El chef Kenny Kuri explicó en entrevista a Mundano que COMEPAN surge gracias a la unión y el trabajo de destacados chefs panaderos que han creado lazos de amistad, además profesionales, a lo largo de varios años. La asociación busca que los panderos mexicanos se fortalezcan mediante la profesionalización del oficio para llevar a la panadería mexicana a ocupar un lugar relevante en la escena internacional con representantes que destaquen por su técnica, calidad de insumos empleados y creatividad.

Ciudad de México, 16 de octubre (SinEmbargo).- Conchas, bolillo, beso y pan de muerto son sólo algunas de las deliciosas piezas de pan que hay en México y que generalmente evocan momentos familiares o paticas acompañadas de un café o chocolate. El oficio de panadero tiene un valor social y cultural importante, forman parte de las tradiciones, por ejemplo con el pan de muerto o las roscas de reyes, y endulzan las mañanas de muchas personas, sin embargo, para el sector de la panadería formado por alrededor de 200 mil panaderos en México hacen falta herramientas de educación y formación que les permitan profesionalizar al gremio, con esto en mente nace el Colectivo Mexicano de Panaderos, A.C. (COMEPAN).

El chef Kenny Kuri explicó en entrevista a Mundano que COMEPAN surge gracias a la unión y el trabajo de destacados chefs panaderos que han creado lazos de amistad, además profesionales, a lo largo de varios años. “Nace la asociación como una suma de esfuerzos entre amigos para encontrar un espacio y tener un punto de encuentro en el cual compartir, ayudarnos, en el cual hacer que la panadería tenga una profesionalización a través de la educación y a través de mejores ingredientes, la mejor proveeduría, porque es necesario”, dijo Kuri.

“Ahora con la pandemia nos dimos cuenta que mucha gente empezó a hacer pan en casa y que mucha gente también lo veía como un negocio, al principio la gente toma los cursos como un tema de entretenimiento, para aprender algo nuevo, porque les llama la atención y después lo ven como una oportunidad de negocio. En la pandemia nacieron muchas panaderías chiquitas o muchas panaderías desde casa para hacer pan tanto para consumo propio como para venderlo, nosotros nos dimos cuenta de esto que ya tenemos años en la panadería, y creímos que era el mejor momento para unirnos mas y tener más herramientas para batir esta crisis que estamos atravesando y para ayudar a la gente que está iniciando o la que ya inició pero no sabe hacía dónde ir”, agregó el chef.

El pan de muerto es uno de las populares de nuestro país. Foto: Hilda Ríos, Cuartoscuro

COMEPAN es una una asociación civil fundada por Kenny Kury, presidente y director general; Carlos Ramírez Roure, vicepresidente; Irving Quiroz, secretario; Bernardo Flores, tesorero; y Paulina Herrera, presidenta del Comité del Comunicación, que busca que los panderos mexicanos se fortalezcan mediante la profesionalización del oficio para llevar a la panadería mexicana a ocupar un lugar relevante en la escena internacional con representantes que destaquen por su técnica, calidad de insumos empleados y creatividad.

PANADEROS MEXICANOS LOS MÁS HABILIDOSOS

El chef Kenny señaló que en México hay mucho talento y creatividad entre las personas que dedican a elaborar pan. “Los panaderos mexicanos, sin temor a equivocarme, son los más habilidosos que hay en el mundo, aparte la creatividad del mexicano siempre sale a relucir y en este caso tenemos más de 2 mil variedades de pan en toda la República, estamos hablando de una cantidad de panes impresionante”, afirmó.

Curí hizo mención de la falta de técnica ya que de cinco a diez variedades de masa diferentes se desprenden todas las piezas de pan. “Lo que necesitamos es que esas dos mil piezas de pan tengan personalidad propia cada uno, que no de la masa de concha saques 200 variedades sino que cada una tenga su propio proceso”, explicó el chef Kuri, que es una parte en lo que busca contribuir COMEPAN con la profesionalización de los panaderos.

Otro de los puntos que buscan es que brindar atención al tema salud y compartir la información con la que cuentan para crear panes de mejor calidad y más saludables para que la gente al final no terminé dejándolo de lado el pan por verlo como algo que no forma parte de una vida más sana.

BENEFICIOS DE COMEPAN

Las personas que lo deseen pueden formar parte de COMEPAN, desde los amantes de elaborar panes en casa, hasta estudiantes o panaderos ya experimentados y obtener beneficios como acceso total a su plataforma web, bolsa de trabajo, foros de discusión, acceso gratuito o con precio preferencial a cursos, seminarios y talleres; acceso al directorio de proveedores con descuentos e invitaciones a eventos de la industria, entre otros.

“Todo mundo puede entrar, si te gusta el pan o estás haciendo pan en casa y te quieres informar más o simplemente por curiosidad, lo puedes hacer, pero si también estás estudiando y quieres venir a este mundo de la panadería, porque no tenemos una escuela de panaderos, existen algunas que son de marcas propias entonces pierde un poco el sentido porque no puedes ser juez y parte, pero no hay ninguna profesionalización gubernamental ni privada para que la gente se pueda volver panadera. Aquí el tema de los oficios es así, tienes un oficio porque te lo heredó tu abuelo, tu papá, porque lo aprendiste”, contó el chef.

Entre los requisitos están ser mayor de edad, mexicano o extranjero que resida de manera permanente en México, ser estudiante, aficionado amateur, un profesional de la panadería o empresario panadero y tener gusto por la panadería. Los costos son de 360 pesos para estudiantes y 600 pesos para profesional o Amateur al año. Para consultar todos los requisitos y costos se puede escribir a [email protected] o en su Facebook: Colectivo de Panaderos Mexicanos AC.

CONOCIMIENTO Y DISCIPLINA

El oficio de panadero requiere de mucha disciplina, ya que es uno muy cansado que requiere de trabajar de noche o de madrugada, según el chef. “Mucho conocimiento técnico es muy importante, porque el tema del pan es que como trabajas con levaduras y son seres vivos todos los días te enfrentas a un problema nuevo, hay que tener mucho conocimiento técnico para poder sortear todos estos problemas del día a día y hay que tener mucha disciplina”, aseguró el egresado del Centro de Artes Culinarias Maricú.

Kenny agregó que requiere de mucha fortaleza y de no dejarse caer cuando se siente el cansancio, además de saber a dónde se quiere llegar. “Una cosa es ser panadero y otra es ser empresario y normalmente los panaderos siempre son empresarios porque es fácil, hasta cierto punto, emprender un negocio, así que sí hay que tener un conocimiento administrativo diría yo para que en un momento dado tengas posibilidad de hacer crecer tu negocio”, finalizó.