México

DEA sugiere que participó en captura de Caro; Ken Salazar dice que fue solo México

16/07/2022 - 2:00 pm

“Nuestro increíble equipo de la DEA en México trabajó en conjunto con las autoridades mexicanas para capturar y arrestar a Rafael Caro Quintero”, aseguró la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos.

Ciudad de México, 16 de julio (SinEmbargo).–La Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) aseguró que su equipo desplegado en México ayudó en la captura del narcotraficante Rafael Caro Quintero, pero el Embajador de ese país en México, Ken Salazar, dijo que el personal estadounidense no participó.

“Hoy, nuestro increíble equipo de la DEA en México trabajó en conjunto con las autoridades mexicanas para capturar y arrestar a Rafael Caro Quintero, quien está acusado en EU de torturar y asesinar al agente especial de la DEA ‘Kiki’ Camarena”, destacó la Jefa de la Agencia Antidrogas estadounidense, Anne Milgram en un mensaje enviado a sus empleados y publicado en su sitio oficial de Internet.

The Arrest of Rafael Caro Quintero_0

La jefa de la agencia antidrogas estadounidense también agradeció a la Secretaría de Marina de México (Semar) y lamentó la muerte de 14 de sus elementos tras desplomarse un helicóptero ayer.

“Durante más de 30 años, los hombres y mujeres de la DEA han trabajado incansablemente para llevar a Caro Quintero ante la justicia. El arresto es el resultado de años de sangre, sudor y lágrimas. Sin su trabajo, Caro Quintero no enfrentaría la justicia”, dijo Milgram.

En el mensaje, la Jefa de la DEA describió y reconoció a Camarena Salazar como el mejor agente especial al considerarlo tenaz pues implacablemente persiguió a los cárteles de la droga más peligrosos que operan en México.

“Persiguió sin miedo a los más violentos y a los más traficantes peligrosos, con la misión de proteger la seguridad y la salud del pueblo estadounidense, por encima de todo”, expresó.

Horas más tarde Ken Salzar precisó a través de un comunicado publicado por la Embajada de Estados Unidos en México:

“Para aclarar, ningún personal de los Estados Unidos participó en la operación táctica que resultó en el arresto de Caro Quintero: la aprehensión de Caro Quintero fue realizada exclusivamente por el Gobierno mexicano”.

El Embajador destacó que la Semar realizó con éxito el operativo para capturar a Rafael Caro Quintero. “Felicitamos a Semar por ejecutar la operación y lamentamos la pérdida de 14 valientes infantes de marina mexicanos“, manifestó”.

Para el Embajador, el arresto de Caro Quintero, ejemplifica el trabajo que se puede lograr entre México y Estados Unidos.

“La exitosa operación mexicana ejemplifica lo que podemos lograr al trabajar juntos para salvaguardar a los ciudadanos de México y los Estados Unidos“.

Desde su llegada al poder, López Obrador ha cuestionado los operativos conjuntos, como “Rápido y Furioso”, que se realizaron en México, e incluso en 2021 cerró la unidad antidrogas en México que por muchos años colaboró con la DEA.

“Ya tiene tiempo que se tomó la decisión de deshacer este grupo, sigue habiendo cooperación, pero ese grupo que supuestamente era de muy alto nivel, estratégico, estaba infiltrado y sus jefes están siendo investigados y hay presos de ese grupo”, manifestó AMLO en abril pasado desde Palacio Nacional.

LA CAPTURA DE CARO

El histórico capo del narcotráfico mexicano Rafael Caro Quintero, uno de los hombres más buscados por Estados Unidos por el asesinato de un agente federal en 1985, fue detenido el viernes en el noroeste de México, casi una década después de salir de la cárcel debido a un aparente error judicial y regresar a la vida delictiva.

Traslado de Caro Quintero. Foto: FGR.

Según informó la Secretaría de Marina en un comunicado, Caro Quintero fue localizado entre matorrales por una perra de la Armada llamada “Max” durante un operativo conjunto con la Fiscalía General de la República en San Simón, un municipio de la sierra de Sinaloa cercano al estado de Chihuahua. Según el Registro Nacional de Detenciones, la captura tuvo lugar alrededor del mediodía.

