El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo hoy, en respuesta a si Enrique Peña Nieto estaba enterado de la “Estafa Maestra”, que “todos los presidentes saben”.

Ciudad de México, 16 de agosto (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo hoy que “todos los presidentes saben” y tienen información de lo que sucede en su gobierno. Así respondió a pregunta expresa sobre si Enrique Peña Nieto estaba o no informado sobre los saqueos detectados a Rosario Robles y a otros secretarios en el esquema fraudulento conocido como “Estafa Maestra”.

“Pues la investigación que está llevando a cabo la Fiscalía General, yo lo que he venido sosteniendo, porque había mucha hipocresía, se culpaba siempre a los de abajo y se decía que el Presidente no estaba enterado, que lo engañaban, que el Presidente tenía buenas intenciones pero sus funcionarios no le ayudaban. Lo cierto es que el Presidente de México tiene toda la información“, dijo el Presidente a la pregunta sobre si el ex mandatario, Peña Nieto, sabía de la “Estada Maestra”.

“¿El Presidente Enrique Peña Nieto sabía entonces?”, le volvió a preguntar el reportero, “todos los presidentes, todos”, respondió López Obrador.

“Acerca de enjuiciar a los ex presidentes, pues mi propuesta fue que se pensara en un punto final, y sólo si la gente lo pedía, pues se hiciera una consulta, reformando la Constitución, y que sean los mexicanos quienes decidan, pero que sean los mexicanos los que decidan si quieren enjuiciar a Salinas, a Zedillo, a Fox, Calderón y Peña Nieto. Si consideran que se debe hacer esa consulta para revisar las cosas desde arriba, esto pues es fácil de que se exprese. Estábamos hablando hace un momento de la fuerza de la opinión pública, si empiezan a haber manifestaciones en ese sentido, si empiezan a manifestarse, los articulistas, en las redes sociales, pues se convocaría a esa consulta, porque el pueblo manda, porque el pueblo decide, no sabemos también si resulten responsables, pero se trata de que se abran procesos, y que la autoridad competente investigue”, agregó.

Además, el Presidente dijo hoy que prefiere no opinar sobre la polémica desatada luego de que Dolores Padierna aceptó que el Juez de control que lleva la causa de Rosario Robles Berlanga es su sobrino.

“Acerca de lo del juez, pertenece al poder judicial, no tiene que ver con el poder ejecutivo, y no quiero opinar sobre este tema, tengo confianza que se va a aplicar la ley sin consigna”, respondió a un reportero que le preguntó sobre la polémica por la relación familiar entre el juez del caso Robles y Dolores Padierna.

Ayer, Dolores Padierna, vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, reconoció que el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, quien dictó prisión preventiva contra Rosario Robles, es su sobrino y defendió que los casos que ha atendido le han sido asignados al azar.

“Con respecto a las versiones periodísticas relacionadas con el Juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna aclaro que él es hijo de mi hermana Guadalupe. Que los casos que le han correspondido atender le han sido asignados al azar”, escribió Dolores Padierna en su cuenta de Twitter.

Felipe de Jesús Delgadillo Padierna “es un funcionario honesto quien llegó a su cargo por méritos propios. Tiene una carrera limpia y como se ha demostrado en otros casos no recibe ni acepta consignas. Él únicamente es un juez de vinculación a proceso pero no le corresponde juzgar ni sentenciar a los imputados”, expuso.

“En lo que se refiere a lo personal, respetamos nuestros ámbitos de trabajo. No mezclamos asuntos”, agregó, y consideró que no debe ser juzgado por sus apellidos; “se le debe valorar por su trabajo”, opinó.

 Por su parte, la defensa legal de Rosario Robles Berlanga anunció hoy que presentará una queja ante el Consejo de la Judicatura Federal en contra de Delgadillo Padierna por violar los derechos de la ex Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), pues consideró que se le dictó prisión preventiva de forma ilegal porque el delito por el que se le investiga (ejercicio ilícito de servicio público) no amerita la medida.

A través de un comunicado, los abogados de la ex funcionaria aseguraron que “en breve” presentarán dicha queja.

Los despachos Hernández Barros y Oléa acusaron que el juez de control Delgadillo Padierna resolvió “indebidamente” al dictar prisión preventiva contra su clienta, pues, dijeron, lo hizo atendiendo a “razonamientos políticos y meramente “personales”.

“Su actuar resulta contrario a nuestra Carta Magna, al Código Nacional de Procedimientos Penales, a los Tratados Internacionales firmados y ratificados por nuestro país en Materia de Derechos Humanos y a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación”, expusieron.