La OPEP mantuvo sus estimaciones de la demanda petrolera global para 2020 y 2021 prácticamente sin cambios, con 90.3 millones de barriles diarios (mbd) este año y de 96.8 mbd el que viene.

En el peor escenario, la OPEP previó que haya un superávit de hasta 200 mil barriles diarios en 2021.

Ciudad de México, 16 de octubre (SinEmbargo).- Organización de Países Exportadores de Petróleo  y sus aliados (OPEP+)  teme que una segunda ola de contagio de la COVID-19, sumado al aumento de la producción en Libia, empujen el mercado de petróleo al alza. Los analistas del grupo petrolero hicieron una revisión cautelosa debido a la ralentización de la recuperación económica tanto de los países industrializados como los menos desarrollados.

La OPEP y sus aliados, de acuerdo con un documento adquirido por Reuters observaron un “panorama más sombrío que el de hace un mes”.

Uno de los escenarios presentados por la OPEP incluyó un déficit en 2021 de 1.9 millones de barriles por día (bpd), menos que los 2.7 millones previstos en la reunión de septiembre. En el peor escenario, el documento planteó un superávit de hasta 200 mil barriles diarios en 2021.

Un panel de funcionarios de los productores de la OPEP+, llamado Comité Técnico Conjunto, consideró este el peor escenario durante una reunión mensual virtual el jueves. En septiembre, el panel no había visto un superávit en ninguno de sus pronósticos.

La OPEP anunció este martes que mantiene sus estimaciones de la demanda petrolera global para 2020 y 2021 prácticamente sin cambios, con 90.3 millones de barriles diarios (mbd) este año y de 96.8 mbd el que viene. Tras bajar la demanda en 2020 en 9.5 mbd, se prevé para el año próximo un rebote de 6.5 mbd, precisa el informe mensual del mercado petrolero de la OPEP, emitido en Viena.

El dato de 2021 es ligeramente más bajo -en unos 80 mil barriles diarios- que el estimado hace un mes por los expertos de la OPEP.

El documento observó que el superávit de producción petrolera podría amenazar los planes para reiniciar la producción de forma gradual, iniciados en abril de este año, desde los 1.9 millones de barriles diarios reducidos hasta añadir 2 millones hacia 2021.

PERSPECTIVAS PARA 2020 y 2021

En cuanto a las perspectivas económicas a nivel global, los expertos de la OPEP mantienen en el informe mensual de octubre su estimación de una contracción media del 4.1 por ciento.

Mientras, para 2021 los expertos del grupo ha revisado sus cálculos de recuperación en 0.1 puntos porcentuales, para dejarlo en un crecimiento estimado del 4.6 por ciento.

Principal impulsor de la recuperación global es China, que ha logrado controlar la pandemia y donde la economía no se contrae este año sino que crece un 2.0 por ciento, mientras que para 2021 prevé una subida del 6.9, destaca la OPEP.

Sin embargo, los analistas del grupo petrolero son cautelosos y advierten de que incluso en caso de surgir una vacuna contra la enfermedad, “el impacto de COVID-19 se sentirá a escala mayor de lo estimado previamente en 2021, ya que la economía global se sigue adaptando a la “nueva normalidad”.

-Con información de EFE