El Zócalo capitalino fue resguardado por uniformados para evitar reuniones. La plaza vacía se iluminó sólo por luces que dibujaron el mapa de México y una antorcha denominada “la Llama de la Esperanza”.

Ciudad de México, 16 de septiembre (AP/EFE/SinEmbargo).- Por primera vez en 153 años, México inició festejos del Día de la Independencia sin grandes ceremonias, debido a las restricciones por la emergencia sanitaria de la COVID-19.

Desde el balcón en Palacio Nacional, el Presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó el Grito de Independencia en conmemoración del 210 aniversario del inicio de la lucha para conseguir independencia de España. Sin embargo, un cerco policial impidió que se reuniera la acostumbrada multitud de 100 mil asistentes.

El evento no sufría alteraciones desde 1847, cuando tropas estadounidenses ocuparon la Ciudad de México durante la Guerra México-Estados Unidos. “Podemos participar desde nuestras casas”, dijo el mandatario ayer por la mañana.

Te compartimos la transmisión especial del 210 Aniversario del #GritoDeIndependencia

Posted by Sin Embargo MX on Tuesday, September 15, 2020

El Zócalo capitalino fue resguardado por uniformados para evitar reuniones. La plaza vacía se iluminó sólo por luces que dibujaron el mapa de México y una antorcha denominada “la Llama de la Esperanza”.

La ceremonia fue transmitida a través de televisión e Internet, por lo que los mexicanos escucharon desde sus casas las campanadas de la Catedral y observaron en sus pantallas el espectáculo de fuegos pirotécnicos.

Para hoy está programado el desfile militar, también sin público. Se guardará un minuto de silencio y un minuto de aplausos para las personas que han fallecido a causa del coronavirus.

-Con información de AP y EFE