este tipo de ciberataques y trabajando con nuestros aliados para llevar a los responsables ante la justicia”, concluyó el Ministro.

RUSIA RESPONDE

El portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, ha rechazado este 16 de julio acusaciones de Londres de que unos grupos de piratas informáticos, presuntamente vinculados con Moscú, trataron de robar información sobre el desarrollo de vacunas contra el coronavirus en Reino Unido, EU y Canadá.

“No disponemos de información acerca de quién podría haber hackeado a las compañías farmacéuticas y centros de investigación en Reino Unido. Podemos decir sólo una cosa: Rusia no tiene nada que ver con estos intentos”, ha declarado.

De acuerdo con un informe del Centro Nacional de Ciberseguridad británico publicado este jueves, los ataques en cuestión se realizaron por el grupo conoсido como “APT29”, “los Duques” u “Oso acogedor”. “A lo largo de 2020, APT29 ha atacado varias organizaciones, involucradas en el desarrollo de una vacuna contra la COVID-19 en Canadá, Estados Unidos y Reino Unido, muy probablemente con la intención de robar información y propiedad intelectual, relacionada con el desarrollo y la prueba de las vacunas”, señala el texto.

El organismo indicó que el grupo “usa una variedad de herramientas y técnicas para atacar predominantemente” a entidades gubernamentales, diplomáticas, sanitarias, energéticas y a think tanks con el fin de “obtener inteligencia”, asegurando que “casi seguramente” forma parte de los servicios de inteligencia rusos.