El gigante petrolero Aramco, el principal del mundo, ha indicado que llevará varias semanas hasta que sus instalaciones vuelvan a operar con normalidad, lo que hace temer sobre las consecuencias que ello pueda tener en el suministro de crudo a nivel mundial.

Ciudad de México, 16 de septiembre (SinEmbargo).- Los precios del petróleo aumentaron luego del ataque ocurrido el fin de semana contra instalaciones petroleras en Arabia Saudita. En la New York Mercantile Exchange, de Estados Unidos, los futuros del crudo para noviembre cotizaban en los 62.20 dólares estadounidenses el barril, un aumento de 13.50 por ciento.

Durante las primeras horas de la sesión alcanzó un máximo de 63.47 dólares el barril. El crudo probablemente encuentre apoyo en los 54.00 y resistencia en los 63.47.

El barril de petróleo Brent, para entrega en noviembre, aumentó un 14.08 por ciento para cotizar en 68.70 dólares. El diferencial entre los contratos para el Brent y el el crudo se mantienen sobre los 6.5 dólares el barril.

El valor del petróleo de Estados Unidos, que llegó a subir en algún momento hasta un 15.5 por ciento, se ha disparado después de que los ataques con drones contra dos refinerías de Arabia Saudí redujeran en más del 5 por ciento el suministro global del crudo.

El gigante petrolero Aramco, el principal del mundo, ha indicado que llevará varias semanas hasta que sus instalaciones vuelvan a operar con normalidad, lo que hace temer sobre las consecuencias que ello pueda tener en el suministro de crudo a nivel mundial.

De acuerdo con Aramco, los ataques han recortado aproximadamente la producción de crudo en unos 5,6 millones de barriles diarios.

WALL STREET

Wall Street cerró este lunes en rojo tras una jornada marcada por una crisis petrolera que ha llevado al Dow Jones ha dejarse finalmente un 0.52 por ciento, con descensos pronunciados entre compañías aéreas como American Airlines o Jetblue, mientras petroleras como Exxon o Chevron salían reforzadas.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el principal indicador descendió 142.70 puntos, hasta 27 mil 76.82 enteros, a la vez que el selectivo S&P 500 bajó a 2 mil 997.96 puntos tras retroceder un 0.31 por ciento o 9.43 puntos. El índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan las principales tecnológicas, tuvo el menor desgaste, con un descenso del 0.28 por ciento o 23.17 puntos, situándose en 8 mil 153.54.

La gran mayoría de sectores económicos fueron a la baja, destacando los descensos del de materiales (-1.63 por ciento), bienes no esenciales (-1.31) y el sector de bienes esenciales (-0.96).

Tres sectores quedaron en verde: energía (3.29 por ciento), inmobiliario (1.02) y servicios públicos (0.08)

El atentado en los dos pozos de Arabia Saudí y la bajada de su suministro de crudo a la mitad disparó este lunes cerca de un 15 por ciento el precio del barril del crudo de Texas y, así, el margen de las compañías aéreas va a ser mucho menor entre las preocupaciones de los inversores por una desaceleración del crecimiento económico mundial.

Por este motivo, la principal compañía de Estados Unidos, American Airlines Group se dejó este lunes un 7.28 por ciento en el Nasdaq, mientras que Jetblue Airways hacia lo propio en un 3.05. Delta Air Lines se dejaba por su lado un 1.58 por ciento de su valor en la Bolsa de Nueva York.

Por contra, las corporativas más beneficiadas de la subida del oro negro fueron las petroleras estadounidenses. Así, Chevron escaló un 2.14 por ciento y Exxon Mobil un 1.50 por ciento.

En este indicador las corporativas peor paradas fueron Procter & Gamble, con un descenso del 1.94 por ciento, Walt Disney (-1.61) y Walmart (-1.58).

RESERVAS DE EU

El secretario estadounidense de Energía, Rick Perry, aseguró este lunes que es “todavía prematuro” saber si es necesario recurrir al petróleo de la Reserva Estratégica de Petróleo (SPR) del país para compensar la subida de precios de crudo tras el ataque a refinerías saudíes.

Esta imagen proporcionada el domingo 15 de septiembre de 2019 por el gobierno estadounidense y DigitalGlobe, con anotaciones. Foto: Gobierno de EU, Digital Globe via AP.

“Creo que todavía es un poco prematuro hacer comentarios sobre si vamos a necesitar o no la SPR hasta que tengamos un verdadera evaluación del periodo de tiempo que las instalaciones van a estar cerradas”, afirmó Perry en una entrevista con la cadena CNBC.

Este domingo, el presidente estadounidense, Donald Trump, autorizó la liberación de petróleo de la reserva estratégica del EU para que, si es necesario, se garantice el suministro mundial.

Perry indicó que “los saudíes ya están diciendo que van a ser capaces de recuperar un tercio de la producción antes de que concluya” la jornada.

Actualmente, EU tiene guardados 630 millones de barriles para casos de emergencia.

Imagen cedida por la NASA muestra una imagen satelital del humo de los incendios en dos grandes instalaciones petroleras en el este de Arabia Saudita. Foto: EFE, EPA, NASA.

Esta reserva fue creada en 1975 después del embargo árabe de petróleo que elevó los precios y provocó una aguda crisis económica. Su objetivo es evitar futuras interrupciones en el suministro de crudo y servir como una “herramienta de política exterior”, de acuerdo a la web del Departamento de Energía.

El sábado dos refinerías de la petrolera estatal saudí Aramco, clave para el abastecimiento mundial de crudo, fueron atacadas con diez drones, causando una reducción de cerca del 50 % de su producción.

Los ataques fueron reivindicados por los rebeldes hutíes yemeníes, apoyados por Irán; pero, el sábado, el secretario de Estado, Mike Pompeo, responsabilizó directamente a Teherán como responsable.

El gigante petrolero saudí Aramco, el principal del mundo, ha indicado que llevará varias semanas hasta que sus instalaciones vuelvan a operar con normalidad, lo que hace temer sobre las consecuencias que ello pueda tener en el suministro de crudo a nivel mundial.

-Con información de EFE e Investing.com