México, 16 Sep (Notimex).- El Presidente Enrique Peña Nieto se reunió con los integrantes de las Fuerzas Armadas que participaron en el desfile conmemorativo del 205 aniversario de la Independencia, y les expresó su reconocimiento y gratitud por trabajar para los mexicanos.

“Hoy es una mejor ocasión para tener un mayor acercamiento y sentir aún más de cerca a los soldados y marinos, hombres y mujeres que se la juegan por México y se entregan en vida a todo México”, dijo acompañado por los secretarios de la Defensa, Salvador Cienfuegos Zepeda, y de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz.

En el Campo Militar Numero 1, Peña Nieto felicitó a los elementos castrenses por su activa, valerosa y profesional participación en el desfile, en el que además de su fuerza y marcialidad se pudo ver el enorme orgullo con el que portan el uniforme con los colores de México.

El Ejecutivo federal externó que espera que este convivio, el primero que realiza un Presidente de la República luego del desfile del 16 de septiembre, siente un precedente y que cada año se lleve a cabo para “saludar lo más posible a los soldados y marinos que trabajan en favor de la nación”.

Destacó las distintas misiones y tareas que efectúan los integrantes de las Fuerzas Armadas en caso de algún un desastre de orden natural, donde “en primerísimo lugar está en la mano solidaria, sí del gobierno pero siempre a través de las Fuerzas Armadas”.

También acompañan los esfuerzos de las instituciones civiles de seguridad pública para trabajar en favor de la paz y la tranquilidad de la sociedad mexicana y en el combate a incendios forestales, subrayó el mandatario.

“Son ustedes, mujeres y hombres, soldados y marinos los que dan lo mejor de sí a esta gran causa que es México, porque así lo han decidido y todos los días consagran su vida a esta noble y gran causa de cuidar y velar los mejores intereses de la nación mexicana”.

Peña Nieto aseguró que se pueden sentir orgullosos de pertenecer a las Fuerzas Armadas, que tienen “prestigio, historia y el aprecio de la sociedad mexicana, que reconoce su entrega cotidiana” en las tareas que realizan, pues “al final de cuentas están aportando a la construcción de una mejor nación”.