Hoy, líderes del sindicato petrolero recibieron la renuncia al STPRM de Carlos Romero Deschamps, el priista que se mantuvo ahí durante 26 años. El también legislador federal estuvo cerca de los hombres más poderosos en las presidencias priistas y panistas, aún cuando petroleros mexicanos y otros agraviados lo han acusado permanentemente de corrupción y diversos abusos. Algunos de sus encuentros con quienes decidían la vida política y económica del país son célebres y quedaron grabados en video.

Ciudad de México, 16 de octubre (SinEmbargo).- Carlos Romero Deschamps fue un hombre del poder que departió la mesa y fiestas con otros como él: Diego Fernández de Cevallos; Carlos Lozano de la Torre, ex Gobernador de Aguascalientes; Mariano González Zarur, ex mandatario de Tlaxcala; el ex Presidente Enrique Peña Nieto; el Gobernador Alfredo del Mazo Maza; el ex Ministro Eduardo Medina Mora y el abogado Juan Collado Mocelo, quien fue aprehendido el 9 de julio, por mencionar algunos.

En 2017, cuando Romero Deschamps era Senador de la República, fue captado por un ciudadano en un lujoso restaurante de la Ciudad de México en compañía del ex candidato presidencial del Partido Acción Nacional (PAN), Fernández de Cevallos, quien ha sido relacionado con políticos tanto del Revolucionario Institucional como de otras fuerzas políticas.

En aquél momento el “líder vitalicio” del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) y el “Jefe” Diego fueron increpados por el ciudadano que les preguntó: “¿comieron bien, señores?”, a lo que Fernández de Cevallos contestó: “muy bien, muy bien”.

La respuesta de quien les interpeló fue inesperada tanto para Diego como para Romero Deschamps: “50 millones de mexicanos no, fíjese”, ante lo que Fernández de Cevallos reviró con un: “así es esto”.

“¿A cuál de los 50 millones de mexicanos pertenece, a los de acá o a los de allá?”, cuestionó Fernández de Cevallos a su interlocutor, quien contestó: “yo trabajo, fíjese, no he robado al país, gracias a Dios, ¿eh? Qué lástima me da. Pero qué bueno. Bonita vida. A ver el karma cómo le va. Muy bien con el señor Deschamps, usted (…) buen provecho (…) ojalá no se indigeste”, con lo que culminó el diálogo.

En fechas recientes, Romero Deschamps fue captado en la misma mesa que el ex Mandatario Peña Nieto y hasta el cantante español Julio Iglesias durante la boda de la hija del litigante, Juan Collado, quien está detenido en el Reclusorio Norte señalado por “su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita”.

En esa fotografía aparecen el priista Enrique Peña Nieto y personajes cercanos a él que hoy están o detenidos o denunciados ante la Fiscalía General de la República (FGR): Eduardo Medina Mora, ex Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); Juan Collado Mocelo, abogado de Peña Nieto, y el propio Carlos Romero Deschamps.

De acuerdo con la propia Fiscalía General de la República, Romero Deschamps se encontraba comiendo con Collado Mocelo cuando ocurrió la detención de quien también era su abogado. Las versiones destacan que el ahora ex líder petrolero pensó que iban por él y se tiró abajo de la mesa.

En el año 2000, Carlos Romero Deschamps fue acusado y hallado culpable por el desvío de mil millones de pesos del STPR para la campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa, el primer candidato del PRI que perdió una elección presidencial. Sin embargo, el entonces Presidente, Vicente Fox Quesada, no hizo nada y tanto Romero como Labastida quedaron libres de toda culpa.

Este miércoles, líderes del sindicato petrolero recibieron su renuncia al STPRM mientras afuera de la sede del sindicato de Pemex, trabajadores disidentes hicieron “una manifestación pública no sólo en contra de Romero Deschamps, sino también de 36 secretarios a nivel nacional”.