El capo tenía dos órdenes de aprehensión en México, pero fue ejecutada una tercera con fines de extradición a Estados Unidos, indicó la fiscalía federal en un comunicado por la noche. Mientras se resuelve su situación jurídica permanecerá internado en un penal de alta seguridad del centro de México.

Las autoridades mexicanas liberaron a Caro Quintero en 2013 tras pasar 28 años en prisión por el homicidio del agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena. Una corte de apelaciones emitió una orden de libertad y, aunque posteriormente la resolución fue revertida, ya era demasiado tarde: el capo se evaporó a bordo de un vehículo nada más poner el pie fuera de la cárcel.

Horas después de la captura se desplomó un helicóptero Black Hawk de la Marina, lo que dejó 14 marinos muertos y uno herido. Según indicó el presidente Andrés Manuel López Obrador por la noche en Twitter, se habían encargado de respaldar a los efectivos que detuvieron a Caro Quintero.

Esta imagen publicada por el FBI muestra el cartel de búsqueda del capo mexicano Rafael Caro Quintero, acusado de asesinar al agente de la DEA Enrique Camarena en 1985.
Esta imagen publicada por el FBI muestra el cartel de búsqueda del capo mexicano Rafael Caro Quintero, acusado de asesinar al agente de la DEA Enrique Camarena en 1985. Foto: FBI vía AP, Archivo

La Armada dijo que, según la información disponible, se trató de un accidente por causas desconocidas. El Presidente garantizó que se abrirá una investigación al respecto.

La captura de Caro Quintero supone el mayor golpe al narcotráfico del gobierno de López Obrador, que desde que asumió el poder en diciembre de 2018 optó por una estrategia de seguridad de “abrazos, no balazos”, es decir, basada en no luchar frontalmente contra los cárteles sino en atajar las causas que hacen que la gente opte por dedicarse a esa actividad. Esta política ha sido duramente criticada porque la violencia en el país no ha cesado.

La detención de Caro Quintero, considerado uno de los grandes “padrinos” del narcotráfico en México, ocurrió apenas unos días después de que López Obrador se reuniera con el Presidente estadounidense Joe Biden en la Casa Blanca.

Por la noche, el fiscal general estadounidense, Merrick Garland, agredeció a México la captura y expresó sus condolencias por los marinos que perdieron la vida al caer el helicóptero.

En el último año habían surgido tensiones entre el gobierno mexicano y la DEA después de que México promulgara una ley que limitaba las operaciones de esta agencia antinarcóticos en el país. Pero la reciente concesión de una visa para su nuevo responsable en el país latinoamericano había limado asperezas.

Rafael Caro Quintero fue liberado en 2013. Foto: Cuartoscuro.

Caro Quintero desapareció de la escena pública tras salir de prisión sin haber cumplido los 40 años de su condena, y el Departamento de Justicia de Estados Unidos se declaró entonces “extremadamente decepcionado” por una liberación que calificó de “sumamente alarmante”. Según Washington, tanto Caro Quintero como su familia seguían involucrados en el tráfico de drogas.

La Suprema Corte mexicana revocó el fallo de la liberación en 2014, y un año después jueces mexicanos emitieron una orden de recaptura. En 2018, las autoridades estadounidenses ofrecieron una recompensa de 20 millones de dólares por su detención, un cifra récord en ese momento, y el FBI incluyó su nombre en la lista de sus 10 fugitivos más buscados.

El sinaloense, de 69 años y nacido en Badiraguato —el mismo municipio que Joaquín “El Chapo” Guzmán_, fue uno de los fundadores del cártel de Guadalajara a finales de la década de 1970 y posteriormente líder histórico del cártel de Sinaloa junto a “El Chapo”, que en la actualidad cumple cadena perpetua en Estados Unidos, e Ismael “El Mayo” Zambada, el cual se encuentra prófugo.

En los últimos años Caro Quintero estaba presente en zonas del noroeste de México, como el estado de Sonora, y luchaba por el control de estos territorios contra los hijos de “El Chapo” Guzmán, conocidos como “Los Chapitos”, batallas que están ensangrentando esa región.

Por eso allí la detención se consideró una buena noticia, y algunos confían en que pudiera traer consigo algo más de calma.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video