Ciudad de México, 16 de diciembre (SinEmbargo).– Luego de que la organización Transparencia Internacional ubicara a México en el lugar 106 de los 177 países más corruptos y de que lo calificara con 34 puntos en una escala del 0 [sumamente corrupto] al 100 [muy transparente], de acuerdo con su Índice de Percepción de la Corrupción (CPI), la revista Forbes dio a conocer una lista de los que considera los 10 mexicanos más corruptos.

En esta lista, dada a conocer hoy, ubica a la ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, quien fue detenida en febrero por presuntamente malversar 200 millones de dólares de los fondos sindicales del magisterio para pagar “su lujoso estilo de vida”.

“Ella es conocida por sus bolsas Hermes de 5 mil dólares y por costosas cirugías plásticas en clínicas de California. Tres residencias vinculadas a Gordillo se han identificado en California. La principal, donde la profesora ahora presa pasó la mayor parte del tiempo es una casa de 4.7 millones de dólares”, publica la revista.

A Elba Esther, le sigue en la lista el líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, el Senador Carlos Romero Deschamps, “uno de los más connotados miembros del PRI siempre sospechoso de tráfico de influencias para el beneficio personal”.

“Paulina Romero, su hija, presume en Facebook sus viajes alrededor del mundo en aviones privados –acompañada de sus tres bulldogs ingleses Keiko, Boli y Morgancita- sus viajes en yates, comidas en restaurantes y luciendo bolsos Hermes de 12 mil dólares. Su hermano maneja una edición limitada de un Enzo Ferrari  color rojo de dos millones de dólares, un regalo de su padre, cuyo sueldo mensual es de mil 864 dólares”, denuncia la publicación.

Siguen en el conteo, Raúl Salinas de Gortari “en gran parte responsable de la destrucción del legado presidencial de su hermano Carlos Salinas de Gortari al convertirse en un símbolo de la corrupción e impunidad”.

Forbes también señala entre los 10 más corruptos al ex Secretario de Seguridad Pública en la administración del ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa, Genaro García Luna. “Su mandato [frente a la SSP] se caracterizó por un exceso de gasto para la auto-promoción y escándalos de abusos de poder denunciados por la prensa mexicana”.

Andrés Granier, ex Gobernador de Tabasco, también es ubicado en esta lista. El ex mandatario priista fue detenido en junio pasado por los cargos de malversación de fondos, evasión de impuestos, corrupción y lavado de dinero.

Le sigue Tomás Yarrington, ex Gobernador de Tamaulipas. El también priista fue acusado por a principios de este mes en Texas por crimen organizado y lavado de dinero. De acuerdo con la acusación, Yarrington obtuvo sobornos de grupos del crimen organizado para dejarlos operar libremente en la entidad.

Humberto Moreira es uno de los señalados como los más corruptos en México. Durante en su gobierno en Coahuila la deuda estatal aumentó “en más de un centenar de veces, pasando de 200 millones de dólares a 35 mil millones”, lo que representó la peor crisis financiera en la historia del estado.

Otro ex Gobernador priista sigue en el conteo. En la administración de Fidel Herrera, dice la revista, las actividades delictivas de Los Zetas prosperaron en Veracruz.

El también miembro del Revolucionario Institucional, Arturo Montiel, tío del Presidente Enrique Peña Nieto es enlistado tras el escándalo mediático que protagonizó luego de que su esposa Maude Versini lo acusara de manipular la justicia para impedirle ver a sus tres hijos, de quienes la francesa tiene la custodia. Montiel es ex Gobernador del Estado de México,

La última en el conteo, es la panista Alejandra Sota, portavoz del ex Presidente Felipe Calderón. A ella se le investiga en México por presunta malversación de fondos y tráfico de influencias para beneficiar a sus amigos y ex compañeros de clases con contratos del gobierno.