En conferencia de prensa, el Presidente de México repitió que el acuerdo es benéfico para las tres naciones y repitió que el T-MEC da “mucha certidumbre” y confianza, pues “hay condiciones inmejorables para que se invierta en México”. Recalcó que es un tratado que traerá bienestar, sobre todo al sector laboral mexicano.

El Mandatario afirmó que ya ha tenido comunicación con el Primer Ministro canadiense y refirió que el Parlamento canadiense no ha votado el T-MEC debido a un asunto de práctica parlamentaria.

Ciudad de México, 17 de enero (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador agradeció a los funcionarios de la Administración anterior que colaboraron, en su momento en las negociaciones del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y afirmó que ha hablado con el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, sobre la firma en aquél país.

“Quiero agradecerle a los Legisladores de Estados Unidos, los de la Cámara de Representantes, Diputados, a los Senadores, por confiar en esta opción de comercio libre entre las tres naciones y también agradecerles por confiar en México”, dijo y afirmó que el Presidente Donald Trump ayudó a consolidar el acuerdo.

El acuerdo es benéfico para las tres naciones, argumentó y repitió que el T-MEC da “mucha certidumbre” y confianza, pues “hay condiciones inmejorables para que se invierta en México”. Recalcó que es un tratado que traerá bienestar, sobre todo al sector laboral mexicano.

Ayer, el Senado estadounidense avaló, con 10 votos en contra y 89 a favor, el acuerdo con lo que quedó diezmado el conflicto comercial entre las tres naciones norteamericanas y se encaminan a la implementación de normas, sobre todo en el caso de México, en materia laboral, de producción y exportación.

El Mandatario destacó que reitera su agradecimiento por el “trato respetuoso” del Presidente Trump para con México y en el plano personal.

Extendió más agradecimientos al equipo de negociación y destacó que el diálogo sobre el T-MEC no inició con su Administración, a la que tal vez le tocó la “parte más complicada”. Destacó la participación del Canciller Marcelo Ebrard, el Subsecretario Jesús Seade, La Secretaria Graciela Márquez y la Embajadora Alicia Bárcena.

El tabasqueño afirmó que ya ha tenido comunicación con el Primer Ministro canadiense, el último de los tres países que falta por ratificar el acuerdo comercial. Refirió que el Parlamento canadiense no ha votado el T-MEC debido a una situación particular, por lo que “va a llevar un poco de tiempo”, pero es un asunto de práctica parlamentaria.

Destacó que la oposición al Tratado en Canadá tiene una oposición que no es significativa, por lo que esperó que no haya conflicto con la ratificación.

“Este tratado es el segundo más votado por el Congreso estadounidense”, dijo el Presidente López Obrador. El anterior que tuvo mayor aprobación por la Cámara Alta fue el que firmó el país con Israel, por lo que confirmó que “hay mucha esperanza en mantener la relación de cooperación en los tres países y de manera especial, mantener una buena relación de México con los Estados Unidos”.

El empresariado mexicano está contento con la resolución del T-MEC y la supresión de los conflictos arancelarios. Además informó que se ha reunido con representantes del sector empresarial nacional, quienes le han confirmado que el Tratado es una buena noticia para las inversiones.

En un mensaje en redes sociales, emitido después de la votación en el Senado estadounidense, el Presidente celebró la ratificación del T-MEC por el Senado estadounidense.

“Con esto ya se termina una fase, una etapa importante”, afirmó y dijo que en el Gobierno de Estados Unidos ya está aprobado el acuerdo comercial. “El tratado va a significar más confianza para la llegada de inversiones, para que se instalen empresas, que haya trabajo con buenos salarios, que haya bienestar para nuestro país y para su pueblo”, destacó.

El Mandatario mexicano pronosticó que en el Parlamento canadiense es el siguiente paso a seguir para el T-MEC y su entrada en vigor. Citó que los pronósticos prevén una rápida aprobación en el tercer país.