Con respecto a los precios del crudo, el director gerente de Moody’s Steve Wood ha especificado que registrarán una “prima de riesgo” incluso después de cuando Arabia Saudí recupere su nivel de producción.

MADRID, 16 de septiembre (EUROPA PRESS).- La firma de calificación crediticia Moody’s ha asegurado que los ataques que sufrió este fin de semana Saudi Aramco, la petrolera estatal de Arabia Saudí, son negativos para su perfil crediticio, aunque su impacto no será demasiado duradero.

“A pesar de que los ataques con drones a algunas factorías de petróleo claves de Saudi Aramco son negativos para el crédito y la interrupción de la producción es significativa, no esperamos que deje un impacto duradero en el perfil financiero de la empresa por su robusto balance y sus sólidos colchones de liquidez”, ha explicado el vicepresidente de Moody’s Rehan Akbar.

No obstante, la agencia ha alertado que los ataques evidencian la dependencia crediticia de la compañía con el país en términos de “concentración geográfica” y “exposición a riesgos geopolíticos”.

Este fin de semana, las instalaciones petroleras de Saudi Aramco sufrieron varios ataques con drones, que más tarde fueron reivindicados por los rebeldes huthis de Yemen. Debido a ello, Riad ha informado de que su producción se contraerá en cerca de 5.7 millones de barriles de crudo por día, equivalentes a más del 50 por ciento de la producción del país.

Con respecto a los precios del crudo, el director gerente de Moody’s Steve Wood ha especificado que registrarán una “prima de riesgo” incluso después de cuando Arabia Saudí recupere su nivel de producción.

“Unos precios del crudo más altos ayudarán a los productores y dañaran a los refinadores a corto plazo, aunque el efecto a largo plazo en las compañías energéticas dependerá de la magnitud del descenso en la producción de Saudi Aramco”, ha apostillado Wood.

Este lunes, el precio del barril de Brent, de referencia para Europa, se ha elevado más de un 10 por ciento, hasta situarse en el entorno de los 66.6 dólares. De su lado, el precio del barril West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos, han registrado un alzal de 9.5 por ciento, hasta alcanzar los 60 dólares