Ciudad de México, 16 de oct (sinembargo.mx) – El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), liderado por Elba Esther Gordillo,  señaló a las madres que trabajan como las principales culpables del deterioro educativo en el país.

“El abandono de la madre en la formación de los hijos, convirtió a las escuelas en guarderías juveniles, a los maestros, en solitarios responsables de la educación y vació de contenido educativo y de convivencia humana enormes cantidades del tiempo familiar, el cual fue ocupado por el excesivo consumo de televisión chatarra y el abusivo uso de instrumentos lúdicos envueltos en ropajes de tecnología también chatarra”.

Juan Díaz de la Torre, Secretario General Ejecutivo del CEN del SNTE, refirió durante la presentación de la Asociación Civil Educación y Formación con valores que el cambio de paradigma en la sociedad provocó que el núcleo familiar fuera sustituido por medios de comunicación que tiene el objetivo de desvalorización humana y social, llamado “entretenimiento”,

Habiendo perdido como centro a la familia, éste fue ocupado por otros sistemas de comunicación que tienen otros objetivos y que coparon una enorme cantidad del tiempo socialmente inútil mediante un pretexto aparentemente inocuo pero que tiene enormes impactos en la desvalorización humana y social: el “entretenimiento”.

Lo que desemboca en los homicidios múltiples, el incremento en las adicciones, el aumento dramático del número de NiNis o el fracaso del Estado como monopolizador de la violencia en enormes franjas del territorio nacional, dice el texto.

El enorme daño que ha generado el excesivo consumo de televisión chatarra, no sólo por los mensajes de doble moral con el que se construye sino por la cantidad que del tiempo individual y social del que se apropia, no puede de ninguna manera minimizarse.

Fragmentos de este discurso fueron utilizados por la lideresa sindical, de acuerdo con Reforma, en una carta pública titulada “La formación de valores en el México del siglo 21” en la que arremete contra las madres trabajadoras en su defensa por las recientes críticas del sistema educativo.

“Cuando la mujer tuvo que compartir la responsabilidad del ingreso familiar, no sólo impactó en el deterioro individual sino en el de la sociedad toda”, refirió.