México

La Cancillería “no vulneró la ley” con carta a The Economist, dice el TEPJF

16/07/2021 - 10:57 am

El pasado 27 de mayo, la portada de la revista inglesa amaneció con un grabado en alto contraste, rojo y negro, con López Obrador viendo al infinito; con soldados alrededor y el logo de Petróleos Mexicanos (Pemex). El artículo dedicado se tituló “El falso mesías”, y horas después de su publicación, Ebrard dio a conocer su posicionamiento como Canciller.

Ciudad de México, 16 de julio (SinEmbargo).– El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, y su jefe de Oficina, Daniel Millán Valencia, “no vulneraron la ley electoral” al fijar una postura respecto a una nota de The Economist, resolvió la Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

En una sesión pública por videoconferencia, el TEPJF determinó que los funcionarios de la Cancillería “no hicieron uso indebido de recursos públicos, promoción personalizada, ni difundieron propaganda gubernamental en periodo prohibido”, tal como fue denunciado por el Partido Acción Nacional (PAN) luego de la publicación que hizo la SRE el 27 de mayo en su sitio oficial, en la que se posicionó por la portada de la revista extranjera.

La resolución se dio porque la mayoría del pleno consideró que el documento de la Secretaría denominado “Posicionamiento del Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, sobre los artículos publicados hoy por la revista The Economist”, toca temas de interés general como la crisis por pandemia, crecimiento económico, reforzamiento de la democracia, destino del gasto público y políticas de vacunación, por lo que la finalidad del mismo no fue enterar a la población sobre las acciones gubernamentales del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“El texto, dirigido a la editora de la publicación, aborda temas de interés general […] y no tiene como finalidad que la ciudadanía se entere de las acciones de Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, ni de aceptación o adhesión con el electorado, sino enviar una contestación al referido medio de comunicación, derivada de la publicación, que se consideró como una crítica dura a la forma de Gobierno, a las políticas públicas e incluso a los discursos emitidos por el titular del Ejecutivo federal”, precisó el decreto del tribunal.

Con este mandato, el TEPJF desestimó las denuncias hechas por el partido blanquiazul y recalcó que en todo el posicionamiento de la Cancillería “no se apreciaron frases que pretendan vincular logros de Gobierno a una persona en específico, ni tampoco elementos que impliquen el posicionamiento de una fuerza pública, o se destaquen cualidades personales de alguna persona del servicio público o partido político”.

La Magistrada Gabriela Villafuerte Coello fue quien se posicionó en contra de la resolución y argumentó que la difusión de la carta configuró propaganda gubernamental con elementos de promoción personalizada en periodo electoral, ya que se publicó una semana antes de que se llevaran a cabo las elecciones intermedias de 2021.

“Por su parte, la Magistrada Gabriela Villafuerte Coello de acuerdo con su postura sobre el actuar del servicio público, formuló un voto particular, al considerar que la difusión de la carta configuró propaganda gubernamental con elementos de promoción personalizada en periodo prohibido (campaña), y que consecuentemente hubo uso indebido de recursos públicos”, se lee en la determinación escrita del tribunal.

En su respuesta al medio inglés, el Secretario de Relaciones Exteriores acusó a las “élites exasperadas” de no entender los principios que defiende el actual Gobierno mexicano.

Quizás es tiempo para que, parafraseando un artículo de su revista de hace algunos años, las élites exasperadas entiendan que no están entendiendo”, dijo Ebrard en una carta dirigida a la editora de The Economist y que hizo pública la tarde del 27 de mayo en sus redes sociales.

El Canciller consideró que los textos de la revista inglesa destacan “por su virulencia y fragilidad argumentativa”, también defendió que alto margen de aprobación del Presidente López Obrador puede explicarse porque “la mayoría de personas se está favoreciendo por un sistema que por primera vez los tiene como prioridad”.

“¿Acaso no será tiempo de cuestionarse que son las élites enojadas y exasperadas con el Presidente López Obrador y no la mayoría que se siente representada y defendida las que estén equivocadas?”, agregó en la carta.

El Canciller recordó que unas semanas antes conversó con el editor internacional The Economist quien, dijo, “no fue sensible” a los puntos impulsados por el Gobierno de López Obrador.

210527_Respuesta_a_The_Economist_vff

“La falla de las élites en entender a López Obrador hoy parece repetirse en sus páginas”, opinó el funcionario.

Marcelo Ebrard consideró que los más “absurdo” de la publicación de la revista es la sugerencia de que el Presidente López Obrador ha minado la democracia mexicana. “Muchos de sus lectores recordarán que México era hasta hace no tanto un país autoritario, sin libertad de prensa ni comicios libres, que transitó a la democracia gracias al empuje de muchos mexicanos, entre los que destaca López Obrador”, expuso.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas