Estado Islámico reivindica el atentado contra mezquita chií; fueron dos suicidas

16/10/2021 - 2:15 am

Los atacantes usaron armas de fuego para disparar a la gente dentro de la mezquita, y después utilizaron dos explosivos para detonar el lugar.

Ciudad de México, 16 de octubre (AP/Europa Press).- El grupo extremista Estado Islámico se atribuyó la autoría de un atentado suicida que causó 47 muertos y decenas de heridos en una mezquita chií del sur de Afganistán.

La milicia radical explicó en un comunicado publicado el viernes en la noche en redes sociales que dos de sus miembros dispararon y mataron a los guardias de seguridad que custodiaban la entrada a la mezquita de Fatimiya, en la provincia de Kandahar.

Uno de los combatientes detonó sus explosivos a la entrada de la mezquita y el otro en el interior, agregó.

Los talibán han confirmado solo una detonación en la mezquita, pero testigos han indicado que se habían producido al menos dos, lo que ahora respaldaría la declaración del Estado Islámico, que asegura que se ha tratado de un doble atentado.

Testigos del atentado afirman la existencia de dos detonaciones dentro de la mezquita, a pesar de que el gobierno afgano ha confirmado una. Foto: Sidiqullah Khan, AP

La agencia noticiosa de EI, Amaq, identificó en un comunicado a los dos suicidas como Anas al-Khurasani y Abu Ali al-Baluchi, ambos de nacionalidad afgana.

El portavoz de la oficina política de los talibán, Mohammad Naeem, ha difundido a través de Twitter una declaración del Jefe de la Policía de Kandahar, en la que condena de manera “enérgica” lo sucedido, y ha mandado el pésame a las familias de las víctimas.

Naeem ha afirmado que la gente de la zona pidió a los talibán armas “para que ellos mismos vigilaran su mezquita”, a lo que estos accedieron. Sin embargo, “desafortunadamente no han podido (defender la mezquita), así que en el futuro asignaremos grupos especiales para proteger lugares como este”, ha avanzado.

El atentado se produjo a una semana de otro similar reivindicado por la filial local de EI que dejó 46 fallecidos en una mezquita chií del norte, y elevó el temor a que el grupo — enemigo tanto del Talibán como de Occidente — esté ampliando su presencia en Afganistán.

El ataque del viernes fue el más letal registrado en el país desde la dramática retirada de Estados Unidos, que permitió a los talibanes tomar el control de la capital, Kabul. Además, fue el primer gran atentado de EI en el sur.

La milicia suele atacar en su bastión en el este, pero recientemente ha mostrado signos de expansión con acciones en el norte y en Kabul.

Estos atentados ponen en duda la capacidad del Talibán para contrarrestar la creciente amenaza que supone Estado Islámico.

Los talibanes se han comprometido a restaurar la paz y la seguridad tras décadas de guerra y dieron garantías a Estados Unidos de que no permitirán que Afganistán se utilice como base para perpetrar ataques extremistas contra otros países.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas