Author image

Leopoldo Maldonado

16/09/2022 - 12:01 am

Latinoamérica: la situación para la prensa no pinta bien

“En América Latina los grupos de poder político y económico se encuentran inmersos en una lógica profundamente autoritaria y que sus acciones se perfilan en la lógica de obstruir el acceso a la información y amedrentar a la prensa”.

En suma, la espiral de violencia incontenible en la región, con gobiernos que se adscriben en ambos polos de la geometría política izquierda -derecha , nos demuestra que la libertad de expresión está bajo asedio. Foto: Yerania Rolón, Cuartoscuro.

El pasado 6 de septiembre se presentó en México el “informe sombra 2021” de la Red regional Voces del Sur, que es una iniciativa regional compuesta por 13 organizaciones de la sociedad civil (OSC) latinoamericanas, en 14 países de la región, que defienden la libertad de expresión e información y la seguridad de periodistas.[1] El panorama que pinta para las y los periodistas en la región es desolador.

Voces del Sur monitorea las agresiones en contra de estos derechos fundamentales mediante una metodología consensuada y alineada al Objetivo de Desarrollo Sostenible 16 de la Organización de Naciones Unidas que corresponde al derecho de acceso a la información y elabora anualmente un informe sombra que da cuenta de los avances o retrocesos en la materia.

Con base en dicho monitoreo, en 2021 Voces del Sur registró un total de 4,931 alertas por violaciones a la libertad de expresión y la libertad de prensa. Esto significa 14 alertas por día, es decir que en América Latina se agrede a la prensa en promedio cada 2 horas.

En este recorrido regional los Estados – supuestos garantes de estas libertades fundamentales – continúan siendo el principal agresor en violencia contra personas periodistas y medios a lo largo de América Latina.

A nivel regional, la tendencia más preocupante es el incremento en violencia directa contra personas periodistas y medios, que se ha manifestado de la peor manera mediante los asesinatos de periodistas, registrando 9 en México, y uno en Colombia, Guatemala, y Honduras, durante el 2021.

Otros tipos de agresión con mayor incremento fueron: 198 por ciento en el caso de detenciones arbitrarias, 193 por ciento en el uso abusivo del poder estatal, 83 por ciento en discurso estigmatizante, 50 por ciento en restricciones en el acceso a la información y 18 por ciento en otros agresiones y ataques.

En el análisis de las violaciones documentadas en los 14 países donde se realizó la documentación, los resultados nos dan el siguiente orden: la cifra más alta la tiene Cuba con 1129 agresiones, en el segundo lugar se colocan Nicaragua con 701, Colombia con 638 y México con 626, le siguen Brasil con 541 y Venezuela con 452.

Después se encuentran Ecuador con 232 y El Salvador con 219. Con el mismo resultado se ubican Bolivia y Perú con 77 agresiones. Más abajo se encuentran Argentina con 73 y Uruguay con 70, al final de la lista se colocan Honduras con 66 y Guatemala con el menor número de agresiones que es 29.

Sin embargo, Uruguay y Perú, vistos antes como los países con menos agresiones, han sufrido retrocesos importantes en materia de violencia contra periodista, con un aumento de 67% en las restricciones al acceso a información en Uruguay, y un alarmante incremento en Perú de persecución judicial contra personas trabajadoras en medios de 67%, y su exclusión de espacios oficiales de prensa.

Sin duda un elemento que resalta el valor de este informe, es la perspectiva de género e inclusión, que por primera vez se incluye. La Red VDS agregó un decimotercer indicador transversal a este monitoreo que permite analizar y comprender mejor cómo la violencia se manifiesta de manera diferenciada contra mujeres, personas no binarias, y la comunidad LGBTIQ+, y otros grupos. Se observaron agresiones sexistas y ataques frecuentes en redes sociales y otros espacios en línea. El propósito es tomar medidas de protección y atención apropiadas a las necesidades de los distintos grupos.

En suma, la espiral de violencia incontenible en la región, con gobiernos que se adscriben en ambos polos de la geometría política izquierda -derecha , nos demuestra que la libertad de expresión está bajo asedio.

Con ello se confirma que en América Latina los grupos de poder político y económico se encuentran inmersos en una lógica profundamente autoritaria y que sus acciones -sobre todo las de autoridades- se perfilan en la lógica de obstruir el acceso a la información y amedrentar a la prensa.

[1]    La iniciativa la componen: Foro de Periodismo Argentino – FOPEA Argentina, Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia – ANP Bolivia, Associação Brasileira de Jornalismo Investigativo – ABRAJI Brasil, Fundación para la Libertad de Prensa – FLIP Colombia, Instituto Cubano de Libertad de Expresión y Prensa – ICLEP Cuba, Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios – FUNDAMEDIOS Ecuador, Instituto Centroamericano de Estudios para la Democracia Social – DEMOS Guatemala, Comité por la Libre Expresión – C-Libre Honduras, ARTÍCULO 19 México y Centroamérica – Artículo 19 México, Fundación por la Libertad de Expresión y Democracia – FLED Nicaragua Instituto de Prensa y Sociedad – IPYS Perú, Centro de Archivos y Acceso a la Información – CAinfo Uruguay, Instituto de Prensa y Sociedad – IPYS Venezuela

Leopoldo Maldonado
Es Director Regional de ARTICLE 19 Oficina para México y Centroamérica. Maestro en Derechos Humanos y abogado por la Universidad Iberoamericana. Es integrante del Comité Consultivo del Repositorio de Documentación sobre Desapariciones en México. Durante 15 años ha trabajado como activista y defensor de derechos humanos defendiendo migrantes, personas indígenas, periodistas y víctimas de violaciones graves a derechos humanos.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas