Después de su arresto, Altman admitió haber violado a la niña después de hablar con ella en Snapchat.

Editado por Pelayo Escandón 

Estados Unidos, 16 de octubre (Telemundo).– Un hombre en Florida fue detenido bajo sospecha de violar a una niña de 10 años que conoció en Snapchat. Austin Wyatt Altman, de 22 años, está acusado de viajar a un condado vecino para encontrarse con la niña después de hablar con ella a través de esta aplicación de redes sociales.

Según la oficina del Sheriff del condado de Pasco, Altman condujo al condado de Hernando para recoger a la niña de 10 años sin el consentimiento de sus padres el pasado sábado por la mañana, informa WFTS. El sospechoso es acusado de llevar a la niña de regreso a su casa en Spring Hill y violarla.

La Oficina del Sheriff del Condado de Hernando recibió un informe de una niña desaparecida y le dijo a los agentes de Pasco que creían que ella estaba con Altman.

Cuando un oficial de Pasco fue a la casa del sospechoso, supuestamente le dijo a la policía que no estaba con la niña y que no sabía quién era ella. Luego, los oficiales encontraron a la chica de 10 años en su habitación, según recoge el Tampa Bay Times.

Después de su arresto, Altman admitió haber violado a la niña después de hablar con ella en Snapchat. Los registros en línea muestran que Altman está detenido en el centro de Land O’Lakes sin derecho a fianza después de ser acusado de agresión sexual contra un menor e interferencia con la custodia.

También enfrenta un cargo de delito grave adicional por violación de la libertad condicional o control de la comunidad en relación con un delito de entrada forzada por el que fue arrestado en septiembre pasado.

A principios de este mes, un hombre de Virginia fue declarado culpable por un jurado en Florida de usar Snapchat para obligar a los niños a enviarle imágenes sexualmente explícitas.

Joseph Isaiah Woodson Jr., de 30 años, de Ashburn, fue declarado culpable de tres cargos de producción de pornografía infantil, distribución de pornografía infantil, envío de amenazas y conspiración después de usar la aplicación de redes sociales para explotar a los niños en línea.

El Departamento de Justicia dijo que Woodson pirateó las cuentas de Snapchat de su víctima después de pretender ser uno de sus amigos antes de exigir que le enviaran videos sexualmente explícitos e imágenes de sí mismos a través de la aplicación de mensajería Kik. Woodson se enfrenta a una condena mínima de 15 años en prisión y una máxima de 117 años cuando sea sentenciado el próximo 2 de diciembre.

Según el sitio web de Recursos Nacionales de Violación, Abuso e Incesto (RAINN), el 34 por ciento de las víctimas de agresión sexual y violación son menores de 12 años. En el año fiscal 2016, los Servicios de Protección Infantil encontraron pruebas sólidas que sugieren que más de 57 mil niños fueron víctimas de abuso sexual en los Estados Unidos.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Telemundo. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.