De acuerdo con los reportes, la fuga se registró minutos antes de las 06:00 horas, por lo que personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Protección Civil, Pemex y Bomberos del estado de Puebla se trasladaron a la zona.

Ciudad de México, 16 de septiembre (SinEmbargo).- Seis trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) resultaron heridos mientras atendían una fuga de gas LP en una toma clandestina en Cuautlancingo, Puebla.

A través de su cuenta de Twitter, la Coordinación Nacional de Protección civil informó que el personal de Pemex resultó con quemaduras leves “que no ponen en riesgo su vida”.

Los trabajadores de la petrolera fueron trasladados a hospitales cercanos para atender sus heridas. Mientras Pemex añadió que la zona se encuentra bajo resguardo, a fin de controlar la fuga en el ducto.

Protección Civil añadió que tras el reporte de fuga del combustible se estableció un cerco de seguridad, y que “al ser una zona despoblada no ha sido necesaria la evacuación preventiva”.

De acuerdo con los reportes, la fuga de gas LP se registró minutos antes de las 06:00 horas, por lo que personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Protección Civil, Pemex y Bomberos del estado de Puebla se trasladaron a la zona.

Por su parte, Protección Civil de Puebla solicitó a los pobladores evitar la zona y seguir las recomendaciones establecidas por las autoridades.

En un último reporte, Protección Civil informó que las acciones para controlar el fuego continúan, así como el trabajo de los tres órdenes de Gobierno.

El pasado 15 de septiembre, personal de dependencias federales y del Estado de México controlaron una fuga de gas en el municipio de Acolman, provocada por una toma clandestina.

El Gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, detalló que alrededor de 500 habitantes de la zona fueron evacuados, “de manera preventiva y para garantizar su seguridad”.

Los habitantes evacuados fueron trasladados a auditorio del Palacio Municipal de Acolman.

Mientras el pasado 20 de agosto, otra fuga de gas LP ocurrió en el poblado de San Jerónimo Ocotitlán, municipio de Acajete, Puebla.

Este hecho provocó el cierre de la circulación entre los kilómetros 142 y 156 de la Autopista Puebla-Acatzingo, así como la evacuación de la población cercana.