De la mano, priistas y perredistas. Foto: Prensa GDF

De la mano, priistas y perredistas. Foto: Prensa GDF

Ciudad de México, 16 de octubre (SinEmbargo).– “¿Estos acuerdos garantizan el voto del PRD  a la Reforma Hacendaria?”, preguntó un reportero a Miguel Ángel Mancera Espinosa, Jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF).

–Estos acuerdos son exactamente lo que ustedes escucharon hoy, que tiene que ver para los temas de la ciudad. Yo no podría hablar por los señores diputados y diputadas que van a estar obviamente trabajando en estos días. Pero lo que aquí se dijo fueron los temas específicos de la ciudad y obviamente algunos que benefician a los demás estados.

–¿Y los programas sociales, el tema del Seguro del Desempleo, que también estaba en riesgo? –insistió otro periodista.

–Te diría que no encontramos ya ningún riesgo a los programas que vamos a estar operando. Me parece destacable lo que se dijo respecto del tema de adultos mayores, que si bien es algo que planteó la Ciudad de México porque nos interesa mucho, como lo precisó el Secretario [de Hacienda, Luis Videgaray Caso], aplicará a todo el país.

Antes, Mancera había dicho: “Mi reconocimiento al Gobierno Federal, mi reconocimiento al Secretario de Hacienda, por supuesto a los señores coordinadores aquí presentes, y reitero, también, a la fracción del Partido Verde Ecologista. Yo creo que los anuncios que acabamos de escuchar y que ahora reiteramos son anuncios fundamentales,  los cinco son puntos muy importantes para las Finanzas de la Ciudad de México. Muchas gracias”.

Y así fue como concluyeron las negociaciones entre Videgaray Caso, Mancera Espinosa y el presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano. Todos contentos. La ciudad recibirá distintos fondos del gobierno federal, y el PRD ayudará al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso de la Unión para que pasen tanto la cuestionada Reforma Hacendaria como el Paquete Económico para 2014.

En total, el gobierno federal se comprometió a apoyar en cinco puntos al gobierno perredista a cambio del apoyo a la propuesta por el Ejecutivo federal el pasado 8 de septiembre.

La Reforma Hacendaria, así como la Energética, son rechazadas por distintos actores sociales y económicos en México. El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) la rechaza porque, insiste, viene como parte del paquete que incluye la Reforma Energética. El Partido Acción Nacional (PAN) insiste en que no la aprobará sin que antes pase la Reforma Político-Electoral, que busca limitar a los gobernadores y establecer verdaderos controles en las campañas electorales.

El lunes, Gerardo López Becerra, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope), dijo que la Reforma Hacendaria que impulsa en la Cámara de Diputados el dueto PRI-PRD “disfraza” los impuestos para alimentos y afectará a las clases populares y a los microempresarios.

El representante de los pequeños empresarios indicó que se hicieron llegar más de 300 solicitudes de entrevista a San Lázaro para tratar la reducción de 100 a 41% de deducibilidad de la prestación de vales despensa que la iniciativa prevé, sin ningún resultado, principalmente de la bancada perredista.

“Nosotros pensamos que el PRD nos podría apoyar a poner sobre la mesa la revisión de algunas de las propuestas que impactan de manera directa a la clase popular, hay un acuerdo anunciado PRI-PRD para impulsar la reforma como está y eso nos ha sorprendido. Uno pensaría que por ser un partido de izquierda trataría de que no se afectara a las clases populares”, dijo el empresario.

Apenas el 13 de octubre pasado, el presidente del PAN, Gustavo Madero, anunció que continuarán organizando manifestaciones contra la Reforma Hacendaria hasta que termine de corregirse y esté segura la economía de las familias. La cruzada nacional contra esa iniciativa continuará en todo el país, dijo, a través de anuncios espectaculares, redes sociales, y en las calles con el volanteo, hasta que el gobierno y el PRI “recapaciten y desechen las amenazas contenidas en esa propuesta de ley” a través de su voto contra la reforma.

Y ayer, no sin cierta inocencia, el Senador del PAN Ernesto Ruffo Appel dijo que su Grupo Parlamentario insistirá en un acuerdo con el PRD para construir un bloque contra las reformas Hacendaria y Energética del Presidente Peña Nieto.

Ruffo Appel indicó que el PAN propuso al Sol Azteca votar  en contra de la Reforma Energética, si ellos hacen lo propio contra la Reforma Hacendaria.

“Los del PAN estamos muy convencidos de ir en contra de la reforma hacendaria, sabemos que el PRD está absolutamente en contra de la reforma constitucional en el asunto energético y ellos temen que nosotros vayamos con el PRI para apoyar la reforma energética”, explicó en conferencia de prensa el ex Gobernador de Baja California.

Indicó que entre integrantes de las dos bancadas suman 43 votos, suficientes para que no pase la Reforma energética en el Senado, dado que se trata de una modificación constitucional que requiere de mayoría calificada.

“Ya calculamos, necesitamos 43 votos y prácticamente ya los tenemos, entre panistas y perredistas en contra de la reforma energética”, precisó Ruffo Appel.

Asimismo confirmó que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN decidió que todos los legisladores de ese partido votarán en contra de la Reforma Hacendaria en lo general.

“Hasta ayer, los diputados del PAN han aprobado algunos dictámenes, pero a partir de ahora todo será diferente. La posición de todos es votar en contra de la reforma hacendaria, en lo general”, comentó.

Pero todo eso cambió ayer, luego del encuentro Videgaray-Mancera-Zambrano.

Luego de la conferencia de Ruffo, los reporteros abordaron al Senador Miguel Barbosa Huerta, coordinador del grupo parlamentario del PRD.

–¿Y qué le parece esta idea que le están planteando [la de Ernesto Ruffo]?

–No me la han planteado. La pregunta es si nosotros vamos a incorporarnos a un bloque que está encabezando el Senador Ruffo; yo te diría que es una decisión que tomaríamos de manera colectiva, como grupo parlamentario, nada más.

–¿Pero no temen que pudieran salirse del redil? Porque el Senador Ruffo dice que ya tiene los cuarenta y tanto votos que se necesitan….

–Extrañamente para muchos, el Grupo Parlamentario del PRD en el Senado es un grupo cohesionado, y lo hemos acreditado.

–¿A qué atribuiría que el Senador ya esté dando por hecho estos votos?

–Bueno, sin duda hay una interrelación entre senadores, y sin duda hay una comunicación, pero, repito, las posiciones del grupo parlamentario van a ser del grupo parlamentario, no de bloques.

Barbosa se había molestado, momentos antes, con uno de los reporteros. “¡Por favor! –le dijo–. Ya te estoy repitiendo que somos parte de un grupo, y tomamos decisiones colectivas, cohesionadas por el análisis que nosotros hacemos, no por la incorporación a bloques de otros grupos parlamentarios…”

Ayer martes, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) rechazó la Reforma Hacendaria porque –afirmó–  forma parte de un mismo paquete acordado desde el Pacto por México para privatizar al sector energético. En conferencia de prensa, Martí Batres Guadarrama, presidente del movimiento, dijo que los legisladores que voten a favor de esta reforma avalarán también la iniciativa energética del Presidente Enrique Peña Nieto.

“La mal llamada Reforma Hacendaria, porque no es otra cosa que un aumento de impuestos, está creada para respaldar a la Reforma Energética. No es cierto que sea para impulsar un seguro de desempleo y pensión para adultos mayores. Esas dos acciones representan el 1% del presupuesto anual, entonces con un ligero ajuste se podría realizar sin necesidad de Reforma”, dijo.

El dirigente de Morena reiteró que el movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador rechaza el impuesto a las clases bajas y medias así como a las empresas.

LOS APOYOS

El Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, informó ayer que el primer punto acordado con PRD y GDF establece además que la pensión universal propuesta por el Ejecutivo federal no afectará programas similares en otras entidades federativas, incluyendo el del Gobierno del Distrito Federal.

En rueda de prensa, donde estuvo acompañado por los coordinadores parlamentarios del PRI y el PRD en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones y Silvano Aureoles, así como por Mancera, el funcionario anunció que se acordó que ningún espectáculo será gravado con el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Se convino establecer un fondo para compensar a las entidades federativas por los recursos que dejarán de percibir por la desaparición del régimen de pequeños contribuyentes (Repecos), el cual será sustituido por el Régimen de Incorporación propuesto por el Ejecutivo, como parte de la Reforma Hacendaria.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público anunció además que se acordó incluir a la Ciudad de México en el Fondo de Aportaciones para la Infrestructura Social (FAIS) y crear un fondo especial para la capital del país.

Como parte de los acuerdos, el Gobierno del Distrito Federal contará con un fondo de capitalidad para resarcir las afectaciones por marchas en la Ciudad de México.

Videgaray anunció que la Ciudad de México será incluida en el fondo de aportaciones para infraestructura, conocido como Ramo 33, asimismo, el Presupuesto incluirá un fondo especial para el DF, reconociéndolo como asiento de los poderes de la Unión.

“El reconocimiento de la Ciudad de México, a través de la creación de un fondo especial, es vital para el devenir de la capital”, dijo Mancera.

Durante su Primer Informe de Gobierno en la Asamblea Legislativa, el pasado 17 de septiembre, Mancera Espinosa solicitó que el fondo de capitalidad fuera empleado para cubrir las afectaciones generadas por las marchas y bloqueos pues, recordó, más de 60% de las manifestaciones en la capital tienen su origen en problemas federales.

En la tribuna de la Asamblea Legislativa del DF, precisó que en lo que en sus primeros de gestión han ocurrido más de 3 mil 270 manifestaciones, de las cuales 68% han sido por problemáticas “ajenas a la ciudad”.

Al 4 de octubre, los negocios cercanos al centro capitalino reportaban pérdidas por mil 150 millones de pesos por las marchas realizadas desde el 19 de agosto por integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), según cálculos de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México (Canaco).

El problema, de acuerdo con lo dicho en la reunión, quedó resuelto.