Aparte de las famosas perseidas y gemínidas, este año nos ofrecerá muchos otros espectáculos celestes.

Ciudad de México, 17 de enero (RT).- Este año regalará a la Tierra espectaculares eventos celestes en forma de una variedad de lluvias de meteoros. Entre ellas se destacan las perseidas, la lluvia de meteoros más popular, que alcanza su punto máximo en agosto y se observa de manera más óptima desde el hemisferio norte.

Las gemínidas suelen ser la lluvia de meteoros más fuerte del año, a menudo brillantes e intensamente coloreadas, que también se observan mejor en el hemisferio norte que en el sur, según la Sociedad Americana de Meteoritos.

De acuerdo con la NASA, lo que distingue a las gemínidas de otras lluvias de meteoritos es que éstas serían escombros de una ruptura o colisión sucedida hace muchos años, mientras que los otros eventos de este tipo surgen de meteoritos arrojados por cometas en cuanto sus órbitas llegan al Sol.

La más temprana lluvia de meteoros, las líridas, tendrá lugar en abril y puede producir un fenómeno llamado “bolas de fuego”. Son meteoritos de velocidad alta que deben su nombre a la constelación de Lyra, el radiante del que parecen originarse.

Las siguientes lluvias son las más fáciles de observar y muestran la mayor actividad, aunque la calidad de observación depende de las condiciones climáticas y de las fases de la Luna.

 

Las siguientes lluvias son las más fáciles de observar y muestran la mayor actividad. Imagen: RT

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.