La autopsia del joven subraya que recibió tres tiros en la espalda y uno en el codo derecho. Los proyectiles perforaron su corazón y un pulmón, lo que provocó que falleciera a causa de una pérdida masiva de sangre. Los abogados de la víctima calificaron la muerte del joven de “ejecución” como resultado del uso de “fuerza excesiva”.

EU, 16 de agosto (RT) .-De’Von Bailey, un afroamericano de 19 años, perdió la vida luego de ser baleado por un policía el pasado 3 de agosto en Colorado Springs (Colorado, EU). Un video de una cámara de seguridad publicado días después del incidente mostraba al joven corriendo antes de recibir una disparo por la espalda y caer al suelo.

Los oficiales involucrados actuaron luego de responder a una llamada sobre un robo, argumentando que Bailey era uno de los sospechosos y portaba un arma. La muerte del adolescente produjo varias protestas de la comunidad y la reacción de la familia, que piden justicia.

Este 15 de agosto, las autoridades locales hicieron público un video de la cámara corporal del sargento Alan Van’t Land, uno de los dos uniformados que disparó ese día. Las imágenes ofrecen la secuencia completa de los hechos y revelan detalles que podrían ayudar a esclarecer las circunstancias.

Según se observa, los policías se acercan a dos jóvenes —entre ellos De’Von—, les piden que se identifiquen y que levanten las manos. El sargento explica que ambos coinciden con la descripción de dos sospechosos de hurto que según los reportes están armados y, por tanto, procederá a requisarlos. Segundos después, De’Von sale corriendomientras Van’t Land lo persigue y le grita que alce las manos, pero ante la negativa le dispara varias veces.

El sospechoso se desploma con una visible herida de bala en la espalda. Los agentes lo esposan en el suelo y descubren que tiene una pistola escondida dentro de sus pantalones cortos.

¿FUERZA EXCESIVA?

La autopsia de Bailey subraya que recibió tres tiros en la espalda y uno en el codo derecho. Los proyectiles perforaron su corazón y un pulmón, lo que provocó que falleciera a causa de una pérdida masiva de sangre. Los abogados de la víctima calificaron la muerte del joven de “ejecución” como resultado del uso de “fuerza excesiva”, recoge AP.

“[Bailey] no tenía un arma en la mano y no había mostrado ninguna cuando lo mataron. La Policía parece argumentar que le dispararon porque temían que sacara una en ese momento. Creemos que el video muestra lo contrario”, opina Darold Killmer, uno de los letrados.

El tiroteo fue investigado por la oficina del ‘sheriff’ del condado de El Paso, pero los parientes de Bailey han pedido un fiscal especial independiente para el caso. De acuerdo con un portavoz del fiscal de distrito, Dan May, este tipo de incidentes son tomados “muy en serio” y su revisión completa podría llevar varios meses. Por el momento se desconoce si se presentarán cargos contra los policías responsables o si su proceder será catalogado como justificado.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.