Author image

Héctor L. Frisbie

16/09/2022 - 12:05 am

La Mano del Rey

“El volumen de las manos del Carlos III quien ahora encabeza a la familia inglesa denominada como realeza es un hallazgo clínico que en la facultad de medicina le denominamos diagnóstico de camión”.

Insuficiencia Cardíaca Clásica e Insuficiencia Cardíaca por Deficiencia de Ejercicio.

El volumen de las manos del Carlos III quien ahora encabeza a la familia inglesa denominada como realeza es un hallazgo clínico que en la facultad de medicina le denominamos diagnóstico de camión. Al subirse alguien con un rasgo típico podemos presumir un diagnóstico de sospecha. El que se mantenga oculta la información medica de cualquier figura pública es un derecho de confidencialidad y no debemos hurgar en ello. Lo que sí podemos hacer es orientar a los pacientes una vez que integramos un diagnóstico en el cual el habitús exterior o apariencia nos orienta de forma importante para un diagnóstico, plan de tratamiento y pronóstico.

La causas más frecuentes de Insuficiencia cardíaca son hipertensión arterial o presión alta, infartos del miocardio asociado a arterias coronarias obstruidas y válvulas cardíacas con función anormal. Algunos casos se empeoran por el consumo de alcohol mayor a una onza cada 24 horas.

La ausencia crónica de actividad física o estilo de vida sedentario se define como un factor de riesgo cardiovascular desde hace algunos años. El impacto en la salud no es menor y se establece de manera silenciosa, sin que la persona note cambios significativos inmediatos.

El concepto de un músculo débil, delgado, con un corazón grande, como globo poco útil para realizar su trabajo se ha modificado al encontrar este tipo de insuficiencia cardíaca.

Las personas con deficiencia crónica de actividad física e insuficiencia cardíaca tienen un corazón pequeño, hipotrófico. Este cambio en la forma, a diferencia del corazón como globo tiene siempre es una oportunidad abierta. Un músculo pequeño y poco desarrollado puede volver a crecer y recuperar su función.

Cuando el corazón insuficiente es un músculo muy delgado, grande como lo vemos en los casos clásicos de Insuficiencia Cardíaca el pronóstico no es tan optimista. Nos enfocamos en estos personas en disminuir el avance del daño y en identificar el impacto de la falta de función eficiente del músculo cardíaco.

Uno de los datos clínicos más evidentes en personas con insuficiencia cardíaca es la retención de líquidos, el edema de partes distantes inicialmente y edema generalizado en casos de enfermedad avanzada. Se hinchan los pies las manos inicialmente y posteriormente la cara para progresar paulatinamente hasta que la persona «atrapa» o «secuestra» una cantidad de líquido que puede tener un volumen en litros que llega a ser incluso mayor al líquido contenido en la sangre circulante. Estas personas se tornan también rubicundas, es decir la cara se enrojece al igual que las manos, los pies y las pantorrillas. Las personas se sienten congestionadas, cansadas, respiran con dificultad y eso les lleva a ser iracundas, se irritan con facilidad. Habitualmente padecen apnea del sueño, se asfixian repetidamente durante las horas de sueño lo que les lleva a incrementar la fatiga y a elevar aún más la presión arterial entrando en una espiral de deterioro. Es esa espiral la que con tratamiento médico disminuye la velocidad y puede otorgar a los pacientes mejora de la calidad de vida.

Una de las medidas que establecen un pronóstico es la la medida del volumen de sangre que el ventrículo es capaz de bombear, enviar al cuerpo y oxigenar. Esto recibe el término médico de «Fracción de Eyección»

Las personas con Insuficiencia cardiaca asociada a deficiencia de ejercicio tienen una condición conocida como «Insuficiencia Cardíaca con Fracción de Eyección Normal» (HFpEF). Quienes presentan este cambio pueden iniciar actividad física bajo supervisión de entrenadores certificados y recuperar una proporción importante de la función cardíaca.

Héctor L. Frisbie
Nació en la Ciudad de México en 1965. Se graduó como Médico Cirujano en 1989 en la Ciudad de México. De la especialidad de Ginecología y Obstetricia en 1996 en la Ciudad de México. Fellow del Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia. Se graduó en Alta Dirección en Instituciones de Salud Publica en el IPADE. Jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Centro Médico Dalinde en la Ciudad de Mexico. Director General del Hospital de Alta Especialidad Materno Infantil en León, Guanajuato. Es candidato al Doctorado en Salud Pública por la Universidad Walden en Minneapolis Minnesota. Desde 2010 practica medicina en EU. Participa regularmente en entrevistas de salud en las cadenas UNIVISION y TELEMUNDO. Tiene un canal educativo en YouTube en aspectos de Salud asociado a un noticiero y se transmite cada semana en la República Mexicana.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas