En un Walmart de Durango, por ejemplo, una pantalla LED de 32 pulgadas marca Samsung tenía un precio de 3. 78 pesos, cuando en realidad costaba 3 mil 780. Por lo que los clientes que se percataron del error, no dudaron en exigir se les respetara el precio indicado en la etiqueta, máxime porque en el establecimiento se encontraban verificadores de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Ciudad de México, 16 de noviembre (SinEmbargo).- Un punto o una coma en el lugar incorrecto puede desembocar en un error muy caro, sobre todo si se trata de un precio durante El Buen Fin.

Y es que, como ya se ha vuelto una costumbre, empleados de tiendas departamentales han errado a la hora de colocar signos en los precios de algunos artículos en vísperas de la jornada de promociones y descuentos.

Este año no ha sido la excepción, pues en lo que va de El Buen Fin, al menos dos tiendas han tenido que respetar las “ofertas” que aparecen en sus etiquetados.

En vez de colocar una coma, colocaron un punto. Foto: Especial.

En un Walmart de Durango, por ejemplo, una pantalla LED de 32 pulgadas marca Samsung tenía un precio de 3. 78 pesos, cuando en realidad costaba 3 mil 780. Por lo que los clientes que se percataron del error, no dudaron en exigir se les respetara el precio indicado en la etiqueta, máxime porque en el establecimiento se encontraban verificadores de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Además, uno de los consumidores intentó llevarse 10 televisores, pero los términos y condiciones de la promoción se lo impidieron.

Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Profeco, explicó que los compradores solicitaron la intervención de dicho organismo porque el establecimiento pretendía cerrar y las pantallas quedaron dentro de la tienda. Finalmente lograron respetar la compra.

“Tuvimos la primera conciliación el día de ayer (miércoles), a las 04:00 de la mañana, sobre siete megapantallas que la tienda dio por cerrada la promoción cuando estaban adentro todavía los consumidores”, expuso a medios.

De igual forma, otra tienda de la misma cadena, pero en la Ciudad de México también fue víctima de la errónea colocación de los signos en sus etiquetados. Se trata del Walmart Cuitláhuac, ubicado en la avenida Eje 3 Norte, en la Alcaldía Azcapotzalco, que, dicho sea de paso, no participa en El Buen Fin. La tienda tuvo que vender siete pantallas de 75 pulgadas a un precio de dos mil 400 pesos, cuando el precio ascendía a los 24 mil.

La pantalla LG tenía un precio de 24 mil 988. Foto: Especial.

Mas no fue todo, esa misma sucursal no tuvo más opción que vender nueve consolas PSP4 a un menor precio por errores en el etiquetado, aunque no se reveló a suma de dinero.

El Buen Fin permanecerá hasta el último minuto de este lunes 18 de noviembre.