México, 16 Oct. (Notimex).- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) encontró que 14 por ciento de la publicidad sobre productos alimenticios debe comprobar la veracidad de sus frases, ya que de lo contrario podría tratarse de mensajes engañosos.

Luego de analizar la publicidad en televisión de 56 productos provenientes de 24 empresas de alimentos durante septiembre, el organismo determinó que los proveedores con mayor impacto publicitario son Bimbo, Kelloggs, Danone, Mars y Pepsico.

La publicidad en alimentos de dichas marcas no presentó promociones u ofertas que pudieran violar la Ley Federal de Protección al Consumidor, sin embargo, se encontraron frases que podrían inducir a confusión por ser inexactas, exageradas, parciales o tendenciosas.

Entre las frases que requieren comprobar su veracidad destacan: “las bondades de las infusiones con Acti-regularis que ayuda a reducir la inflamación por tránsito lento” (té); “para huesos más fuertes” (leche); “mantenemos nuestros productos naturales de principio a fin” (vegetales); y “tu familia se nutre con todo lo bueno del grano natural” (cereal).

En un comunicado, la Profeco señala que la publicidad debe ser veraz, digna, comprobable y exenta de textos, diálogos, sonidos, imágenes y otras descripciones que puedan ser engañosas o abusivas, de lo contrario, los proveedores incumplen la legislación y podrían recibir multas de hasta 6.5 millones de pesos.

Derivado de casos detectados de publicidad engañosa en alimentos, de enero a septiembre de 2011, la Profeco inició cuatro procedimientos por infracciones a la Ley y 35 requerimientos para comprobar la veracidad de mensajes, además de que se sancionó a tres empresas por un monto total de tres millones de pesos.

Por lo anterior, sugirió al consumidor que antes de comprar un producto puede solicitar asesoría para realizar una denuncia al Teléfono del Consumidor (5568 8722, en el Distrito Federal y área metropolitana; y al 01 800 468 8722, larga distancia sin costo para el resto del país).

Otra opción es presentar una queja en cualquier delegación Profeco, esta posibilidad es posible cuando el consumidor realiza una compra o contratación y el servicio o producto no cumple con lo prometido en su publicidad o no se le respeta determinada promoción.