Según el documento de 2018, al que tuvo acceso Univisión Investiga, en junio de ese año Pemex recibió una notificación de la Secretaría de Economía en la que se le informaba que varios accionistas de Oro Negro habían pedido la intervención de un procedimiento de arbitraje contra el Gobierno mexicano en un tribunal internacional del Tratado de Libre Comercio.

Pemex respondió públicamente en un comunicado, negando las acusaciones de corrupción. Internamente, sin embargo, ordenó conservar los documentos y los contratos firmados con Oro Negro, inició una investigación y un mes después denunció ante la Fiscalía, dijo una fuente familiarizada con el proceso.

Por Peniley Ramírez y Gerardo Reyes 

Ciudad de México, 16 de octubre (Univisión).– El Gobierno mexicano sabía desde 2018 de las grabaciones secretas que en los últimos días han revelado Univisión y otros medios en relación con un panorama de corrupción y pago de sobornos en la petrolera estatal Pemex, según documentos obtenidos en exclusiva por esta cadena.

El 23 de julio de 2018, el apoderado legal de Pemex presentó una denuncia de hechos ante la Procuraduría General de la República, hoy Fiscalía General, en la que prácticamente reproduce las acusaciones de corrupción y supuestos pagos de sobornos que fueron presentadas por la ex contratista de plataformas marinas Oro Negro en un tribunal internacional este año.

“Estas graves acusaciones exigen, de parte de mis representadas, y del Estado mexicano, atención inmediata y prioritaria, razón por la cual se presenta esta denuncia y se exige a la Procuraduría General de la República una investigación a fondo de estos hechos”, escribió el apoderado legal de Pemex, Rodrigo Loustaunau.

Los resultados de las pesquisas no se conocen.

El ex Presidente Enrique Peña Nieto estaría implicado en la trama de sobornos que implicó la compra, por parte de Pemex, de una planta de fertilizantes. Foto: Presidencia

Después de 15 meses de radicadas en el sexenio de Enrique Peña Nieto y de continuar en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el expediente permanece en etapa “de integración”, es decir, de recopilación de datos para investigarse, explicaron fuentes del Gobierno que pidieron no ser identificadas.

El ex director jurídico de la petrolera, Jorge Kim, escribió en una carta a Univisión que él inició las denuncias.

“Desde el primer momento que recibí su denuncia (de Oro Negro) en la que acusaba la supuesta corrupción de funcionarios y ex funcionarios en Pemex, instruí se diera vista a las autoridades competentes para que se realizara la investigación correspondiente”, escribió Kim Villatoro, quien aseguró que había dado vista también a la Unidad de Responsabilidades de la petrolera.

El ex Secretario de Energía de México, Pedro Joaquín Coldwell, se mostró sorprendido al enterarse por Univisión de la existencia de esa denuncia de hechos, a pesar de que cuando se presentó él presidía el Consejo de Administración de Pemex.

Pedro Joaquín Coldwell, ex Secretario de Energía. Foto: Misael Valtierra, Cuartoscuro

En todos estos meses, explicó, ninguna autoridad lo ha llamado a declarar sobre el tema. “Ni tengo conocimiento de la denuncia que refiere ni tampoco he sido citado por autoridad alguna’’, dijo Coldwell. “Reitero una vez más que estoy limpio y no he incurrido en ninguna ilegalidad”.

Ni Pemex ni la Fiscalía General respondieron solicitudes de Univisión.

En esta imagen de febrero de 2013 se observa a Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato de petrolero, y Emilio Lozoya, ex director de Pemex. Foto: Iván Méndez, Cuartoscuro

Según el documento de 2018, en junio de ese año Pemex recibió una notificación de la Secretaría de Economía en la que se le informaba que varios accionistas de Oro Negro habían pedido la intervención de un procedimiento de arbitraje contra el Gobierno mexicano en un tribunal internacional del Tratado de Libre Comercio.

Pemex respondió públicamente en un comunicado, negando las acusaciones de corrupción. Internamente, sin embargo, ordenó conservar los documentos y los contratos firmados con Oro Negro, inició una investigación y un mes después denunció ante la Fiscalía, dijo una fuente familiarizada con el proceso.

La denuncia ante la Fiscalía explica que, de acuerdo con Oro Negro “de 2012 a 2017, funcionarios del Gobierno mexicano solicitaron sobornos a Oro Negro y a sus directivos y que ellos se negaron a pagar”.

Se trata de la denuncia central consignada este año en una demanda y un memorial de pruebas que la firma presentó ante el tribunal arbitral del Tratado de Libre Comercio en Canadá.

La denuncia de Pemex también reproduce el señalamiento de que “México tomó represalias contra Oro Negro, [lo] que finalmente la puso en quiebra”; que sus competidores han recibido un trato favorable de Pemex y que México tenía un sistema de “pagar para participar”. También reseña el alegato de que, como Oro Negro no participó en esto, lo que llevó a su desaparición.

Portada de la denuncia de hechos presentada por Pemex en 2018 sobre el caso de las grabaciones de la contratista Oro Negro. Foto: Univisión

La denuncia de 2018 ya hace alusión a las 26 horas de grabaciones de ex funcionarios de Pemex.

“Las grabaciones indican que funcionarios de los niveles más altos de las organizaciones políticas mexicanas, incluido un ex Secretario de Energía y el director de Pemex de 2012 a principios de 2016, a menudo solicitaron sobornos y tomaron represalias contra quienes se negaron a pagarles”.

El director de Pemex en ese periodo era Emilio Lozoya, quien está prófugo y tiene una orden de búsqueda internacional de Interpol, por otro caso de presunta corrupción.

El abogado de Lozoya en México, Javier Coello, dijo a Univisión que su cliente nunca ha sido requerido por esta denuncia de hechos, ni se ha mencionado Oro Negro en los casos judiciales que tiene abiertos el ex director de Pemex. Él considera que las grabaciones publicadas no tienen valor probatorio y que “negamos cualquier participación en el esquema de sobornos que alega Oro Negro”.

En la misma denuncia, Pemex solicitó que la Fiscalía entrevistara a los “supuestos accionistas” de Oro Negro, que habían presentado la demanda en el tribunal arbitral. También añade que la demanda de la contratista habla de supuestos actos de corrupción relativos a contratos de Oro Negro en Pemex, incluso antes de que se firmara el primer contrato de la compañía con la petrolera, “sin que exista alguna denuncia presentada ante cualquier autoridad por tales hechos”.

El ex Presidente Enrique Peña Nieto. Foto: Cuartoscuro

Pemex pidió a la Fiscalía que la considerara como “ofendida” en el caso y determinara si la petrolera debía recibir un pago por el supuesto daño patrimonial que causaron esos actos de corrupción.

Fuentes del Gobierno mexicano dijeron a Univisión que la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda ya investiga también el contenido de las grabaciones hechas en 2017 a ex ejecutivos de Pemex por detectives de Black Cube, una firma de inteligencia con base en Londres.

Una de las líneas de investigación, según una de las fuentes, será si se utilizaron pagos ilegales de contratistas de Pemex para financiar la campaña de Enrique Peña Nieto, como dice uno de los ex ejecutivos en una de las grabaciones. Peña Nieto no ha respondido a estas acusaciones.

Según la transcripción de las conversaciones aportadas al tribunal por Oro Negro, el veterano funcionario de Pemex, José Carlos Pacheco, afirmó que se llegaron a distribuir sobornos hasta de cinco millones de dólares para afianzar contratos y que las supuestas coimas se pagaban desde la dirección general hasta funcionarios de rango medio.

“Abajo pues habrá que permear también. Son cantidades menores”, dijo Pacheco, según los audios. Univisión no ha podido contactar a Pacheco.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE UNIVISIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.