Web Analytics

Portada

Lo +

Lo +

Portada
Lo + Leído
Lo + Comentado

La red evangélica contra la “cuarta transformación”

Para ver por qué esto es relevante, empecemos reconociendo que el caso mexicano no ha surgido en el vacío. El asenso político de los grupos evangélicos en el continente es un fenómeno perfectamente documentado. Quizás los casos más notables sean los de Brasil y Estados Unidos.

LOS ESPECIALISTAS | 1 comentario
REGRESAR A LA NOTA
  • Sr. Salgado, el filósofo que parece católico anti Evangélico, idealista como todos los religiosos. A traves de la Historia nos hemos enterado de que en México las iglesias de toda ideología han tratado de intervenir en el poder político los evangélicos no son la exepción. En los gobiernos mexicanos emanados de la Revolución Mexicana es más, desde la Colonia han estado interviniendo en los gobiernos federal, estatal, y municipal. El predominio ha sido de funcionarios católicos sin embargo la Iglesia católica y los católicos le han fallado a la Sociedad Mexicana, sus interéses y los intreses que han defendido y defienden han contribuido al estado de cosas actual de México de una deficiente distribución de los ingresos, decía mi abuelito si perdonas haces un cínico, así tenemos católicos que se han hecho millonarios, políticos y lideres sociales y políticos que se han apropiado del poder, por que tendrían que ser diferentes los evangélicos, por que ponerlos como los únicos satánicos si tenemos 500 años con satánicos en el poder. Dejemos al pueblo en libertad de decidir por cuál religión van a decidirse y en la medida que tengan mayores conocimientos convertirán las Iglesias en Cafés, restaurantes o cantinas y bares. México tiene muchos años, poco más de 160 años que separó la Iglesia y el Estado y si bien han influido en el poder a través de los políticos siempre ha estado la constitución y los ciudadanos preclaros para impedir su intervención sin embargo los individuos tienen el derecho a practicar cualquier Religión.

  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión