“Esperamos que llegue la justicia porque inventar esa verdad histórica nos condenó a vivir cinco años en un tormento que no termina y no lo van a pagar con nada, porque es impagable el daño ocasionado a las familias”, comentó Felipe de la Cruz, vocero de los padres.

Ciudad de México, 16 de septiembre (SinEmbargo).- Esta tarde, en Tixtla, Guerrero, padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa marcharon para exigir que sean devueltos con vida y que el Presidente Andrés Manuel López Obrador castigue al ex Procurador Jesús Murillo Karam, al ex Presidente Enrique Peña Nieto y a Tomás Zerón.

Uno de los padres de los estudiantes, el señor Bernardo Campos aseguró que se le hace “muy extraño” que un juez federal dejara en libertad este fin de semana a 24 policías municipales de Iguala, presuntos implicados en la desaparición del 26 y 27 de septiembre de 2014.

Además, Campos indicó que la liberación de los agentes no solo es responsabilidad del colegiado, sino de las autoridades de la otrora PGR, hoy Fiscalía General de la República (FGR), a la que también acusa.

“Este Gobierno sabía que serían liberados estos policías y Gildardo López Astudillo, pero no hizo nada para evitarlo”, reclamó el hombre.

De este modo, exigió al Gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador que de verdad debe actuar porque “ya no pueden esperar más”. Así como el castigo a Enrique Peña Nieto, Jesús Murillo Karam y Tomás Zerón de Lucio, ex director de la Agencia de Investigación Criminal.

Padres, alumnos de Ayotzinapa e integrantes de organizaciones sociales, marcharon en la Ciudad de Iguala en 2015. Foto: Cuartoscuro.

Por su parte, Felipe de la Cruz, vocero de los padres, calificó como un “mito” la llamada verdad histórica del Gobierno de Peña Nieto, para explicar la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, y dijo que “esa mentira” los condenó a casi cinco años de angustia y tormento.

“Esperamos que llegue la justicia porque inventar esa verdad histórica nos condenó a vivir cinco años en un tormento que no termina y no lo van a pagar con nada, porque es impagable el daño ocasionado a las familias”, comentó.

El Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas, aseguró el día de ayer que la decisión del Juez que liberó a 24 policías detenidos por su presunta participación en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa es un ejemplo de “la miseria y la podredumbre en la que se encuentra el sistema de justicia de nuestro país”.

También anunció que la Fiscalía General de la República (FGR) presentará recursos y diligencias contra el ex Procurador José Murillo Karam; el ex director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón de Lucio; y José Aarón Pérez Carro, ex titular de la Unidad Especial para el caso.

“Nosotros no podemos mantener silencio frente a lo que está sucediendo en todo el proceso judicial que se sigue por la desaparición de los 43 estudiantes”, dijo Encinas Rodríguez en conferencia de prensa.

“Con estas 24 libertades, se suman a las 53 ya otorgadas por el mismo Juez, lo cual suma 77 libertades de las 142 personas a quienes se les habían identificado la presunción de la comisión de diversos delitos. Quedan solamente 65 de las 142 personas detenidas en estos momentos por este proceso y de mantenerse esta tendencia, y como es evidente la intención política de hacerlo, quizá en los próximos días pueden otorgarse diversas libertades”, añadió.