Alexia, Tasi y su perro Rocky, descubren que tienen poderes mágicos para hacer ligera la tristeza y ayudar a los demás. Acompañados por el experimentado entrenador de emociones, la gaviota Florestán, cada noche vivirán divertidos retos.

Elsa Punset, referente en el ámbito de la inteligencia emocional, creó una colección para que toda la familia tenga pistas y recursos para gestionar las emociones: ponerles nombre, calmarlas o transformarlas.

Ciudad de México, 16 de noviembre (SinEmbargo).- Saber gestionar nuestras emociones no siempre es fácil, especialmente para los más pequeños. Educar con inteligencia emocional es esencial para ayudar a las niñas y los niños a mejorar sus relaciones, superar los problemas cotidianos y tomar mejores decisiones.

Los Atrevidos, Alexia, Tasi y su perro Rocky, descubren que tienen poderes mágicos para hacer ligera la tristeza y ayudar a los demás. Acompañados por el experimentado entrenador de emociones, la gaviota Florestán, se enfrentarán cada noche a divertidos retos. A través de sus aventuras aprenderemos a gestionar nuestras emociones: ponerles nombre, calmarlas o transformarlas.

Elsa Punset, referente en el ámbito de la inteligencia emocional, ha creado la colección «El taller de emociones», para que toda la familia tenga algunas pistas y recursos para gestionar las emociones, algo imprescindible para crecer feliz.

A continuación, SinEmbargo comparte, en exclusiva para sus lectores, un fragmento del libro Los Atrevidos en el país de los unicornios, de Elsa Punset, por cortesía otorgada bajo el permiso de Penguin Random House.

***